Home / Información regional / DEFENDÍAN LA TIERRA, LOS RÍOS Y LOS BOSQUES
bertapa

DEFENDÍAN LA TIERRA, LOS RÍOS Y LOS BOSQUES

Por Pascualetto

DEFENDÍAN LA TIERRA, LOS RÍOS Y LOS BOSQUES

DOSCIENTOS AMBIENTALISTAS ASESINADOS

por Andrea Pasqualetto – 15 de julio del 2017

Brasil está en la cima de la lista negra del 2016: 49 delitos. Los casos de la abuela pescadora Magalhães y de la indígena Cáceres que luchaban contra las represas. El brutal asesinato del irlandés McCoy, paladín verde de Dublín.

bertha

 Luchaban para defender la tierra, los bosques, los ríos. El aire. Por el medio ambiente vivieron y por el medio ambiente fueron asesinados. Sorprende el número: por lo menos doscientos sólo en 2016, el año más sangriento. Lo reporta Global Witness, la ONG Internacional que desde 2002 lleva la contabilidad mundial de los activistas que fueron víctimas de sus batallas. «Defenders of the Earth», Defensores de la Tierra, los han rebautizado en el último informe. El área negra es América Latina con el 60% de los asesinatos.  En la parte superior de la lista de los países más afectados está Brasil: 49 delitos. A continuación figuran Colombia, Filipinas, India, Honduras, Nicaragua, Congo, Bangladesh. Pero la sangre de los voluntarios ambientales también ha corrido en Irán, México y Sudáfrica. E incluso en Europa, Irlanda, donde un ambientalista en Dublín fue golpeado hasta morir con un bate de béisbol. El informe habla de un recrudecimiento del fenómeno. Agravaciones, palizas, amenazas. En vastas áreas los defensores del planeta verde están detrás de los escudos y denuncian los abusos. Y mueren más y más a menudo. Asesinados.

La abuela pescadora contra la gran represa. ber3 

 No quería la represa. Porque la pesca en el Río Madeira era la vida de su gente. Pescadora, madre y abuela, la brasileña Nilce de Souza Magalhães había denunciado reiteradamente el grave impacto del proyecto hidroeléctrico de Jirau en la comunidad de Porto Velho. Para construir la represa, la población había sido trasplantada a un lugar sin electricidad ni agua potable. Y sin pesca. Nilce presentó varias quejas, lo que impulsó la apertura de procedimientos civiles y penales. Fue amenazada varias veces. Desapareció el 7 de enero de 2016; ocho días después fue arrestado Edione Silva, de 26 años, quien confesó el crimen. El 21 de junio, el cuerpo de Nilce fue encontrado en una orilla del río Madeira.

El enemigo del cemento en las colinas de Dublín.

Era un poco el guardián de las colinas de Dublín, en Irlanda. Caminando en uno de ls senderos del bosque, donde le encantaba llevar a sus tres perros, Michael McCoy, de sesenta y tres años de edad, fue asesinado. Era una mañana de octubre pasado. McCoy fue golpeado a muerte con un bate de béisbol, en la zona de Ballinascorney, donde vivía con su familia en una casa en el bosque. Él, su esposa y las tres hijas. 

ber4

McCoy peleaba porque no quería ninguna construcción en “sus” colinas, aunque no era un área protegida. Nadie fue acusado por su asesinato, pero los investigadores irlandeses están convencidos que el crimen está vinculado a sus campañas ambientales. ber5 

La indígena que salvó al Río Gualcarque

Era la noche del 2 al 3 de marzo del año pasado. Tres hombres armados irrumpieron en su casa en La Esperanza, en el departamento de Intibucá, Honduras, y abrieron fuego. Berta Cáceres cayó al suelo y no se levantó más. Cerca de ella, su amigo de las batallas ambientales Gustavo Castro Soto, un activista mexicano, resultó herido en el incidente. Cáceres fue una famosa activista, galardonada en 2015 con el premio Goldman por el medio ambiente, comprometida a defender las tierras de los indios lenca, amenazadas por la minería de grandes grupos industriales. En particular, intentó bloquear el proyecto “Agua Zarca”, la presa del río Gualcarque. Denunció muchos ilícitos y recibió amenazas. “Vienen de Desa”, dijo, refiriéndose a Desarrollos Energéticos, a quien se había confiado la construcción de la presa. Cáceres estaba particularmente expuesta en su lucha, siendo la líder del Consejo de la Organización Popular e Indígena de Honduras (Copinh). Por ese motivo la Comisión Interamericana de Derechos Humanos pidió medidas de seguridad para ella, porque necesitaba protección. El 16 de mayo de 2016, el gobierno detuvo a cuatro hombres. Entre ellos está el ex jefe de seguridad de Desa y un ingeniero de la compañía. ber6 

La batalla de una mujer contra los grandes del carbón. 

Tres disparos en un bar de Mariveles, en la isla de Bataan. Así fue asesinada Gloria Capitan el 1 de julio de 2016. Tenía 57 años y desde hace tiempo combatía contra la construcción de una nueva planta de energía a carbón en Filipinas. Dirigía un grupo de militantes contrarios a las políticas del coloso Mariveles, que tiene como objetivo expandirse a la provincia de Bataan, a unos cien kilómetros de Manila. Denunció los efectos dañinos sobre la población de las instalaciones y sitios de almacenamiento en el distrito de Mariveles. Organizó campañas, presentó quejas ante el Tribunal de Justicia y pidió el “cierre definitivo del proyecto del carbón”. Recibió una amenaza anónima: “No quiero ver a ninguno de ustedes enterrado bajo un montículo de tierra”. ber7 

El guardabosques asesinado por milicianos.

Jules había elegido trabajar en el parque de Virunga. Fue uno de los Rangers que defendían el área protegida nacional más grande de la República Democrática del Congo, la más antigua de África (fundada en 1925). Para algunos, sin embargo, el recurso más valioso del parque no son los gorilas de montaña, consentidos por los turistas, sino el carbón de leña, que se obtiene derribando los árboles y quemándolos. Es una de las fuentes de energía más rentables para el Ejército Democrático de Liberación de Ruanda. En septiembre del año pasado, Jules Kombi Kambale, de 30 años y una esposa embarazada, fue asesinado a tiros por la milicia ruandesa. Estaba tratando de defender la vegetación de su parque.

 

 

Extraído de: corriere.it

Foto de Portada: www.vozdeamérica.com