Home / Internacionales / ELIMINADA LA CUSTODIA DE INGROIA

ELIMINADA LA CUSTODIA DE INGROIA

Por Giorgio Bongiovanni

ELIMINADA LA CUSTODIA DE INGROIA

Continúan las acciones del “gobierno del (no) cambio”

por Giorgio Bongiovanni –  22 de junio del 2018

Mientras el diputado de Forza Italia Francesco Paolo Sisto se regocija por el frustrado nombramiento del magistrado Nino Di Matteo al DAP (en su momento había definido como “aterradores” los rumores sobre tal eventualidad) continúan las “metidas de pata” del Ministro del Interior, Matteo Salvini, y del “gobierno del (no) cambio”. El líder de la Liga demostró ayer una vez más toda su ignorancia, más allá de las proclamas, en materia de lucha contra la mafia, atacando a Roberto Saviano, quien se permitió criticarlo por el (absolutamente controvertido) trabajo que el Gobierno ha puesto en marcha respecto a los migrantes. “Yo digo que Italia tiene el récord europeo de servicios de escolta y vigilancia, no dependen de mí las elecciones por simpatía o antipatía – dijo Salvini – Serán las instituciones competentes las que deberán evaluar si corre algún riesgo porque me parece que pasa una gran cantidad de tiempo en el extranjero. Evaluaremos como se gastan los fondos de los italianos. Les envío un gran beso”.

 Italia, desafortunadamente, es el país que tiene las organizaciones criminales más poderosas del mundo (Cosa Nostra, ‘Ndrangheta, Camorra y Sacra Corona Unita) e incluso hoy, como en el pasado, las mafias (pero también los sistemas criminales) no  

quieren que nadie hable sobre ellos. Nuestra historia está impregnada con la sangre de los periodistas asesinados por las mafias y aún hoy no faltan amenazas e intimidaciones.

El autor de Gomorra, quien contó la historia del Clan Casalesi, hace más de once años que está custodiado, pero es evidente que el ministro hace gala de no saber que cuando se entra en la mira de la mafia es como una sentencia “de nunca acabar”. Pero no es solo el asunto Saviano el que despierta indignación. Es grave la falta de acción del ministro y, en consecuencia, del gobierno, cuando decide retirar la escolta al ex fiscal, hoy abogado, Antonio Ingroia. La noticia fue dada ayer por el fiscal nacional antimafia, Nino Di Matteo, quien habló en una conferencia en Milán. “La mafia y los poderosos que están en connivencia con la mafia no se olvidan – denunció – sin embargo, el Estado ha decidido eliminar la custodia de Antonio Ingroia. Hay personajes de la política que permanecen bajo vigilancia y algunos desde hace años, aunque ya no tengan ningún papel público. A Ingroia, en cambio, lo dejan sin protección”. De igual manera, el fiscal nacional antimafia Francesco del Bene y el sociólogo Nando Dalla Chiesa han puesto de relieve la gravedad de la situación. A Ingroia le sacaron la custodia tan sólo 15 días después de la sentencia del Tribunal Penal de Palermo en el caso de la tratativa Estado-mafia. Un proceso que en sus comienzos fue instruido por él y que luego fue llevado hasta la sentencia de primera instancia por los fiscales Di Matteo, del Bene, Teresi y Tartaglia. Un proceso que condujo a la condena a jefes mafiosos, representantes de las instituciones y  políticos: los oficiales de carabineros Mario Mori, Antonio Subranni y Giuseppe De Donno, jefes de Cosa Nostra como Leoluca Bagarella y Antonino Cinà y el ex senador y fundador de Forza Italia, Marcello Dell’Utri.

Hacía ya 35 años que Ingroia estaba bajo custodia. Fue alumno de Paolo Borsellino, ha llevado a cabo investigaciones y juicios contra la mafia, pero también contra los sistemas criminales que hacen negocios con ella. Llevó al banquillo a sujetos como el ex número tres del SISDE, Bruno Contrada, y el ex senador y fundador de Forza Italia Marcello Dell’Utri, obteniendo (junto con sus colegas Alfredo Morvillo y Domenico Gozzo) las condenas que luego se volvieron definitivas para el concurso externo en asociación mafiosa.

La decisión de eliminar a la escolta de Ingroia se tomó cuando Paolo Gentiloni estaba a cargo y el Ministro del Interior era Minniti. ¿Qué se podía esperar de un gobierno nefasto como el del Partido Demócrata, que luego fue rechazado en las urnas? Pero es el presente lo que cuenta ahora. Y es absurdo que el gobierno actual haya confirmado esa decisión y no mueva un dedo para reponer la custodia. No puede haber ideologías frente a las sentencias de “condena a muerte” que dictaron las mafias.

Este era el “gobierno del cambio” y el “cambio” es la sensación de que se está yendo hacia algo peor. Ayer publicamos la noticia del informe de los agentes del GOM en el que se dice que los jefes de la mafia de la cárcel, han expresado su “no” al posible nombramiento como Director del DAP (Departamento de Administración Penitenciaria, ndt) del fiscal nacional antimafia Nino Di Matteo. Estaba en manos del Ministro de Justicia, Alfonso Bonafede, la posibilidad de dar una señal importante, proponiendo al CSM (Consejo Superior de la Magistratuta, ndt) el nombre de Di Matteo para el cargo, pero prefirió elegir a otras figuras. No ha llegado ninguna información (por ahora) del Ministro de Justicia, respecto a si conoció este hecho o si el mismo, de alguna manera, ha influido en su elección. También en el caso de Roberto Saviano, el Ministro de Justicia ha preferido “lavarse las manos” como Pilatos (“Sin comentarios: las custodias son responsabilidad del Ministerio del Interior”).

A diferencia del Presidente de la Cámara, Roberto Fico, que afirmó: “Los que han tenido el coraje de denunciar y oponerse al crimen organizado deben ser protegidos por el Estado”.

 Entrevistado por Tg1 Di Matteo también comentó las palabras de Salvini: “De Saviano no conozco específicamente su situación de riesgo, por lo que no me permito entrar a los méritos, sin embargo, yo hubiera deseado que temas tan delicados fueran manejados única y exclusivamente ante los organismos competentes. Creo que quienes ocupan cargos institucionales deben conocer bien la mentalidad de los mafiosos para evitar que ciertas declaraciones puedan parecer, en la mente de los mafiosos, una señal de deslegitimación y de aislamiento del objetivo. Querría que en  

Italia se recuerde un poco más que, sobre todo en la tierra de la mafia, muchos hombres custodiados, junto con los carabineros y policías que los protegían, saltaron por los aires y están muertos. Este es un país que no puede perder la memoria Creo y espero que todas las instituciones y también este gobierno se den cuenta, finalmente, de que la cuestión mafiosa, la lucha contra la mafia, es y debe ser uno de los temas principales en las agendas de cualquier gobierno, de cualquier ideología”. Y este es precisamente el núcleo. En la actualidad, el nuevo gobierno corre el peligro de hacer cosas incluso peores que el anterior. Esperemos que lleguen nuevas respuestas.

—————-

En las fotos de arriba a abajo: el diputado de Forza Italia, Francesco Paolo Sisto, el fiscal nacional antimafia, Nino Di Matteo y el ministro del Interior, Matteo Salvini (© Imagoeconomica)