Home / Crimen organizado / EL GRAN JUICIO CONTRA LA MAFIA
Jamil

EL GRAN JUICIO CONTRA LA MAFIA

Por Jamil El Sadi

EL GRAN JUICIO CONTRA LA MAFIA.

Reflexiones de un estudiante

Por Jamil El Sadi* – 13 de Febrero de 2016

El 10 de febrero pasado fue un día importante para nuestro país. Coincidió con el trigésimo aniversario del “Maxi-proceso”. Ese juicio descomunal en el que realizaron un gran aporte Giovanni Falcone y Paolo Borsellino. Si, ya han pasado 30 años. A mí me cuesta dar un salto hacia el pasado tan grande, pero gracias a la imaginación puedo hasta incluso viajar por el universo. Me imagino un mundo mejor, hace 30 años. Quizás tenga razón, quizás no, no estoy seguro excepto de una sola cosa. En esa época no contábamos con dos mártires, y todavía no se habían dado estos dos grandes encubrimientos mediáticos y de Estado.
Quiero recordar el comienzo de este proceso judicial, porque, incluso gracias a nuestros dos Jueces se pudo condenar a mafiosos, a exponentes políticos, a prófugos y a hombres de los más altos cargos institucionales. En pocas palabras, este juicio logró cortar algunos tentáculos de este enorme pulpo llamado “Mafia”. Varias veces me ha tocado escuchar a la gente decir que la mafia no existe, y me pregunto ¿por qué lo creen? Lamentablemente la respuesta es siempre la misma: “Porque la mafia ya no asesina”.
Espero que a través de este aniversario y del macabro, cobarde y oscuro asesinato de los Jueces Falcone y Borsellino, sobre el cual hasta el día de hoy periódicos como Antimafia Duemila, así como algunos magistrados y periodistas, intentan hacer un poco de luz; la gente comprenda que si la mafia ya no mata no significa que haya desaparecido. No, quiere decir que logra hacer su trabajo sucio: corromper, intimidar y dialogar con individuos de una cierta responsabilidad. En cambio cuando mata es porque se encuentra ante sujetos que no tienen miedo porque saben que la mafia no es invencible. Admiro a quienes instruyeron el “Maxi-proceso” realizando un gran aporte, donde no solo fueron condenadas aquellas personas que formaban parte de los pequeños clanes mafiosos que cobraban el pizzo (impuesto mafioso), sino que también obtuvieron su condena personas que, como decía nuestro cantautor Fabrizio De Andrè: “Vosotros que usáis un abrigo de pelo de camello y en el Maxi proceso erais los más lindos”, es decir, personas importantes con una cierta responsabilidad para con nuestro Estado. Esta es mi intención, la de recordar el comienzo de este importante juicio y de tratar de abrir la mente de las personas sobre la mafia y sobre aquellos que luchan en su contra, porque éstas últimas no hacen un trabajo fácil, hacen un trabajo de tiempo completo en el que dan todo, hasta la vida.
*alumno de la clase 2A/MC – I.T.I.S. Enrico Mattei de la ciudad de Urbino