Home / Crimen organizado / CORRUPCION “K”, AL COMPAS DEL TANGO “CAMBALACHE”
Kportada

CORRUPCION “K”, AL COMPAS DEL TANGO “CAMBALACHE”

Por Jean Georges Almendras

CORRUPCION “K”,  AL COMPAS DEL TANGO “CAMBALACHE”

                                 Por Jean Georges Almendras- 16 de abril de 2016

 

 

Que el mundo fue y será
una porquería, ya lo sé.
En el quinientos seis
y en el dos mil, también.

 

En Argentina se viven momentos turbulentos, de escándalos, de shows políticos y de corrupciones  en puerta. Hasta diría, bien propio de los argentinos, con las disculpas del caso. Porque los entretelones de la corrupción en filas del gobierno de años atrás  comenzaron a salir a la luz pública. Los trapitos sucios salieron a flote y la sociedad, en consecuencia, se terminó de dividir (o se está dividiendo, o continúa dividiéndose). El sello Kirchner se debate entre la catástrofe de la comparecencia ante los estrados de la Justicia y la arenga popular, con aires de campaña política. Esto último como una forma de exorcizar las graves acusaciones contra la administración de Cristina Fernández y el mismísimo Néstor Kirchner, que aún difunto sigue cosechando loas y pálidas. Pálidas que no son pocas, porque los turbulentos momentos que viven hoy sus partidarios, sus funcionarios de gobierno, su propia esposa  y el “buen nombre y apellido” de su familia partidaria, tendrían mucho que ver con muchos de los males más característicos y emblemáticos del mundo en que vivimos,  especialmente entre quienes ejercen el poder: la corrupción; el abuso de poder y el robo público. Males que son delitos. Males que son verdaderos crímenes contra los pueblos. Males que siempre salen a la palestra pública meciéndose en intrigas, en cruces de palabras, y en mutuas acusaciones. Males con sabor mafioso, donde hay arrepentidos, jueces, fiscales y hombres y mujeres, sumidos en el desconcierto o en el éxtasis, por la alegría de ver a los corruptos bajando el copete o lisa y llanamente entre rejas o a punto de estar tras ellas. Todo el manicomio mediático, por su parte, hace de marco inevitable, en todo este panorama argentino, para que la opinión pública no deje de estar informada. Al final de cuentas, vale mucho estar informado, sobre todo para tener bien claro si se hace verdad, una vez más en la historia de la humanidad (y de la Argentina) aquello de que cuando se está en el poder la corrupción sigue siendo moneda corriente, en ciertas personas o en ciertos partidos políticos, con la impunidad que por cierto da y respalda la maquinaria de un sistema político, viciado  e inmoral. En el ayer, era en el círculo de la dictadura militar, donde la corrupción campeaba, teñida en sangre y hoy parece  campear en el  ámbito civil. En el ámbito político.  Entonces,  mientras la justicia argentina, vale decir sus operadores,  están sudando la gota gorda, para definir responsabilidades en personas acusadas de  lavado de dinero, negocios ocultos y otras yerbas, y más allá de los réditos políticos que pueda sacar o no el kirchenerismo arengando masas en movilizaciones  de los años de gobierno, en plena crisis,  la sociedad argentina ha sido apuñalada –y manoseada-  por enésima vez.  Hombres y mujeres del gobierno que pasó o allegados a él, ahora  están revolcándose en un merengue de  duda, literalmente expuestos a sucumbir bajo el peso de la ley. Un merengue y un lodazal seguramente existente desde hace tiempo. Desafortunadamente, una mala noticia  para quienes confiaron en esos hombres y en esas mujeres, de un partido o de un movimiento o de una ideología que debería haber sido intachable y ejemplar. Pero tal parece que no lo fue.

 

Que siempre ha habido chorros,
maquiavelos y estafaos,
contentos y amargaos,
barones y dublés

 

Pero rebobinemos los hechos, paso a paso; con cierta cronología, al menos para ir armando el rompecabezas de toda ésta historia

El Juez Sebastian Casanello, el día jueves 31 de marzo de 2016,  solicitó al  Ministerio de Seguridad, en la persona de la titular Patricia Bullrich, instruir a una fuerza de seguridad para hacer tareas de inteligencia y seguimiento sobre el empresario kirchenista Lázaro Baez, Martín Báez, el contador Daniel Pérez Gadin y Sebastián, el hijo de este. La solicitud del magistrado se cumplió al pié de la letra. En ese contexto el martes 5 de abril  el avión de la empresa Top Air, propiedad de Báez, aterrizó en la pista del aeropuerto de San Fernando, en la Provincia de Buenos Aires, y allí mismo Lázaro Baéz fue detenido por personal de la Policía Federal y de la  Policía de Seguridad Aeroportuaria.

