Home / Crimen organizado / CASO MEDINA, FEBRERO ES DECISIVO PARA VILMAR ACOSTA
nenrco

CASO MEDINA, FEBRERO ES DECISIVO PARA VILMAR ACOSTA

Por Jean Georges Almendras

CASO MEDINA, FEBRERO ES DECISIVO PARA VILMAR ACOSTA

Por Jean Georges Almendras-2 de enero de 2017

Todo hace suponer que en el mes de febrero del año en curso efectivamente se habrá de llevar a cabo la audiencia preliminar en el caso Pablo Medina, para definir si éste se eleva a juicio oral, seguramente en el correr del año que se inicia. La audiencia en cuestión, según se informó desde Paraguay, ha sido fijada específicamente para el día 23 de febrero a las 8 de la mañana. ¿Pero se cumplirá efectivamente ésta audiencia? No hay que olvidar que en el correr del año que pasó, la defensa de Vilmar “Neneco” Acosta postergó en varias oportunidades esta instancia, merced a la presentación de una serie de “chicanas”.

Informaciones procedentes del Paraguay consignaron que el juez de garantía de Curuguaty, Dr. Carlos Martínez, fue quien definió la fecha de la audiencia preliminar. Cabe recordar que sería esta la tercera convocatoria para Vilmar Acosta Marquez (por parte del juzgado interviniente) quien está sindicado como autor intelectual del crimen del periodista Pablo Medina y de su asistente Antonia Almada, en un hecho que tuvo lugar en un camino apartado de Villa Igatimi, en las primeras horas de la tarde del día 16 de octubre del pasado año 2014.

En oportunidades anteriores la defensa del ex intendente Vilmar Acosta neutralizó las convocatorias del Juzgado interviniente. La primera vez fue el día 8 de junio del pasado año, oportunidad en que recusó al juez. La segunda vez fue el día 1ero de diciembre. En ambas oportunidades la Cámara rechazó estas “chicanas”. Y en la última declaró litigantes de mala fe, tanto a Acosta Marquez como a su abogado Ricardo Carlos Paredes a quien sancionó con una multa de 7.550.000 guaraníes.

El acusado Vilmar Acosta permanece recluido, y a la espera de la audiencia preliminar del mes de febrero, en la Penitenciaria de Tacumbú. Por su parte, su hermano Wilson Acosta, considerado autor material, permanece prófugo, no así su sobrino Flavio Acosta Riveros (también considerado sicario) quien fue detenido en el Brasil, de ahí que aguarda ser extraditado, recluido en una prisión de Foz de Yguazú, Brasil. En lo que concierne a otra persona detenida por el caso Medina, nos estamos refiriendo al ex chofer de Vilmar “Neneco” Acosta, Arnaldo Cabrera López, el mismo cumple prisión de cinco años por no haber dado cuenta a las autoridades de lo que iba a ocurrir.

Si bien el caso Medina, técnicamente hablando, se inicia el mismo día del doble crimen: el 16 de octubre del pasado 2014, sus criminales rondaron ya a su víctima desde mucho antes. Y la integridad física del periodista se vio seriamente comprometida desde el momento mismo en que se dio muerte al primero de sus hermanos: una suerte de conspiración criminal inusitada comenzó a gestarse en contra de la familia Medina. Algo totalmente sorprendente. El contexto criminal, ya desde mucho antes, había apuntando contra el periodismo de ahí que no pocos colegas cayeron bajo las balas asesinas del poder mafioso. Pero la saña con la que se atacó a los Medina, fue inédita.

El desafío del destino se instaló dramáticamente en el seno de esa familia. En el seno de la sociedad paraguaya. Ahora, veremos qué ocurrirá de aquí en más. O mejor dicho, el 23 de febrero y en semanas subsiguientes. No hay duda que el mes de febrero será decisivo para Vilmar “Neneco” Acosta. Finalmente.

*Foto de portada: www.hoy.com