Home / Información regional / ANTIMAFIA EN PARAGUAY, A TRES AÑOS DEL CRIMEN DE PABLO MEDINA
pytapapablo

ANTIMAFIA EN PARAGUAY, A TRES AÑOS DEL CRIMEN DE PABLO MEDINA

Por Jean Georges Almendras

ANTIMAFIA EN PARAGUAY, A TRES AÑOS DEL CRIMEN DE PABLO MEDINA

    Por Jean  Georges Almendras-Enviado especial al Paraguay-10 de 0ctubre de 2017

 

En seis días se iniciará el juicio oral al ex intendente de Ypehú Vilmar “Neneco” Acosta, en el Palacio de Justicia de la ciudad de Asunción. Esta ansiada instancia judicial se llevará a cabo el 16 de octubre. Por ironía o por destino, el mismo día, pero de hace tres años,  dieron muerte a Pablo Medina y a su asistente Antonia Almada, en un apartado camino rural del balneario Igatimi, distante unos 50 kilómetros de la ciudad de Curuguaty. Para esta jornada además, se ha previsto, no solo una concentración a las puertas mismas del Palacio de Justicia(a las 8 de la mañana) en apoyo a la familia Medina, sino además un evento en el que se presentará el documental “Pablo”, realización de Antimafia Dos Mil, en el Centro Cultural de la República Cabildo ( a la hora 18) oportunidad en la que harán uso de la palabra personalidades del sistema político, de la Iglesia Católica, del Sindicato de Periodistas del Paraguay, periodistas de Antimafia Dos Mil, una dirigente del Colegio de Abogados, integrantes del Movimiento Cultural Our Voice (Nuestra Voz) y el director de Antimafia Duemila, Giorgio Bongiovanni, desde Italia ,vía Skype.

Con la misión de informar a nuestros lectores, sobre todas las instancias del inicio del juicio oral a Vilmar Acosta, sindicado por la Fiscalía como coautor intelectual del doble crimen, un equipo de Antimafia Dos Mil y un integrante de Our Voice  (de Uruguay) Diego Grachot, nos constituimos en la ciudad de Asunción, capital del Paraguay.

Las  coberturas del juicio, como todo lo concerniente a los actos previstos por el tercer aniversario del doble asesinato , organizados por Antimafia y otras entidades , estarán en nuestro banner sobre Pablo Medina, contando para ello con el invalorable apoyo de integrantes de la redacción de Antimafia de Paraguay, cuyo director es el Fiscal Jorge Figueredo, y otros  redactores de la publicación, sumándose en el trabajo el periodista y dirigente de Our Voice, Matías Guffanti, secundado por  Alba Lucero Cristaldo.

Cabe consignar que de la concentración  prevista, habrán de participar, además de público en general, estudiantes universitarios y secundarios y periodistas paraguayos, como así también  integrantes de Our Voice de diferentes regiones de la Argentina, haciéndose igualmente presentes periodistas de Antimafia y comunicadores de las regiones de Santa Cruz, de Córdoba y de la ciudad de Campana y ciudadanos argentinos, lectores de nuestras publicaciones.

Debemos recordar que en noviembre del año 2014, a un mes exacto de cometerse este infame  atentado contra Pablo Medina y Antonia Almada, periodistas de las redacciones de Antimafia Italia, Uruguay, Paraguay y Argentina realizaron una movilización de denuncia en la Plaza de la Democracia, encabezada por el fundador y director de nuestra publicación Giorgio Bongiovanni.

Desde ese momento a la fecha, los integrantes de las familias Medina y  Almada  vivieron diversidad de situaciones que fueron en paralelo con la situación de los involucrados. Recién bastantes meses después del 16 de octubre dieron captura al ex intendente Acosta, en el Brasil, siendo finalmente extraditado al Paraguay después de no pocas trabas impuestas por sus abogados defensores, obviamente, buscando su impunidad. Sus dos cómplices, que oficiaron de sicarios, permanecieron prófugos. Uno de ellos finalmente fue capturado recién el año pasado, también en el Brasil, en donde todavía se viene tramitando su extradición, tomando en cuenta que primero debe cumplir allí una pena por haber agredido a su pareja. El otro sicario continúa prófugo.