K1

¿Quién es Lázaro Báez? Es un empresario cercano al matrimonio de Cristina Fernández-Néstor Kirchner. En el buen romance, su testaferro. Uno de los ex hombres fuertes de sus respectivos gobiernos. Un hombre dedicado al petróleo y a la construcción que ahora está en la mira por presuntas maniobras financieras.

El Juez Casanello, como se informó después, había tomado la decisión de detenerlo luego de constatar irregularidades en el plan de vuelo del avión que los trasladaba de Santa Cruz a San Fernando. El Juez, como se conoció después, temía que el empresario se diera a la  fuga. Cabe consignar que el empresario tenía que declarar recién dos días después –el jueves 7 de abril- por dos causas judiciales. Una de ellas era del propio Casanello, por presunto lavado de dinero, y la otra del Juez Sergio Torres, en el marco de una investigación sobre el ex titular de la agencia tributaria argentina Ricardo Echegaray.

Para la Justicia, según las investigaciones realizadas oportunamente, el ex hombre fuerte de los Kirchner (y estrecho colaborador del fallecido ex gobernador de esa provincia y ex presidente argentino Néstor Kirchner)  estaría formando parte de una presunta red de lavado de dinero como principal adjudicatario de obras públicas, en la sureña provincia de argentina de Santa Cruz. Se le  imputa también de desviar fondos hacia cuentas en Suiza durante los doce años de gobierno de Néstor y Cristina Kirschner, entre 2013 y 2015

K2

¿Cuándo se inició la investigación? Fue en el año 2013, en oportunidad que el financiero Federiko Elaskar dijo en un programa de televisión haber sacado del país millonarios fondos de Baéz a través de sociedades inscriptas en Panamá, algo que luego negó ante la Justicia. Pero ocurrió que recientemente, la causa volvió a cobrar relevancia tras la difusión por televisión de videos de 2012 que muestran a varias personas contando millones de dólares en la oficina (conocida como La Rosadita)  que tenía la financiera SGI en Buenos Aires, entre las que se encuentra Martín Baez, hijo de Lázaro.

El Juez Sebastián Casanello, que instruye la causa de la “ruta del dinero K”, entonces,  afina la puntería sobre Lázaro Báez. Vale decir afina la puntería sobre Cristina Fernández de Kirchner  y eso mediáticamente ha sido muy bien explicitado en todos estos días. Días en los cuales los argentinos no pueden ignorar los testimonios de un tal Leonardo Fariña (otro de los hombres de Kirchner) denunciando ante el periodista Jorge Lanata el lavado de plata de origen espurio que él se encargaba de transportarla, en su rol de “valijero”. En aquel momento pese a que Fariña se desdijo con la famosa frase “querían ficción y les di ficción” fue igualmente preso por irregularidades en la venta de un campo. No hay que olvidar que la causa se reactivó con el cambio de gobierno, pero por sobre todo por  la difusión del video, de una cámara de seguridad de La Rosadita, en la que se visualizan perfectamente a muchos de los involucrados –a excepción de Báez padre- guardando dólares en bolsos y valijas.

Sobre el particular video, se publicó en los medios de prensa argentinos que el Juez Casanello habría dicho que los videos “son una prueba y por eso llamamos a indagatoria a Lázaro Báez. Hasta ahora no había pruebas con la contundencia de los videos”

Los hechos se fueron precipitando en las instalaciones de Tribunales, porque mientras los argentinos masticaban todas estas situaciones, algunos con rabia otros con regocijo, el empresario, su contador y su hijo Martín no contestaron al Juez, presentando un escrito con su defensa.

