Home / Crimen organizado / BERTA CACERES Y PEDRO DOMINGO MURILLO
madreberta

BERTA CACERES Y PEDRO DOMINGO MURILLO

Por Jean Georges Almendras

                                        BERTA CACERES Y PEDRO DOMINGO MURILLO

                                          Por Jean Georges Almendras- 9 de marzo de 2016

 

Mientras  el líder norcoreano Kim Jong Un amenaza con ataques nucleares “a ciegas” para reducir a Estados Unidos a llamas y cenizas, amenaza que dio a conocer tras las maniobras militares anuales conjuntas del país norteamericano y su vecino del Sur, en las que participan unos 15  mil estadounidenses…

En Honduras, miles de personas dieron el último adiós a la carismática dirigente indígena lenca Berta Cáceres, asesinada a balazos el jueves 3 de marzo en una vivienda de La Esperanza, a unos 200 km al noroeste de la capital hondureña, demandando justicia…

Mientras en Estados Unidos van aumentando las posibilidades de que el magnate Donald Trump pueda convertirse en el candidato del Partido Republicano y, tal vez, en el próximo presidente norteamericano…

En Honduras, un hermano de Berta Cáceres, uno de los primeros en reconocer el cadáver, relató a AFP que al menos dos encapuchados ingresaron la madrugada del jueves por la parte trasera a la vivienda donde dormía, y que su hermana se levantó al escuchar ruido y se enfrentó a los hombres hasta que la sometieron fracturándole un brazo y una pierna disparándole al menos ocho balazos a quemarropa.

Mientras más de 36.000 personas están atrapadas en Grecia por la crisis migratoria, al tiempo que los refugiados en todo el mundo equivaldrían a la población del Japón…

En Honduras, el mexicano Gustavo Castro Soto, perteneciente a la organización Amigos de la Tierra México, relata  que estaba en la vivienda de Berta Cáceres, la noche del ataque, que salió a ver qué pasaba, que le dispararon hiriéndolo en el brazo y en la mejilla,  y que  entonces  fingió estar muerto para salvar su vida.

Mientras el famoso futbolista Luis Suárez hizo visita sorpresa al Liverpool…

En Honduras, Olivia Zúñiga Cáceres,  hija de la dirigente ambientalista asesinada, declaraba enfáticamente en una entrevista concedida a Radio HRN,  que el crimen de su madre “es un crimen político y desmentimos rotundamente que se trate de un crimen pasional”.

Mientras en Brasil, la crisis política deja a Dilma Rousseff contra las cuerdas…

En Honduras, en un contundente informe del Equipo de Reflexión, Investigaciones y Comunicación (ERIC) de los jesuitas, se señala como responsable del crimen de Berta Cáceres al Estado hondureño “porque no le brindó la protección que le exigió la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) y porque no investigó las amenazas y hostigamiento en su contra por parte de la policía, militares y paramilitares, profundizándose así su situación de vulnerabilidad al criminalizarla, a través de acciones ilegítimas de jueces y fiscales”.(Cáceres había sido acusada en los tribunales por la fiscalía de “portación ilegal de armas” pero sostuvo enérgicamente que policías le colocaron una pistola en el vehículo para incriminarla).

Mientras en el diario El País, de Madrid, uno de sus titulares dice que en Puebla, la muerte tiene nombre de mujer, precisamente cuando en la jornada se celebra el día internacional de la mujer…

En Honduras, la hija de Berta Cáceres dijo una y otra vez  a periodistas de  los medios de comunicación locales y extranjeros: “Vamos a celebrar la vida de ella porque vivió luchando y murió luchando. No nos sentimos tristes, no tenemos miedo. Vamos a exigir justicia hasta las últimas instancias”

Mientras  Peña Nieto, presidente de México, en su país,  compara a Donald Trump con Mussolini y Hítler, condenando las opiniones del magnate, que cada día parece estar acercándose más al sillón presidencial de la Casablanca…

En Honduras, todavía se recuerdan las secuencias del velorio de Berta Cáceres; de ahí que un periodista del diario La Opinión escribió: “Comunidades indígenas y negras, estudiantes, jóvenes, ancianos, embajadores y miles de personas se acercaron al velorio y al funeral de la mujer que le torció la mano al Banco Mundial y a China”

Mientras la UE acuerda expulsar a Turquía a los sirios recién llegados a Grecia y la ONU avisa de que “la expulsión colectiva” está prohibida…

En Honduras, muchos de los integrantes de la comunidad lenca  leyeron con atención un fragmento de una evocación  perteneciente a uno de los tantos periodistas que aludieron a la personalidad y a la vida de Berta Cáceres; el colega escribió: “Con sus raíces humildes, Cáceres era originaria Lenca, principal etnia de Honduras; conocía las necesidades de los pueblos de donde procedía, ya que ella misma las vivió en carne propia, y esto la llevó a luchar y representar a los indígenas, hasta el último día de su vida. Sus inicios en este ambiente comenzaron hace 20 años, al formar parte de organizaciones defensoras de los derechos humanos, siempre con el afán de luchar por los suyos”.

