Home / Crimen organizado / ASÍ SE PROCLAMA “SALVADOR” MESSINA DENARO
mateo1

ASÍ SE PROCLAMA “SALVADOR” MESSINA DENARO

Por Giorgio Bongiovanni

ASÍ SE PROCLAMA “SALVADOR” MESSINA DENARO

El relato anómalo del ex jefe mafioso del barrio de Bagheria, Lo Piparo

Por Giorgio Bongiovanni – 23 de Agosto de 2016

¿El jefe mafioso Matteo Messina Denaro es un “magnánimo salvador” de vidas humanas? Si se le hiciera caso a lo que ha dicho el ex jefe mafioso de Bagheria, Salvatore Lo Piparo, quien se arrepintió hace un par de años, parecería ser que sí. Sus declaraciones han sido publicadas por algunas páginas de internet que refieren que el colaborador de justicia habría hecho saber que, en el año 2014, el súper prófugo de Castelvetrano le habría “salvado” la vida al Fiscal de Palermo, Antonino Di Matteo y también al Senador Giuseppe Lumia.

Estas noticias Lo Piparo no las habría obtenido directamente del escurridizo Messina Denaro sino del hermano de Maria Mesi (mujer que tuvo una relación con el jefe mafioso trapanés), Francesco Mesi.

Sus declaraciones fueron asentadas en un expediente por los investigadores judiciales quienes se han dedicado, precisamente en Bagheria, a dar la caza en repetidas ocasiones a Messina Denaro. El ex jefe mafioso de dicha localidad ha dicho que en una ocasión, mientras se encontraba con Mesi, había encontrado un par de cámaras de video: “… le dije Francè, mira que aquí hay una cámara de video… se acercó, dijo ‘me muero’, dijo, ‘es cierto es una cámara de video’.” Fue en ese momento que Mesi, quien ya se encontraba bajo observación de los investigadores, le habría dicho a Lo Piparo: “le buscan a ese (refiriéndose a Messina Denaro)… pero mira que ese está en América. Quedé atónito”.

Y en esa misma oportunidad habría hablado además de Di Matteo y de Lumia: “le tendrían que agradecer… Que no hizo matar a Di Matteo y a ese que está en Mongerbino… a Lumia, no lo nombró enseguida, pero luego dijo Lumia. Después – agregó Lo Piparo – me explicó una conversación de la comisión que duró apenas 30 segundos, me dijo él es el jefe de la comisión, de aquí y de allá… incluso me dijo que él no tiene absolutamente nada en contra de los jueces… en realidad está resentido con el Estado… pero él me dijo que tal vez sea mejor si nos aliamos, tal vez sea mejor que nos aliemos con el Estado y el tema quedó ahí”.

Lo Piparo también explicó que hay que ser muy cautelosos con estas palabras ya que Mesi no era considerado una persona creíble a causa de su estilo de vida (“Se veía que estaba borracho”). Las declaraciones del arrepentido siciliano, que los investigadores judiciales están analizando,de alguna forma estarían desmintiendo las de otro colaborador de justicia, Vito Galatolo, quien en cambio ha dicho que existe un plan de atentado en contra de Nino Di Matteo y que la orden para el mismo habría sido escrita en una carta, precisamente por parte de Matteo Messina Denaro. Muchos han sido los que han señalado esta “dicotomia” pero han sido pocos (mejor dicho, nadie) los que han destacado todo lo que se ha podido comprobar de lo que ha declarado el ex boss de Acquasanta, Galatolo, quien en cuanto a “currículum vitae” mafioso tiene un nivel sin lugar a dudas superior con respecto a Lo Piparo.

Galatolo, quien se arrepintió en el año 2014 precisamente con la intención de evitar quedar involucrado en el atentado en contra del Fiscal, en reiteradas oportunidades ha dicho que “a Di Matteo había que detenerlo porque estaba yendo demasiado lejos”. Un proyecto de muerte que jamás quedó sin efecto y que ya se encontraba bastante avanzado porque Cosa Nostra había comprado más de 150 kg de trotil que habían sido llevados a Palermo desde la región de Calabria. Declaraciones que a lo largo del tiempo han coincidido incluso con las revelaciones de otros arrepentidos mafiosos como Carmelo D’Amico y Francesco Chiarello, pero también se han realizado operaciones como la que efectuó el Núcleo especial de la policía financiera, que determinó el arresto, bajo la acusación de lavado de dinero agravado por complicidad con  la mafia, del abogado Marcello Marcatajo. Este último había recibido directivas para que vendiera 30 garajes por un total de 500.000 euros y la mitad de dicha suma habría sido destinada precisamente a la compra del trotil para asesinar al Fiscal que tiene a cargo las investigaciones sobre la Negociación Estado-mafia. Marcatajo falleció el pasado 22 de abril, pero la investigación sobre el plan de atentado en contra del Juez ha seguido su curso y el explosivo aún no ha sido encontrado.

Si tomamos en cuenta  además que el mandamento (territorio mafioso) de Bagheria no tenía nada que ver con el proyecto de atentado (quienes participarían serían los mandamentos de San Lorenzo-Acquasanta y de Porta Nuova), qué podría saber entonces Lo Piparo del punto en el que se encontraba dicha planificación? Además parecería ser bastante inverosímil que el hermano de la compañera de Matteo Messina Denaro pueda haber llegado a saber ciertas cosas por parte de su hermana. ¿Se podría llegar a creer que la mujer haya obtenido confidencias como esas por parte del jefe mafioso de Castelvetrano, Messina Denaro, y que luego las haya contado tan a la ligera? Si así fuera nos encontraríamos ante una abierta violación de todos los códigos internos de Cosa Nostra, a no ser que Francesco Mesi, su hermana y el mismo Lo Piparo sean considerados entre los cargos más altos de la organización criminal siciliana. Por el contrario si hay algo seguro es la existencia de una condena a muerte en contra de Di Matteo, así como en el pasado corrió riesgo de vida el Senador Giuseppe Lumia. Fue el arrepentido mafioso Nino Giuffrè quien le contó a los magistrados que él y el jefe mafioso corleonés, Bernardo Provenzano (quien falleció el mes pasado) habían planeado asesinar a dicho político mientras ocupaba el cargo de Presidente de la Comisión Antimafia. Es cierto que con el paso de los años el riesgo de una ejecución puede llegar a disminuir pero también es válido el teorema que dice: “Cosa Nostra no olvida”.

 En lo que respecta a Di Matteo, en conclusión, la condena a muerte sigue vigente y ha sido avalada por las palabras expresadas desde la cárcel por Totò Riina (“Lo haría terminar como el atún a este Di Matteo, como el atún bueno: hagamos esto a lo grande, hagámoslo pronto y así no nos preocupamos más… que sea una ejecución como la de aquella época en Palermo”), quien hasta el día de hoy sigue siendo considerado el jefe de la Cúpula. Entonces ¿por qué se insiste en desacreditar esta pista, destacando además declaracionespronunciadas entre dientes descalificadas por los mismos arrepentidos? ¿Quizás porque se quiere transmitir la idea de que todo es una farsa? Es también por medio de estas acciones que se provoca el aislamiento de un magistrado.