Trascendió además, en los medios argentinos, que  cuando Báez llegó al juzgado se quejó por haber quedado detenido. En la revista Noticias se informa lo que Báez dijo en su escrito judicial, textualmente: “Tengo sesenta años, y he vivido prácticamente toda mi vida en Río Gallegos, provincia de Santa Cruz. Carezco de cualquier antecedente computable o no computable en los términos de mis circunstancias  personales. Formo parte de una familia que está fuertemente arraigada en la ciudad, con negocios lícitos en el país. Soy conocido, la imagen de rostro fue objeto de amplia divulgación en todos los medios audiovisuales del país. Estoy absolutamente comprometido con el proceso y soy incapaz de sustraerme al mismo

K3

En cuanto al famoso video en el que se aprecia nada menos que a su hijo contando dólares, el empresario justificó el origen de los fondos, mencionando una serie de compras y ventas de terrenos y la construcción de un complejo inmobiliario. A propósito de este hecho, desde los medios de comunicación se ha dicho, por ejemplo, que Lázaro Báez pasó de una inversión de 650.000 dólares a tener 6.5 millones en tan solo cinco años.

En consecuencia, Lázaro Báez, sigue detenido, al igual que Pérez Gadín, su contador. No así Martín Báez que permanece libre, pero con custodia 

¿Qué perfil tiene el contador Pérez Gadín? Sus actividades no pasaron inadvertidas ni para Argentina, ni para el Uruguay. Resulta que Báez y Pérez Gadín estuvieron en el ojo de la Justicia uruguaya por la compra de un campo en la zona de José Ignacio, de nombre “El Entrevero”, una operación confirmada a través de documentos oficiales (por el diario El Observador del Uruguay) el día 15 de mayo del pasado 2013.  Desde ese momento tomó intervención la jueza especializada en Crimen Organizado, doctora Adriana de los Santos, quien inició investigaciones en torno a la eventualidad de lavado de dinero. Por esos días se pudo saber que la Jueza de los Santos envió un exhorto a la Justicia argentina solicitando información sobre Báez y Pérez Gadín, quien fuera dueño de Jumay S.A. , a través de la cual compró el campo en la friolera de 14 millones de dólares en el año 2011.

 

¿Y qué ocurrió con la investigación de la Justicia uruguaya?. De acuerdo con lo señalado  por la prensa de Montevideo “la Cancillería argentina demoró cerca de diez meses en entregar el exhorto apelando incluso a chicanas”. Se supo también que el oficio llegó el día 10 de marzo de 2014 al despacho del Juez Casanello, quien al día siguiente lo derivó al Fiscal Marijuán. En aquel momento la justicia uruguaya criticó la falta de colaboración de su homóloga argentina, a contrario del Uruguay que en forma inmediata prestó colaboración a la Justicia argentina. Ya que si bien no se aportaron datos sobre la compra de “El Entrevero”, por considerarlo  un caso reservado, sí se  le informó sobre transacciones millonarias bancarias desde cuentas en Uruguay hacia cuentas vinculadas a Báez y Pérez Gadín en el paraíso fiscal del Principado de Liechtenstein.

Pero que el siglo veinte
es un despliegue
de maldá insolente,
ya no hay quien lo niegue.
Vivimos revolcaos en un merengue
y en el mismo lodo
todos manoseados

Pero la tormenta que azotó (y que sigue azotando, porque esta historia no ha terminado aún) a los argentinos,  constituyéndose en uno de los escándalos más mediáticos y de alto tenor político de los últimos tiempos en la Argentina, después de  la muerte del Fiscal Nisman, no se  limitó exclusivamente al entorno del ex hombre fuerte de Lázaro Baez, ergo al entorno del matrimonio Kirchner-Fernández. Otro hombre estrechamente ligado al kirchenismo , que ya estaba en la mira de la justicia al punto de que ya se encontraba detenido muchos antes que Lázaro Báez, fue (y es) pieza clave en las investigaciones.

K4

Se trata de Leonardo Fariña (que ya se lo mencionó en un párrafo anterior) cuyo papel puede constituirse en una de las llaves maestras para que el castillo de naipes del kirchenismo, con toda su parafernalia mediática y propagandística, se derrumbe de un  momento a otro. Sencillamente, porque a juzgar por lo que se comenta en los pasillos de Tribunales, y en las calles de Buenos Aires, Fariña estaría resuelto a sacar  del closet todos los secretos relacionados con los manejos de dineros y las manipulaciones o negocios ocultos de los hombres de los gobiernos de Néstor Kirchner y de Cristina Fernández. Y esto –no hay duda-  sería un golpe muy duro para la imagen del matrimonio de ex gobernantes y todo lo que ambos representaban, ayer y hoy.

