Home / Crimen organizado / ANIVERSARIO DE LA MASACRE EN VIA D’AMELIO, DI MATTEO: “AMOR POR LA PATRIA Y POR LA VERDAD”

ANIVERSARIO DE LA MASACRE EN VIA D’AMELIO, DI MATTEO: “AMOR POR LA PATRIA Y POR LA VERDAD”

Por Antimafiaduemila

ANIVERSARIO DE LA MASACRE EN VIA D’AMELIO, DI MATTEO:

                        “AMOR POR LA PATRIA Y POR LA VERDAD”

de AMDuemila –
Video – 20 de julio del 2017

Grandes emociones se vivieron en el aniversario de la masacre de Via D’Amelio, cuando algunos familiares de las víctimas del atentado y de muchos otros asesinatos de la mafia, en voz alta desde el escenario, pidieron verdad y justicia. Voces de padres, madres, hermanos, hermanas y sobrinos que compartieron sus historias trágicas y dieron testimonio de la verdad negada. Historias que, como dijo el fiscal nacional antimafia Antonino Di Matteo, al final de las intervenciones, están unidas por un solo hilo. Publicamos la transcripción completa de su discurso.

“Siempre me produce una emoción especial hablar en este lugar, mi intervención no estaba prevista, pero cuando Salvatore me lo pidió no he dudado un momento, ya que siempre es una buena oportunidad volver a hablar con ustedes que representan a la parte de nuestro país que sigue creyendo en la verdadera justicia, en la verdad, porque realmente aman a nuestra Constitución. En el día de hoy, a pesar de que ya sabía muchas de las cosas dichas por los familiares de las víctimas, he escuchado no sólo con gran cuidado, sino también con mucha emoción y con pasión, porque es cierto que el juez en el momento de la evaluación debe ser frío y distante, pero no cuando debe llevar a cabo la investigación”

“Todo lo que se ha dicho me ha impresionado mucho y me ha dado nuevos estímulos. Me hizo pensar que, en el fondo, todas las historias de las tantas víctimas de la mafia, y no sólo de la mafia, y de los muchos acontecimientos que marcaron la historia de nuestro país están unidas por un solo hilo”.

“Es sorprendente escuchar nuevamente, de boca de aquellos que han sufrido en primera persona el dolor por la muerte de un familiar y entender, tomando en forma conjunta los atentados del ’92 y ’93, el homicidio de Manca, el asesinato de Caccia, el de Mormile y tantas otras historias, cómo el hilo conductor es único. Y la causa por la cual las víctimas fueron eliminadas es porque se oponían a la relación de connivencia o relación ilegal, entre el poder institucional, los políticos y el mundo de los negocios”.

“Todos debemos recuperar esta visión de conjunto”.

“Nunca dejo de agradecer a los maestros y directores que le hablan de legalidad a los niños, pero quiero decirles que transmitan no sólo el recuerdo de héroes como Falcone, Borsellino, Chinnici, Cassarà y todos los demás: traten, sobre todo, de estimular a los jóvenes a que entiendan lo que hay detrás de los acontecimientos de la vida y de la muerte. Busquen que se apasionen, cada uno desde su propio lugar, con la verdad, tratando de entender que ésta no puede ser parcial porque de lo contrario sigue siendo una verdad negada. Traten de que entiendan cómo se manifiesta la hipocresía, la mera retórica institucional y donde en realidad es verdaderamente querida la verdad y la justicia.”

“En los últimos años estamos viviendo un momento particularmente difícil en nuestro país y no sólo son difíciles los momentos marcados por las bombas. Es igualmente difícil el momento en que gran parte de la política, de los que gobiernan el sistema de medios de comunicación y, por desgracia y como consecuencia, el público, quiere archivar los eventos de los que hablamos hoy porque tiene miedo de que surjan verdades incómodas. Porque tienen miedo que si surgen aspectos de responsabilidad penal, o al menos moral, en sectores de las instituciones o del Estado, pueda disminuir la confianza pública hacia los mismos. Creo que es justo lo contrario: un Estado es fuerte, creíble y merece el respeto de todos los ciudadanos cuando no tiene miedo de sacar a la luz ciertas situaciones escabrosas”.

