Home / Crimen organizado / EL ÚLTIMO DISCURSO DE BORSELLINO RETUMBA EN CASA PROFESSA
borstapa

EL ÚLTIMO DISCURSO DE BORSELLINO RETUMBA EN CASA PROFESSA

Por Aaron Petinari

EL ÚLTIMO DISCURSO DE BORSELLINO RETUMBA EN CASA PROFESSA

Por Aaron Pettinari – Video/Foto – 26 de junio del 2017
Recuerdos a 25 años de distancia

Se había abierto el concurso para la sucesión de la Oficina de Instrucción de la Corte de Palermo. Falcone decició presentarse, algunos Judas empezaron a burlarse de él y el día de mi cumpleaños el Consejo Superior de la Magistratura nos hizo este regalo: fue elegido Antonino Meli”. La voz de Paolo Borsellino impregna cada esquina del vestíbulo de Casa Professa, donde ayer se llevó a cabo el evento organizado por Ciudadanía por la Magistratura, “25 años después qué ha quedado de las palabras de Paolo Borsellino”. Son palabras que permanecen en la piel y que al ser escuchadas veinticinco años después dejan un profundo sentimiento de tristeza, teniendo en cuenta que en esa ocasión el mismo Borsellino había declarado su intención de liberar declaraciones a la autoridad judicial que podrían haber sido útiles para averiguar la verdad sobre el atentado del 23 de mayo. Pero desafortunadamente nunca fue llamado por los magistrados de Caltanissetta y el 19 de julio fue asesinado junto a sus guardaespaldas. Y no sólo eso. Se hizo desaparecer la agenda roja en la que, probablemente, había escrito sus propias reflexiones acerca de lo que estaba ocurriendo en ese terrible año. La sociedad civil que se había reunido para no olvidar permanecía en absoluto silencio mientras escuchaba las palabras del magistrado. “Hoy volvemos a renovar el compromiso de la sociedad civil para que la memoria no se desvanezca y para que las palabras que son el testamento del Dr. Borsellino puedan ser transmitidas a las generaciones futuras -dijo Liborio Martorana-. Hubo cuatro procesos que llevaron a establecer un mínimo de verdad legal sobre la mano que accionó el mando a distancia. Pero hoy nos hacemos otra pregunta. ¿Cuántos más deberán tramitarse para averiguar quiénes fueron los instigadores de la matanza? Exigimos esta respuesta porque creemos que nos la deben“.  bors1

Después de la intervención teatral de los alumnos del Instituto de Mujeres I.C. Riso di Isola, no podía faltar el recuerdo de Giovanni Palazzotto, uno de los fundadores de Ciudadanía por la Magistratura, que murió hace unos años. Fue así que el recuerdo de aquel día quedó en manos de unos pocos “testigos” presentes en esa noche hace 25 años: Vincenzo Agostino, padre del agente asesinado junto con su esposa Ida en agosto de 1989, presente con su esposa Augusta, y Armando Carta. “Recuerdo perfectamente esa noche -dijo Agostino- estábamos con Orlando y Nando Dalla Chiesa. Escucharlo de nuevo hoy me hace reflexionar mucho. Porque hoy en día existen niveles a los que, lamentablemente, el poder judicial no puede llegar. Niveles que involucran a las personas que no pueden ser condenadas porque están protegidas principalmente por la política, por los cuellos blancos. Mi esposa y yo no sé si alguna vez veremos la justicia. No se entiende por qué después de 29 años, a mí y a mi familia nunca se nos hizo ver las notas que había dejado a mi hijo. Ustedes deben saber que cuando Arnaldo La Barbera me mostró una fotografía sobre la mesa, era la de Vincenzo Scarantino, el falso arrepentido. Querían que lo acusara. Pero yo estaba buscando a otra persona. El pasado 26 de febrero reconocí a otra persona y ahora me dicen que este reconocimiento no es válido. Quiero saber por qué. ¿Por qué no se busca a los verdaderos culpables? ¿Somos nosotros, los familiares, quienes debemos perseguirlos o es el poder judicial? Como ciudadanos debemos rebelarnos y luchar para que los jóvenes puedan tener un futuro mejor. No queremos palabras sino hechos concretos. Eso es lo que debemos exigir”.

VIDEO Los días de Judas. El último discurso de Paolo Borsellino

El siguiente en tomar la palabra fue Armando Carta: “Desde aquel 25 de junio de 1992 me di cuenta de que no podía ser indiferente. En los últimos años hemos trabajado como Scorta Civica para asegurar que este tipo de ataques no se repitieran. Hemos contribuido de alguna manera a garantizar que el fiscal Di Matteo fuera dotado con la protección del interferente de bombas, lo cual quiere decir que estamos cerca de los magistrados que buscan la verdad, de los que investigan sobre la tratativa Estado-mafia. También intentamos hacer una contribución a los conocimientos de los niños en las escuelas. Este compromiso no debe faltar nunca y debe continuar“.  En la reunión debía hablar también Salvatore Borsellino, ocupado con el ciclo “La Agenda Reencontrada” que termina el 18 de julio en Via d’Amelio, Palermo. Otra forma de no olvidar. Intercalada entre los discursos se escuchó la música del joven cantautor siciliano Eugenio Piccilli. Junto con Vincenzo Agostino, estuvieron también presentes Graziella Accetta, madre del pequeño Claudio Domino, Giovanni Paparcuri, el conductor que sobrevivió al atentado al juez Chinnici y varios representantes de las asociaciones Scorta Civica y Agende Rosse.