Fariña, financista y hombre de confianza de Lázaro Baéz y de los Kirchner, que ya estaba  detenido, finalmente (y seguramente abrumado por los acontecimientos y las pruebas circulando por juzgados y medios de comunicación) (o seguramente vaya uno a saber por qué motivos) reconoció su participación en la ruta del lavado de dinero, y además se acogió al sistema de protección de testigos. Se transformó en un arrepentido.

Durante doce horas Fariña declaró ante la Justicia: facilitó datos de llamadas, archivos y documentos digitales que confirman su implicación, así como la de otros altos funcionarios kircheneristas, siendo algunos de ellos el ex Ministro de Planificación e Inversión Pública Julio De Vido y el ex secretario de Transporte Ricardo Jaime, éste último detenido en Córdoba.

K5

En estos días, el diario Clarín establece que Fariña mencionó reuniones con Néstor y Cristina Kirchner en la residencia presidencial de Olivos. Un dato considerado sorpresivo ya que hasta ahora no se había mencionado a los ex mandatarios en esta causa.

Siempre acogido al sistema de protección de testigos Leonardo Fariña –buscando obviamente una mejora en la condena que se le avecina- continuó aportando datos al Juez Federal Sebastián Casanello, a cargo de las investigaciones de presuntas maniobras de lavado de dinero, por las que fue detenido Lázaro Báez.

También según Clarín, las revelaciones de Fariña, y de otro hombre que igualmente se acogió al sistema de testigo protegido (y que confirmó lo expresado por el “valijero” de la ruta del dinero K) llevaron al juez actuante a ordenar una serie de allanamientos en propiedades vinculadas a Báez.

Leonardo Fariña, durante las recientes jornadas de audiencias y allanamientos, además de empeñarse en sacar a la luz pública y judicial los trapos sucios del kirchenismo –asombrando a propios y a ajenos-  logró también la prisión domiciliaria (bajo custodia policial, claro) ya que se encontraba detenido en la cárcel de Ezeiza desde el 2014, imputado de evasión fiscal. 

K6

Otro de los datos que Fariña aportó a la Justicia, se relaciona con el campo  “El Entrevero” del Uruguay.  Sus declaraciones confirmaron la compra del mismo por parte del contador Daniel Pérez Gadín, tal como ya había trascendido en el Uruguay. 

Ahora bien, las noticias sobre este escándalo superaron las expectativas y en tanto en el seno de la sociedad argentina y en la región se sigue atentamente el curso de las investigaciones, en medio de un clima político tenso, otro hecho agravó el panorama en el correr de las últimas horas, vale decir al momento de escribirse éstas líneas.

Ocurre que en Misiones se denunció la desaparición de un abogado vinculado a Lázaro Báez. Nos estamos refiriendo al doctor Jorge Oscar Chueco, que fuera mencionado por Leonardo Fariña en su declaración de la causa de la “ruta del dinero K”. La información fue dada a conocer por el diario La Nación.

En la nota se especifica que la mujer del abogado es quien radicó la denuncia de averiguación de paradero ante las autoridades policiales locales. Cuando la Policía realizó dos allanamientos en hoteles donde se había alojado, se encontraron 40 mil dólares y una supuesta carta  del profesional,  en la que se decía que se iba a quitar la vida.

¿Quién es el abogado Jorge Oscar Chueco?. Trascendió que era apoderado legal  de Helvetic Services Group SA, una empresa supuestamente ligada al empresario Lázaro Baéz.

Mientras las autoridades policiales procuraban dar con su paradero, las interrogantes en torno a su ausencia comenzaron a fluir entre todos los implicados en los casos que son investigados por la Justicia. Al mismo tiempo comenzaron a salir a luz los temores respecto a su suerte y las preguntas no se hicieron esperar ¿Dónde están?. ¿Se suicidará realmente? ¿Será asesinado pero se lo hará parecer como un suicidio? ¿Estará escondido en algún lugar? 

A todo esto en el diario La Nación el periodista Carlos Pagni cuenta que en su declaración Leonardo Fariña había afirmado que su relación con Báez se rompió por la intervención del contador Pérez  Gadín “y su otro yo, el abogado Jorge Chueco.