Mientras en Brasil, cadáveres y extremidades emergen con cierta regularidad de las aguas frente a la urbe que acogerá los juegos olímpicos, el próximo verano, en Río de Janeiro…

En Honduras, son muchos los que comparten las opiniones  del periodista Silvio Carrillo, sobrino de Berta Cáceres, que reside en San Francisco, EE.U, cuando fue entrevistado por las agencias de noticias, a quienes dijo :“están fabricando cosas para encubrir a los autores intelectuales de este crimen. Hay tantas manos metidas en esta bolsa, y eso es típico en Honduras. Es el mismo sistema, el mismo grupo de gente, que por años le ha estado robando a la gente pobre. La muerte de mi tía Berta es consecuencia de sus años de trabajo en defensa de los derechos del pueblo lenca en La Esperanza”

Mientras Verónica  Mendoza, miembro de la coalición de izquierda Frente Amplio del Perú, la aspirante más joven a la presidencia de su país, defiende en su país cambios en el sistema político y el modelo económico, y dice públicamente “el sistema político como está no da para más ni representa a la ciudadanía”…

En Honduras, medios periodísticos no dejan en el olvido intervenciones o entrevistas a Berta Cáceres. Una de ellas, de junio de 2013, alude directamente  a la conciencia y a los riesgos de su lucha: “Durante toda mi vida he estado consciente de lo que puede pasar estando en esta lucha, como también estoy consciente de que nos estamos enfrentando a un poder oligarca, banquero, financiero y transnacional, así como al mismo Estado de Honduras y a sus cuerpos represivos, que históricamente se han plegado a los intereses de las grandes transnacionales. ¡No me doblegarán¡

Mientras un informe periodístico de un diario español  titula en sus páginas interiores “los galeones hundidos cuentan la historia  de los huracanes”…

En Honduras, familiares e integrantes de las comunidades lencas reiteran a viva voz, cada vez que tienen oportunidad a través de los medios de comunicación o en reuniones, la necesidad de firmar un acuerdo estatal para que investigadores internacionales acompañen a las autoridades a realizar las pesquisas.

Mientras la modelo Kim Kardashian se desnuda para demostrar que su dieta funciona y además un jurado condena a pagar 55 millones de dólares (unos 50 millones de euros) como indemnización, al acosador de la periodista deportiva Erin Andrews y al hotel donde fue filmada por un agujero, en el año 2008…

En Montevideo, Uruguay, un artículo del matutino La Diaria alude al crimen de Berta Cáceres, en estos términos: EVOCACION EN MARCHA “¡Despertemos, Humanidad! ¡Ya no hay tiempo! Nuestras conciencias serán sacudidas por el hecho de sólo estar contemplando la autodestrucción basada en la depredación capitalista, racista y patriarcal”, decía Berta Cáceres con vehemencia. Era abril de 2015, su voz no temblaba. Hoy cuesta despertar de la pesadilla en la que Berta falta. Y a esta altura las autoridades del gobierno hondureño, un Estado devastado por la corrupción y la criminalidad, han emprendido acciones para ocultar el homicidio, aduciendo los hechos a un robo o a un “crimen pasional”.

Mientras en la República Argentina, un tiroteo en un local kirchenista calienta el clima político local…

En Honduras, hijas, hijos y la  madre de Berta Cáceres escriben en una carta que se hizo pública: “Nuestra Berta es la mayor de nuestras inspiraciones , por ello sentimos la necesidad de hacer escuchar la verdad acerca de su vida y de su lucha….

Mientras en Palermo, Sicilia, Italia, el periodismo comprometido con la lucha Antimafiosa, estrecha filas con organizaciones civiles que siguen su línea, apoyando con editoriales y bajo diferentes modalidades y movilizaciones a  los fiscales liderados por Nino Di Matteo –sentenciado a  muerte por jefes de Cosa Nostra-  que tienen en sus manos las investigaciones relacionadas con el proceso sobre la tratativa Estado-Mafia…..