“Les pido esto: sigan interesándose y apasionándose con la búsqueda de la verdad y de la justicia, incluso criticando a las instituciones, al poder judicial, a los órganos de la policía judicial, que en primera instancia son los que deben buscar la verdad. Dije la otra noche en una conferencia que en los últimos años la búsqueda de la verdad sobre las masacres y los magnicidios se ha descargado o se ha mantenido en los hombros de unos pocos jueces y de unos pocos investigadores. Porque las prioridades, en términos de acción política, judicial y de lucha contra la delincuencia son otras.”

“Todo sigue siendo importante: la represión de la delincuencia común, la represión y la prevención del terrorismo, la represión de los fenómenos derivados de la migración y la trata de seres humanos. Pero no podemos olvidar, y ustedes, familiares de las víctimas de la mafia siempre lo recuerdan, que detrás de cada una de estas historias se encuentra un pedazo de la historia de nuestro país que no podemos eliminar.” dimateo1

“En los últimos años hemos hecho un gran progreso, pero a pesar de este progreso, no podemos permanecer sólo con la satisfacción de haberlo provocado, debe ser la base para seguir avanzando. Antes hemos escuchado a Ferdinando Imposimato, un hombre enamorado de la Constitución y de la Justicia. Más allá de la emoción que como padre de familia me ha causado su apelación final a los intereses de los jóvenes, quiero decir que el drama de los pocos que seguimos haciendo frente a estas cosas, y que vamos a seguir haciéndolo en cualquier oficina, es que nuestro trabajo es visto como el resultado de la mente casi desviada de jueces politizados, cazadores de fantasmas que no adhieren al criterio según el cual el proceso debe tramitar sólo cuando se está seguro de la condena. Mientras tanto, y siempre respetando la ley, seguiremos buscando la verdad de los hechos en las investigaciones y en los procesos. ¡Los procesos siguen su curso pero los hechos deben salir a la luz!”

“Desde este punto de vista creo que del éxito de la lucha contra el sistema mafioso dependerá el futuro de la democracia en Italia. No es tolerable que sistemáticamente la democracia esté sustancialmente comprometida por la existencia de poderes que se desvían del deber institucional. Esta lucha sólo puede comenzar desde los ciudadanos como ustedes, porque no importa cuántos somos en esta plaza, lo que importa es que cuando regresen a su lugar sepan que la lucha contra el sistema criminal debe comenzar en cada uno de ustedes. Una lucha que tiene que empezar desde el interés de los jóvenes por conocer las verdades laberínticas, por leer las sentencias que se dictan, por las intercepciones, las declaraciones de los arrepentidos, sin disminuir el valor de lo realizado diciendo que nunca sabremos la verdad, porque a veces la verdad sale a la luz. Es tarea de todos y en primer lugar de la política y las instituciones, profundizar la búsqueda. No deben ser sólo promesas del 23 de mayo y del 19 de julio los dichos de los funcionarios que parecen despertar sólo durante estas conmemoraciones, sino convertirse en el trabajo diario de cada uno de nosotros. Eso es lo que espero para las víctimas de la mafia, para todos los ciudadanos italianos y para mí, antes que como juez, como ciudadano enamorado de mi país que no se resigna a una situación de indiferencia ante estos problemas”.

“Gracias a todos los que han organizado y participado de este acto porque han puesto amor, amor por su patria, por su gente, por sus muertos y por la memoria de aquellos que sacrificaron sus vidas por los valores en los que creían y por nuestra Constitución. Gracias de corazón”.

 

Foto © Emanuele Di Stefano