 Es indiscutible que la ausencia del abogado Jorge Chueco,  de sus lugares habituales  genera ciertos temores: el primero se relaciona con la posibilidad de que se auto elimine, si es que verdaderamente esa misiva es verdadera; el segundo se relaciona con las circunstancias de su ausencia, fortaleciéndose la idea de que esa su ausencia podría favorecer a muchas personas. ¿A Lázaro Báez quizás? ¿A otros implicados? ¿Acaso es imperioso que el abogado Chueco no llegue a prestar declaración ante la Justicia? ¿Acaso este abogado es portador de información extremadamente comprometedora?¿ Por qué ha sido expresamente mencionado por Leonardo Fariña?  Las respuestas estarán  por verse, una vez que se aclare el panorama sobre su paradero. Entre tanto las dudas vienen in crescendo.

Hoy resulta que es lo mismo
ser derecho que traidor,
ignorante, sabio o chorro,
generoso o estafador…
¡Todo es igual!
¡Nada es mejor!
Lo mismo un burro
que un gran profesor.
No hay aplazaos ni escalafón,
los ignorantes nos han igualao.
Si uno vive en la impostura
y otro roba en su ambición,
da lo mismo que sea cura,
colchonero, Rey de Bastos,
caradura o polizón.

Alejada del sillón presidencial, donde ejerció el poder en todo el sentido de la palabra, Cristina Fernández de Kirchner, desde el 9 de diciembre de 2015 (momento en que se despidió de la Casa Rosada) tomó distancia de Buenos Aires.

Fue el Fiscal Guillermo Marijuán quien la acusó en el expediente que investiga la “ruta del dinero K”. Otro acusado por el Fiscal fue el ex Ministro Julio De Vido.

Pero en realidad, el que dio el puntapié inicial para que la acusación a la ex presidenta se fuera consolidando fue Leonardo Fariña, quien  dijo en la audiencia:”Acá hubo un plan orquestado por Néstor Kirchner para saquear el Estado argentino. Néstor Kirchner fue el ideólogo y ejecutor de ese plan”. Y agregó: “Néstor orquestó todo el plan, la obra pública la digitaba junto a Julio De Vido”

 

A continuación Leonardo Fariña comenzó a explicar la metodología de los pagos, diciendo que los hacían a través  de Lombard Odier, un banco fundado en el año 1976, en Ginebra, Suiza. Fariña explicó que el dinero de la corrupción se enviaba a esa entidad bancaria a una “cuenta puente” cifrada, que estaba a nombre de Teegan Inc y que desde allí el dinero era girado a otra cuenta manejada por los verdaderos beneficiados de la maniobra. También dijo que el movimiento se desintegraba a los 180 días evitando de esa manera dejar cualquier tipo de rastro que permitiera seguir la ruta del dinero. 

Las agencias de noticias y los diarios locales, aludieron a esta operatividad y a las declaraciones de Fariña, quien dijo que la maniobra se completaba así: Lombard Odier abría la cuenta puente ligada a una sociedad comercial en Bélgica. Juntamente con eso entregaba un  e-token (dispositivo generador de claves numéricas) que permitía al portador hacer transferencias. Fariña dijo además que presenció cuando del banco le entregaron el dispositivo a Lázaro Báez .  En otro momento de su extensa declaración dijo que así funcionaba el sistema con el que se autorizaban las transferencias al exterior y que Federico Elaskar le robó dos relojes y el certificado de constitución de Teegan Inc. Pero por si fuera poco, también reveló que usaban otra cueva para hacer transferencias de dinero a España y agregó que Ernesto Clarens era parte vital en el lavado de dinero. Según Fariña, Clarens además de hacer negocios con Invernest transformaba los recursos de la obra pública en pesos, euros y dólares.

Trascendió en los medios, que el Juez Casanello preguntó a Fariña sobre las imágenes en las que se veía cómo contaban billetes y que éste le contestó que era una operativa típica para preparar el dinero para enviarlo al exterior. Y al ser preguntado sobre cómo traía el dinero del sur del país, contó que “no venía en avión, venía en dos autos desde el sur hasta Buenos Aires, protegidos por la custodia de  Lázaro Báez” . Fariña también sostuvo que la entrega del dinero en Buenos Aires no podía hacerse sin la presencia de Martín Báez.

La prensa argentina también llegó a revelar que en un intervalo de la audiencia, el Fiscal Marijuán se retiró hasta su fiscalía, y ante el hecho de que en días posteriores viajaría a los Estados Unidos, dejó un escrito firmado bajo el título: “AMPLIA REQUERIMIENTO DE INSTRUCCIÓN-SEÑALA NUEVOS IMPUTADOS”. Hay que recordar que en la causa hay 15 nuevos imputados. Los tres que se destacan son Cristina Kirchner, Julio De Vido y Ernesto Clarens.