En Honduras, los familiares de Berta Cáceres, dicen en una carta difundida por el país y el  mundo: “queremos que se respete la integridad de su figura de resistencia (de Berta). Ella es una eterna luchadora en contra del racismo, del patriarcado y el sistema capitalista opresor y asesino. Su lucha está atravesada por un fuerte antiimperialismo corroborado constantemente en sus prácticas internacionales y su total rechazo al golpe de Estado  financiado y apoyado por los Estados Unidos, que fue el inicio de la entrega del territorio nacional a las empresas transnacionales en detrimento de los derechos del pueblo Lenca y de la población hondureña.

Mientras gastrónomos de Italia presentaban ante la Unesco la candidatura de uno de sus productos gastronómicos más célebres: la pizza, para ser denominada “Patrimonio Inmaterial de la Humanidad” y una web europea seleccionaba las diez fotos de animales más juerguistas…

En Managua, en el Día Internacional de la Mujer, unas 400 manifestantes recorrieron una céntrica avenida pidiendo “justicia para Berta Cáceres” y el cese de toda forma de violencia contra las mujeres

Mientras un diario español publicaba en su sección de comidas, las leyes para hacer un buen filete a la plancha en tres minutos…

En El Salvador, en el Día Internacional de la Mujer, cerca de un millar de manifestantes rindieron tributo a la memoria de Berta Cáceres expresando Isabel López, directora del Movimiento Salvadoreño de Mujeres (MSM) que la extinta dirigente lenca “era una mujer luchadora que hoy sirve de ejemplo en la defensa de los derechos humanos”

Mientras en  la capital francesa se pone en marcha un mega simulacro para la respuesta a un desborde del río Sena…

Mientras en el Brasil es condenado a 19 años de prisión Marcelo Odebrecht, el presidente de la mayor constructora de América Latina, por estar implicado en la trama corrupta de la estatal Petrobras…

Mientras en Misiones, Argentina, en el marco de una experiencia denominada “Biológicamente instintivo” cuatro estudiantes recorrieron desnudos una Universidad…

Mientras el cantautor brasileño Gilberto Gil está internado en un centro de salud de San Pablo por hipertensión…

Mientras Charly García debió ser operado de urgencia por habérsele infectado la prótesis de cadera…

 Mientras se dan a conocer a través de los medios,  numerosos cuidados dirigidos a las jóvenes mochileras que viajan solas por América, tras el crimen de dos mendocinas en Ecuador….

En Honduras, los familiares de Berta Cáceres emitieron un contundente comunicado que dice textualmente: “No se puede distorsionar la verdad acerca del crimen que terminó con su vida. Sabemos con certera claridad que los motivos de su vil asesinato fueron su insistencia y su lucha en contra de la explotación de los bienes comunes  de la naturaleza y en defensa del pueblo lenca. Las circunstancias de su muerte se dan en medio de la lucha, en contra de la instalación del proyecto hidroeléctrico Agua Zarca, en el río Gualcarque, por parte del pueblo lenca. Pedimos que se esclarezcan las responsabilidades de la empresa DESA, que desarrolla el proyecto. Responsabilizamos a la empresa DESA, a los organismos financieros internacionales que respaldan al proyecto, Banco Holandes FMO, Finn Fund, BCIE, Ficohsa, y las empresas comprometidas CASTOR, grupo empresarial ATALA, de la persecución, la criminalización, la estigmatización, las constantes amenazas de muerte en contra de su persona y de la nuestra y al Consejo Cívico de Organizaciones Populares e Indígenas de Honduras. Responsabilizamos al Estado hondureño de haber obstaculizado en gran medida la protección de nuestra Berta y haber propiciado la persecución, criminalización y asesinato, al haber optado por proteger los intereses de la empresa por encima de las decisiones y mandatos de las comunidades. ¡Berta vive¡”

Mientras en Bolivia, el 29 de enero de 1810, era ahorcado  Pedro Domingo Murillo, una de las figuras más heroicas de la revolución popular realizada en la ciudad de  La Paz en el mes de julio del año anterior, y al darse cumplimiento  la sentencia de muerte, el audaz criollo y jurista,  al subir al patíbulo y sin perder su energía  lanzaba su histórica proclama símbolo de la libertad de su pueblo: “¡¡La tea que dejo encendida nadie la podrá apagar¡¡” dejando atónitos a sus verdugos…

En la madrugada del día jueves 3 marzo de 2016, más de doscientos años después, en Honduras, la líder indígena lenca, Berta Cáceres, era asesinada a balazos y con su muerte también nos dejaba encendida una tea que tampoco nadie la podrá apagar.

 

*Foto de portada: www.ultimasnoticias.com.ve