Home / Información regional / CHILE Y LA FALSA DEMOCRACIA

CHILE Y LA FALSA DEMOCRACIA

Por Jorge Figueredo

CHILE Y LA FALSA DEMOCRACIA

Por Jorge Figueredo – Asunción 27 de octubre de 2019

 

Lo que está ocurriendo en Chile, con las  movilizaciones populares y la represión del Gobierno de Piñera , no es una mera crisis coyuntural , una crisis política por la suba del costo del metro sino una señal del fracaso del modelo económico neoliberal implementado en Chile desde tiempos de Pinochet , del engaño en que fue sometido el pueblo chileno y latinoamericano sobre la supuesta democracia chilena.

Es decir las muertes, las torturas, los desaparecidos durante estos días, es una muestra elocuente y dolorosa, que en Chile jamás se inauguró la democracia. Lo que existía era una fachada de democracia, una plutocracia alimentada en realidad por una Falsa Democracia, construida por los herederos de la dictadura de Pinochet. Las mismas instituciones y estructuras totalitarias del ayer, que  como el gatopardo se  adecuaron  a esta democracia de papel, sin que la gente pueda acceder a un estado de bienestar, propia de un verdadero estado de derecho.

Chile fue el primer país latinoamericano donde fue aplicada la teoría neoliberal de la escuela de Chicago, pero para implementarla fue necesaria una sanguinaria y criminal dictadura, la de Pinochet, que recurrió al terrorismo de Estado. Un golpe de Estado para acceder a la presidencia y asesinatos selectivos de líderes y personalidades que puedan despertar al pueblo sobre la mafia, que empezaba a gobernar Chile , con el apoyo de la CIA , el Banco Mundial , el FMI y los Amos del mundo , dueños de la mayor parte de las  riquezas de este planeta .

Ante este modelo neoliberal criminal, totalitario, el pueblo chileno está reaccionando, cuestionando el sistema político, económico, y social vigente hace más de 40 años. No se está planteando un simple cambio de Gobierno, sino de paradigma. La gente exige un cambio de sistema, una revolución cultural, que modifique totalmente las instituciones del Estado chileno, convirtiendo a un país dominado por la plutocracia en un verdadero Estado Social de Derecho, donde este vigente el respeto a los derechos humanos y la auténtica democracia.

En el Paraguay, corazón de América, la desigualdad es aún mayor que Chile. Presenta la mayor desigualdad de acceso a la tierra del mundo. Las tierras más fértiles del país se concentran en pocas familias de latifundistas, expulsando a campesinos e indígenas de sus territorios. Eso hace que se acrecienten las villas y los asentamientos urbanos donde la miseria aumenta cada día,  en total contraste con la opulencia en que viven el 2% de los dueños de todos los recursos naturales del país, que también ejercen o condicionan  al poder político del Estado .   Este sector no solo se dedica a actividades lícitas, también históricamente se ha enriquecido o pactado con sectores mafiosos para co-gobernar el Estado paraguayo.

La narcocracia  era ya una característica del régimen político paraguayo desde la década del 70 del siglo pasado. Después de la caída de la dictadura de Stroessner en 1989, las instituciones y estructuras totalitarias intentaron aggiornarse, pero todo siguió igual, y aún peor. Ya que al contrario de lo que se sabe en la comunidad internacional, no pasamos de una dictadura a una verdadera democracia.  Después del 89, fueron asesinados 19 periodistas, campesinos, obreros y todo aquel que denunció las desigualdades e injusticias, pero por sobre todo el que se haya opuesto a la dictadura de la mafia  que a través de la connivencia con sectores corruptos del Estado, es el verdadero Gobierno en el país.  Por lo tanto peligrosamente, luego de Stroessner , se mantuvo la oligarquía y el sistema feudal , pero esta vez al servicio del crimen organizado que se ha modernizado , convirtiéndose no ya en una narco cracia sino en un Estado -mafia que a través del miedo, la represión y la censura impuesta a los más grandes medios de comunicación-en poder de la burguesía mafiosa- controlan y someten a la población al silencio , a la pasividad y el conformismo , para que no se rebele contra los criminales que gobiernan este país.

Por eso, frente lo que está ocurriendo en Chile y todos los países latinoamericanos,  urge que los paraguayos empecemos también  a levantar cabeza , romper y superar el miedo de décadas, ,  enfrentemos en las calles , en las plazas, en los teatros, en los diferentes medios de comunicación a este monstruo de varias cabezas llamada mafia , que no solo nos empobrece cada día, sino que nos mata, y roba los sueños y esperanzas de las futuras generaciones .

Es necesaria que desenmascaremos a los personeros de la mafia que gobiernan el Paraguay, con una falsa democracia, que nos mantiene dormidos y cómplices de ella. Es vital que promovamos una revolución Cultural, civil, un despertar de conciencia general, que derribe definitivamente los muros impuestos por la mafia, y convirtamos a este país en un verdadero Estado Social de Derecho como establece su constitución.

El pueblo chileno nos ha demostrado que es posible superar la falsa democracia.   Apostemos a la denuncia, la movilización y militancia social, la comunicación, la educación a la cultura de la legalidad. Solo así los sueños libertarios y de justicia social se harán realidad también en esta tierra roja paraguaya.

———

*Foto de Portada: www.elcomercio.com