Pero las sorpresas no se hicieron esperar porque Fariña agregó que el enriquecimiento de Lázaro Báez fue producto de una sociedad con Néstor Kirchner ya que “hasta su muerte compartían dinero obtenido ilícitamente de la obra pública”

Pero hubo más en la narración de Fariña. En particular hubo un tramo de su declaración que llevó al Juez Casanello a decidir decretar nuevamente el secreto del pre sumario. Resulta que personal de una embajada de una potencia extranjera, tras la muerte de Néstor Kirchner,  le advirtió a Cristina Kirchner que Lázaro Báez estaba haciendo muchas trasferencias de dinero ilícito a Europa. Cristina Kirchner entonces llamó a Báez y luego de contarle el episodio se lo reprochó enérgicamente: “Nos están robando el dinero de Néstor”.

Leonardo fariña, siguió abriendo el juego: “A la muerte de Néstor, Cristina y Máximo salieron a golpear a empresario por el dinero de Néstor” mostrándoles un cuaderno donde el difunto presidente tenía anotados los nombres de los empresarios con los que había hecho negocios o que de alguna manera habían sido favorecidos. Madre e hijo les reprochaban: “Nos están robando el dinero que dejó Néstor”

Fariña dijo enfáticamente que los problemas  entre Cristina Kirchner y Lázaro Báez comenzaron a fines de 2010. Báez se quejaba constantemente: “Esta mujer piensa que yo le estoy robando la plata de Néstor”.

Las declaraciones de Fariña siguieron generando asombros. Recordó que Lázaro Báez, Martín Báez y Claudio Bustos, éste último en ese momento gerente de Austral Construcciones, fueron a la residencia de Olivos para hablar con Cristina sobre la construcción de la ruta interbalnearia, porque querían quedarse con los negocios de la pavimentación y el peaje, y que Cristina les dijo: “ustedes no van ganar hasta que nos devuelvan la plata de Néstor

Por último, Fariña aportó a la Justicia números  de teléfonos celulares con los que se comunicaba con Lázaro Báez, dejando en claro que nunca estuvo en la residencia de Olivos, al tiempo de mencionar a otras entidades financieras –incluido el HSBC- que era utilizadas para girar dinero fuera de la Argentina.

K7

“Van por ella” y “La hora de Cristina” fueron los  titulares de tapa y de nota central de la revista NOTICIAS del día 9 de abril. Cuatro días después –el miércoles 13-  la ex presidenta comparecía ante el Juez Claudio Bonadio, por acusaciones en su contra. Pero no hay que olvidar que la ex presidenta también está involucrada en otra investigación judicial ya que un Fiscal pidió que se la indague en la causa sobre supuesto lavado de dinero por parte del empresario  Lázaro Báez

En la revista Noticias (en la publicación previa a la audiencia) se consigna que “en el cuarto piso de Comodoro Py al 2002, a la cabeza de quienes se frotan las manos como si el destino les regalara la consumación de una venganza, espera su gran momento el Juez Claudio Bonadio. Si todo sale tal cual lo dispuso el polémico magistrado, a las diez de la mañana del miércoles 13 de abril se verán cara a cara con Cristina. La acusa de haber encabezado una presunta “defraudación a la administración pública” equivalente a 77 millones de pesos por la venta de “dólares a futuro” a través del Banco Central sobre el final de su mandato”.

En otra publicación se pone foco en la maniobra, informando que a Kirchner se la acusa de dañar el erario (conjunto de haberes, bienes y rentas del Estado) del Banco Central con la venta a futuro de dólares a diez pesos argentinos para frenar, en setiembre  de 2015, la devaluación. Sin embargo Macri devaluó en diciembre y el Banco Central debe afrontar  ahora fuertes pagos a empresas a 15 pesos el dólar.

El día 13 de abril llegó y la ex presidenta se hizo presente en la sede de Comodo Py. Fue un encuentro tenso entre ella y el juez Bonadio. Las crónicas de la prensa argentina fueron muy gráficas.

