Home / Crimen organizado / EL “BEL PAESE” A LA DERIVA
belpaese

EL “BEL PAESE” A LA DERIVA

Por Giorgio Bongiovanni

EL “BEL PAESE” A LA DERIVA

belpaese

DESDE LAS “MERETRICES” DE BERLUSCONI A LAS HIPOCRESÍAS DEL CSM

Por Giorgio Bongiovanni – 12 de Marzo de 2015

El Bel Paese* “sol, pizza y mandolina” de poetas y navegantes, seguirá dando que hablar en el extranjero después de la absolución de Silvio Berlusconi por los delitos de abuso de poder e incitación a la prostitución de menores en el Caso Ruby. De hecho según la Casación no ha sido suficientemente probado que Berlusconi estuviera en conocimiento de que Ruby era menor de edad, a pesar de que algunas interceptaciones telefónicas demostrarían exactamente lo contrario. Mientras en lo que respecta al delito de concusión el mismo no ha sido verificado ya que no consta el hecho de que Pietro Ostuni (jefe de gabinete de la policía milanesa que recibió la llamada del ex Primer Ministro para que liberara a Ruby para luego entregársela en custodia a Nicole Minetti, n.d.r.) haya recibido órdenes perentorias o amenazas concretas y por lo tanto no ha habido una limitación radical de la libertad. Veredicto que se basa en el hecho de que la concusión quedó circunscrita por la ley Severino.

Ahora bien, esta sentencia no niega la prostitución en la mansión de Arcore, la misma defensa ha admitido que Ruby, es decir Karima El Mahroug, “se prostituía primero, después y quizás también en Arcore”. Por lo tanto Berlusconi no deja de ser culpable y, según nuestra opinión, es éticamente impresentable como líder de un gran partido, mucho menos como representante de nuestras instituciones. Ningún cargo estatal, o rol institucional puede ser ocupado por un hombre del que haya sido suficientemente probada su calidad de “putañero” y de líder corrupto. Pero sobre todo un político que durante años, incluso mientras era Presidente del Consejo, se frecuentaba con personajes mafiosos. Son muchos los hechos y los sujetos que forman parte de su partido y que han sido indagados y en algunos casos hasta condenados por concurso externo en asociación mafiosa. Incluso el fundador del partido “Forza Italia”, Marcello Dell’Utri, uno de sus hombres de mayor confianza, que estuvo a su lado desde el principio y por consiguiente también fue cómplice de su vida política y profesional, hoy se encuentra en la cárcel por el delito de concurso externo en asociación mafiosa. Como es sabido el ex “caballerizo” Vittorio Mangano, tan apreciado por el ex Primer Ministro que lo “albergó” en su casa durante muchos años, era un conocido mafioso amigo de Dell’Utri
.
Berlusconi fue absuelto por el delito de prostitución de menores pero sigue estando condenado definitivamente por evasión fiscal y son muchos los procesos judiciales y las investigaciones que aún están en curso (juicio por la grabación de la conversación telefónica entre Giovanni Consorte y Piero Fassino relacionada con el caso BNL-Unipol, investigación Ruby ter, juicio Mediaset, juicio escort Bari, juicio de compra-venta de Senadores y finalmente el juicio llamado Lodo Mondadori, n.d.r.). Pero el “caimán” no se da por vencido y ante la sentencia dictada proclamó que se presentará nuevamente a las elecciones y que intentará conquistar al electorado, nada más obvio para un “putañero” amigo de los mafiosos. Pero esta vez ningún italiano con buen sentido común, podrá defender la ya vergonzosa figura de Berlusconi que queda manchada por hechos y sentencias que hoy son de dominio público. Entonces si llegara a haber un solo italiano que vote a este señor tendríamos que preguntarnos si se trata de un estúpido y cobarde (en el mejor de los casos) o bien de un delincuente (en el peor de los casos).

Dando vuelta la página completamente y hablando de cosas mucho más serias que el chiste tragicómico y preocupante del condenado Silvio Berlusconi y de sus perversiones sexuales, ayer ocurrió otro hecho muy importante que tuvo como protagonista al Consejo Superior de la Magistratura. El CSM sometió a votación por segunda vez consecutiva la lista de candidatos para la Fiscalía Nacional Antimafia. Por lo tanto si por un lado vemos a una magistratura atenta y precavida sobre cada sutileza e interpretación posible de la ley, al punto tal de absolver a un acusado que carga con las escuchas telefónicas y con testimonios muy comprometedores, por el otro nos preguntamos qué habrá sucedido en el Consejo Superior de la Magistratura, donde la misma minuciosidad y atención no parece haber sido empleada para la lucha contra la mafia.

De hecho no son para nada claras las dinámicas que se están viendo dentro del CSM. A partir del escandaloso e inexplicable rechazo de la candidatura del Fiscal Nino Di Matteo de entre las propuestas presentadas por unanimidad por la Tercera Comisión del Palacio dei Maresciali (sede del CSM), desde el momento que el magistrado palermitano cuenta en su haber con un currículum de más de veinte años de investigaciones en el campo antimafia, el único entre todos los candidatos.