En cuanto a las vicisitudes de las familias de las víctimas se destaca su constante pedido de justicia que se hizo extensible en el ámbito del periodismo nacional y en el nuestro, obviamente, porque Medina era uno de nuestros colaboradores de nuestras publicaciones. Por otra parte, los hijos adolescentes de Pablo Medina y su esposa continuaron residiendo en Curuguaty superando el difícil trance con estoicidad admirable. La hija mayor de Medina junto a su familia, igualmente siguió transitando su vida, con el mismo deseo de justicia. En el seno de los hermanos del periodista y de sus familiares cercanos la situación de angustia y de rabia frente a lo acontecido  alcanzó niveles dramáticos y trágicos. Primero, porque no hay que olvidar que los padres de Pablo sufrieron  la pérdida de tres hijos en manos del narcotráfico, y segundo porque a poco del trágico hecho, se produjo el deceso de la mama del periodista. Actualmente su esposo, don Pablo Medina, junto a sus dos hijos, Francisco y Gaspar, junto al resto de los familiares de Pablo, siguen luchando para que se haga justicia.

El  crimen del periodista, además de enlutar el núcleo familiar que conformaba con su esposa y sus dos hijos adolescentes, como se sabe, trajo consigo la muerte de su asistente, quien se encontraba junto a Pablo al momento de ser atacado por los sicarios del narcotráfico de la zona. Antonia Almada fue alcanzada por los proyectiles de las armas que empuñaban los sicarios, no así una hermana suya que se encontraba junto a ellos en la camioneta en la que fueron emboscados cruelmente. En consecuencia, la sobreviviente al ataque se transformó desde ese momento en una testigo protegida por las autoridades  y su familia, como la de Medina, debió sobrellevar esa pérdida con dolor y un deseo de justicia a la par del de la familia Medina. py1 

En el marco de nuestra presencia en la ciudad de Asunción, para dar cobertura al caso Pablo Medina,  tuvimos la oportunidad de iniciar en la víspera una ronda de contactos con medios de prensa locales y gremios del periodismo, y de estudiantes universitarios y secundarios para promover su participación, no solo en la Plaza frente al Palacio de Justicia, sino además en el Centro Cultural de la República Cabildo, donde exhibiremos el documental “Pablo”.

En la noche de la víspera, por ejemplo, mantuvimos junto a Diego Grachot (del movimiento internacional Our Voice “Nuestra Voz” representante de Uruguay) y los redactores Jorge Figueredo y Omar Cristaldo, un encuentro muy sustancioso y particular con un grupo de estudiantes que venían ocupando un centro de enseñanza universitario del centro de la capital. Se trata del histórico edificio de la Facultad de Derecho  (ubicado en el cruce de las calles Yegros y Mariscal Estigarribia)  donde días atrás fue escenario de incidentes entre estudiantes que no participaban de la medida de ocupación resuelta por unos 52 estudiantes que anteriormente habían sido expulsados del padrón electoral por estar en desacuerdo con lineamientos que adoptaron el resto de los estudiantes influenciados o politizados por el oficialismo. Esta situación generó un conflicto estudiantil de proporciones  que derivó en la expulsión del grupo de estudiantes que no estaban de acuerdo con los beneficios otorgados a los partidarios del gobierno. En tal sentido, los estudiantes ocupantes, que reclaman justicia frente a esta expulsión del electorado y que además luchan para que el Estado de forma a una Facultad de Ciencias Políticas y Sociales, con la autonomía que merecen, reclamando además respeto y mejoras importantes en la educación universitaria, en los últimos días fueron víctimas de atentados por parte de estudiantes que disienten con ellos, llegándose a utilizar bombas caseras , insultos y ataques físicos, generando un clima de violencia inusitado.

py2

En la noche de la víspera, los estudiantes en misión de ocupar su centro de estudios, demostrando convicción en sus ideas y proyectos, y reivindicaciones, agradecieron a un importante grupo de estudiantes que los apoyaron en su medida desde la vereda y en la oportunidad dialogaron con integrantes de Antimafia y de Our Voice, oportunidad en que nosotros coincidimos íntegramente con ellos, en su lucha y en sus planteamientos educativos, al tiempo que de su parte convocaron a los jóvenes presentes en la vía pública, a tomar participación de la próxima movilización frente al Palacio de Justicia, en apoyo a la causa del periodista Pablo Medina. Si bien el encuentro se desarrolló en un clima pacifico, en la acera opuesta se encontraban apostadas fuerzas policiales de choque, se estima en actitud preventiva, aunque se pudo saber que cuando los estudiantes ocupantes fueron objeto de los atentados, las fuerzas policiales no se hicieron presentes.

 

——-

Foto portada: www.nodal.ar

Foto 2 y 3: Diego Grachot