En el diario La Nación se dijo que  cuando Fernández se presentó en el juzgado, el doctor Bonadio no se encontraba en la sede en ese instante. Cuando llegó se quedó de espaldas de la ex presidenta, no se saludaron y él se retiró antes de que ella terminara de hablar. En la oportunidad, Cristina Fernández leyó una declaración recusando a Bonadio, a quien acusó de tener una “manifiesta aversión política” hacia ella, negándose a responder preguntas ya que consideró que eso “no haría más que convalidar” la “manifiesta arbitrariedad, ilegalidad e incompetencia técnica y profesional” del Juez. Refiriéndose Fernández a las sospechas de asociación ilícita, dijo que la única organización que integró fue el Poder Ejecutivo  y que llegó a ese lugar dos veces por voto popular.

En el escrito que leyó la ex presidenta se especifica que cada vez que un movimiento político de carácter nacional y popular fue derrocado o finalizó su mandato, las autoridades que lo sucedieron utilizaron en forma sistemática la descalificación de sus dirigentes, atribuyéndoles la comisión de graves delitos, siempre vinculados con abusos de poder, corrupción generalizada y bienes mal habidos”. Luego agregó que “los verdaderos motivos siempre fueron los mismos: por un lado, barrer con las conquistas logradas y los derechos adquiridos por la sociedad; por el otro, imponer programas de ‘ajuste’ y endeudamiento -matrimonio indisoluble- utilizando la supuesta corrupción para ocultar ambos objetivos” .También mencionó como ejemplo situaciones que sufrieron Hipólito Irigoyen  y Juan Domingo Perón cuando ya no estaban en el gobierno, y las que enfrentaron distintas personas durante la dictadura que comenzó en 1976 . Consideró además que “la  participación del Poder Judicial siempre se convierte en condición sine qua nom para este tipo de prácticas”.

En otro tramo del escrito que dio lectura dijo que las causas judiciales que ella enfrenta “son un ejemplo lamentable”  al tiempo de negar que hubiera elementos que justificaran la decisión de citarla a declarar en esta causa.

Sobre el particular fue categórica:” Como ya lo he dicho públicamente y reitero una vez más: no les tengo miedo. Afrontaré este proceso y cualquier otro que quieran fabricarme”.

El diario Clarín afirmó, sin perjuicio del extenso escrito que dio lectura, que  Cristina Fernández de Kirchner pidió formalmente el apartamiento del juez de su cargo, argumentando que Bonadio tuvo mal desempeño en su causa y que dictó resoluciones contra la ley.

¡Qué falta de respeto,
qué atropello a la razón!
Cualquiera es un señor,
cualquiera es un ladrón…
Mezclao con Stravisky
va Don Bosco y La Mignon,
Don Chicho y Napoleón,
Carnera y San Martín…

Cristina Fernández de Kirchner, la ex presidenta de la República Argentina abandonó la sede judicial para protagonizar un acto popular en las narices mismas de los jueces y fiscales que trabajan en definir responsabilidades. Subida a un escenario armado  ante miles de militantes que acamparon allí desde horas antes, Cristina de Kirchner llevó las riendas de un verdadero acto político. Habló poco más de una hora y su discurso estuvo plagado de llamados a la acción, críticas a sus adversarios políticos y promesas de mejora.

Calmando a quienes se hallaban allí, no dejó de decir: “Estén tranquilos, muy tranquilos. Me pueden citar, meter presa. Pero lo que no van a poder es hacerme callar lo que pienso”

Más tarde repasó los personajes de la historia argentina, en particular los personajes perseguidos por la Justicia, como ser Hipólito Irigoyen, Juan Domingo Perón y Eva Duarte. Y destacó que en su caso, el odio que genera es radical al punto que señaló que “si pudieran prohibir la letra “K” del abecedario, lo harían”. Finalizo diciendo que a su entender, tanto en el pasado como ahora, lo que la Justicia procura es dejar atrás los logros y conquistas de los gobernadores que ayudaron a que los argentinos tuvieran un pasar mejor. “Yo soy el obstáculo” indicó

Igual que en la vidriera
irrespetuosa
de los cambalaches
se ha mezclao la vida,
y herida por un sable sin remache
ves llorar la Biblia
junto a un calefón.

Las aguas, en todo este muy intricado panorama, recién  se verán más claras una vez que la justicia se expida, dentro de los carriles de una normalidad entre comillas, porque no es habitual que una ex jefa de Estado, a la hora de comparecer  ante jueces y fiscales, transforme su presencia de imputada como presunta responsable de ilicitudes,  en una muy bien orquestada movilización popular con ribetes de acto político.