El 4 de marzo pasado hubo un primer reenvío a votación del CSM y ayer fue el segundo.

Sorprendentemente el Fiscal Nino Di Matteo, gracias a la propuesta alternativa del magistrado Aldo Morgigni, perteneciente a la corriente “Autonomia e Indipendenza”, entró nuevamente en juego. Es por ello que el voto fue postergado nuevamente hasta el próximo plenum para permitirle al Procurador Nacional Antimafia, Franco Roberti, que exprese su opinión sobre Di Matteo.

A pesar de ello será bastante difícil que Di Matteo pueda ser nombrado en lugar de uno de los tres magistrados ya elegidos (Eugenia Pontassuglia, Marco Del Gaudio, Salvatore Dolce), además porque la propuesta de Piergiorgio Morosini, de que el expediente vuelva a ser tratado en Comisión para evaluar si la posición del magistrado había sido “considerada en forma adecuada”, fue rechazada. Probablemente Di Matteo llegará a acceder a la Fiscalía Nacional Antimafia más adelante, para cubrir un cuarto cargo vacante, o bien en el otoño, cuando se jubile Giusto Sciacchitano.

Para quienes han seguido el caso desde cerca, como nosotros, hay algunas preguntas que surgen espontáneas: ¿A qué se debió este cambio de idea del CSM? Sin lugar a dudas influyó además el trabajo de asesores inteligentes, que a la luz del indecente papelón protagonizado por el CSM la vez pasada ahora han intentado que el mismo de un paso atrás. ¿A qué se deben estos cambios y estos reenvíos repentinos?¿El Consejo Superior de la Magistratura no tendría que ser un organismo de transparencia, seriedad y profesionalidad?

Sin embargo la decisión anterior no se puede llamar profesional ni mucho menos seria desde el momento en que fue traicionado y tergiversado uno de los elementos fundamentales del status del Consejo Superior de la Magistratura que tendría que promover a sus magistrados más capacitados, sobre todo cuando se trata de la lucha en contra de la mafia o de la Fiscalía Nacional Antimafia.

Nino Di Matteo es, a nivel profesional, el magistrado más veterano de los otros candidatos, más calificado en cuanto a los requisitos para ser admitido y en cambio fue rechazado. No se puede decir que simplemente el Consejo Superior de la Magistratura haya decidido deliberadamente porque los tres magistrados propuestos, sin desmerecer su profesionalidad y capacidad, no están a la altura del Fiscal Di Matteo en lo que respecta a la lucha contra Cosa Nostra.

Esperamos que el próximo plenum reconozca a Di Matteo, que es lo mínimo que se merece como magistrado que desde hace veinte años trabaja en contra de la mafia, habiendo obtenido resultados importantes. O ¿tenemos que ser nosotros los periodistas los que recordemos los logros del Fiscal en el marco de la magistratura? No solo Nino Di Matteo representa a la parte acusatoria junto a Vittorio Teresi, Roberto Tartaglia y Francesco Del Bene en el ya histórico juicio sobre la negociación mafia-Estado, sino que cuenta además en su haber con muchos otros juicios, en Caltanissetta contra la Cosa Nostra de Gela. Al punto tal que ya en 1993 le fue asignado el servicio de escolta porque fue amenazado por los clanes mafiosos de dicha ciudad y de Caltanissetta, entre los más feroces de Sicilia. Y sin contar el juicio Borsellino ter, en el que Di Matteo hizo condenar a toda la cúpula de Cosa Nostra por completo y su victoria en el juicio contra el ex Presidente de la Región Siciliana. Totò Cuffaro, condenado definitivamente a siete años de cárcel por favorecimiento personal y por filtrar datos , agravado por haber ayudado a Cosa Nostra. Es larga la lista de investigaciones que ha realizado Di Matteo a lo largo de su carrera sobre las conexiones entre la mafia y los cuellos blancos, desde la denominada “Ghiaccio” hasta la denominada “Sistemi criminali” y muchas otras.

No tendría que ser un periodista el que recuerde estos hechos al CSM, sino que tendría que ser el CSM mismo el que presente orgulloso y en forma aún más detallada el currículum de un magistrado como Antonino Di Matteo.

Por lo tanto esperemos que el Consejo Superior de la Magistratura cambie de parecer.

Esperemos que el vice presidente, Giovanni Legnini, no se deje llevar por las debilidades humanas y que de un vuelco en la historia del CSM que ha dejado ya demasiadas víctimas en su camino, una de ellas fue el Juez Giovanni Falcone, asesinado en un atentado. Fue el mismo Paolo Borsellino quien denunció públicamente que Falcone había comenzado a morir cuando el Consejo superior de la Magistratura rechazó su candidatura al cargo de Jefe Instructor.