K8

Los diarios titularon que fue el regreso de Cristina Kirchner. Un regreso con sabor a contraataque y a éxito mediático y partidario. Un regreso donde se oyeron insistentemente consignas como “Vuelve”, “Si la citan a ella, nos citan a todos” y “Vienen por ella, vamos con ella”. Tal el estado de ánimo de la militancia.

Desde un diario se preguntaron: ¿Logrará Cristina su estrategia de presentarse como víctima de una persecución política, responder a las acusaciones y así relanzarse en un momento de debilidad?. En el mismo diario se afirmaba que por lo pronto, lo que logró, fue una muy intensa atención mediática.

¿Qué ocurrirá después con Cristina Kirchner? Es lo que hasta el momento, pocos o mejor dicho, nadie se aventura a responder, aún. Por ahora solo se ha visto un clima tenso en la sede judicial, que vivieron tanto la ex presidenta como el Juez actuante; por ahora solo se ha visto una movilización descomunal en las puertas mismas de Tribunales, por parte de miles de militantes organizados por La Cámpora, coordinados y liderados por el hijo de Cristina Fernández y otros dirigentes; por ahora solo se ha visto que un grupo de participantes de esa movilización sacaron del lugar a empujones a una periodista, en un claro ataque a la libertad de prensa y a los derechos del trabajador; por ahora solo se ha visto que una investigación extrema sigue su curso, sembrando novedades y efectos día a día y hora tras hora; por ahora solo se ha visto que el Fiscal Guillermo Marijuan (que imputó a la ex presidenta en la causa por la ruta del dinero K) denunció haber recibido amenazas no bien llegó a Estados Unidos, razón por la cual se le asignó de inmediato custodia policial y una hija suya declaró en su cuenta de twiter que su padre no tiene intenciones de suicidarse, en clara alusión a la muerte del Fiscal Nisman; por ahora solo se ha visto que la diputada Margarita Stolbizer tiene previsto pedir a la Justicia se unifiquen las investigaciones contra Lázaro Báez y otros dos casos, entre ellos una investigación contra una empresa participada por la ex presidenta Cristina Fernández; por ahora solo se ha visto que en la revista Noticias  se ha publicado que Lázaro Báez, primero amenaza con “escupir para arriba” las sospechas, en caso de quedarse solo, y segundo, que Lázaro Báez había hecho llegar un mensaje directo a Cristina y a Máximo Kirchner, a través de trascendidos en los medios:”Si lo tocan al pibe (su hijo Martín) se pudre todo”; por ahora solo se ve que transcurren las horas y que los hechos hablan por sí mismos.

Hechos propios de la investigación judicial y hechos propios de una vida política argentina, minada de intrigas y maquiavelismos que se codean con la sed de justicia y la  necesidad de que la verdad se haga pública, cueste lo que cueste. Porque en definitiva, el pueblo argentino, que vive a dos orillas y siempre al límite, cuando de pasiones políticas se trata, merece urgentemente armonizarse, separando el trigo de la cizaña. Y en eso parece que se está, haciéndose justicia al andar, porque  las declaraciones de los detenidos y de los indagados van arrojando novedades o más imputados o más sorpresas,  segundo a segundo. Así de sencillo.

 

Siglo veinte, cambalache
problemático y febril…
El que no llora no mama
y el que no afana es un gil.
¡Dale, nomás…!
¡Dale, que va…!
¡Que allá en el Horno
nos vamo’a encontrar…!

No pienses más; sentate a un lao,
que ha nadie importa si naciste honrao…
Es lo mismo el que labura
noche y día como un buey,
que el que vive de los otros,
que el que mata, que el que cura,
o está fuera de la ley…

Tango “Cambalache”. Letra y música del argentino Enrique Santos Discépolo (1935)

 

*Foto de Portada. www.notimerica.com

*Foto 2: Lázaro Báez. www.internacional.elpais.com

*Foto 3: Video contándose dinero. www.unoentrenos.com.ar

*Foto 4: Cr. Daniel Pérez Gadín. www.perfil.com

*Foto 5: Leonardo Fariña. www.fuenoticia

*Foto 6: Juez Sebastian Casanello. www.portaldenoticias.com.ar

*Foto 7: Juez Claudio Bonadio. www.telesurtv.net

*Foto 8: Cristina Fernández. www.tvvida.com.ar

*Foto 9: Fiscal Guillermo Marijuan. www.lanacion.com.ar