Home / Crimen organizado / “EN MEXICO NI ESTAMOS EN PAZ Y NI HAY JUSTICIA”
portadamexico

“EN MEXICO NI ESTAMOS EN PAZ Y NI HAY JUSTICIA”

Por Charly Santana

“EN MEXICO NI ESTAMOS EN PAZ Y NI HAY JUSTICIA”

Con el periodista Luis Guillermo Hernández

Entrevista de Carlos Santana, desde México DF, para Antimafia Dos Mil- Agosto 23 de 2015

Luis Guillermo Hernández, mexicano, ha trabajado durante los últimos 20 años en medios de comunicación de diversa índole. Ha colaborado con el periódico “Reforma” y “El Universal” y actualmente se desempeña como redactor de la revista “Mx”, una revista informativa muy conocida en todo México. Nuestro entrevistado se ha especializado en temas relacionados estrechamente con la delincuencia organizada y el narcotráfico. También es docente de la Universidad Iberoamericana donde está estudiando para obtener su título de doctor en comunicación. Asimismo, es colaborador de la red “La red de los periodistas de a pie” que trabaja en capacitación, profesionalización y mejoramiento de las condiciones de vida de los periodistas en México.

-¿Cómo les ha pegado a ustedes el asesinato de periodistas?
Lo que ha pasado en México es en términos muy concretos, una serie de asesinatos. Yo le podría llamar “asesinatos sistemáticos de periodistas”, en una región que es el estado de Veracruz, que es un territorio que está en el área de la región del Golfo de México, un territorio muy amplio. Han ocurrido una serie de asesinatos. Alrededor de 15, en los últimos 5 años. Todos ellos con un matiz de impunidad prácticamente total. A lo largo de los últimos años, estamos hablando de los últimos 20 años, se han cometido unos 80 asesinatos de reporteros en todo México. La mayoría de estos nunca pudieron ser aclarados en su totalidad. Esto habla de una situación y circunstancia muy particular, tomando en cuenta que México no es un territorio en guerra, aparentemente. Esta situación nos ha obligado a los periodistas de todas las regiones del país a tratar de explicarnos lo que está pasando y a buscar defendernos de lo que está ocurriendo. Y me parece que son dos las aristas en las que hemos estado trabajando, con diferentes perspectivas, acercándonos a organismos internacionales, creando redes de colaboración, de información, de capacitación y de protección entre nosotros. Hay un conjunto de redes a lo largo del país de periodistas en activo, que se dedican a surtirse de información, y en hacer llegar esta información, para protegerse de los crímenes. Y también de saber qué hacer en caso de una amenaza. En caso de violencia. En caso de secuestro. En caso de muerte. En todo esto hemos estado metidos los periodistas mexicanos en los últimos años.

-¿Qué saben ustedes con respecto al asesinato del fotoperiodista Rubén Espinosa y de la activista Nadia Vera?

Te voy a contar la historia como yo la sé, y es muy sencilla. Nosotros, en la red de “Periodistas de a pie” tenemos un programa de televisión por internet en el canal “Rompe Viento TV”. Es un programa que cada jueves se transmite en la Ciudad de México a través de las redes de internet. Allí discutimos temas de periodismo, temas de violencia y temas de actualidad. Hace como un mes, con mi compañera Daniela Pastrana, que es directora, y con mi otra colega Lydiette Carrión, estábamos discutiendo el asunto de la temática del programa que tendríamos al día siguiente y hablamos de un foto reportero llamado Rubén Espinosa, que tuvo que salir Veracruz, por una serie de amenazas que había recibido directamente. Amenazas en las cuales se le advertía que estaba en la mira de algo o de alguien, y que su vida corría peligro. Yo nunca había escuchado la historia de Rubén. Nunca lo había conocido. No había platicado con él, hasta el día que lo tuvimos en el programa. Cuando llegó Rubén, me pareció un chico joven, muy inquieto, sumamente nervioso. Minutos antes de la entrevista estuvimos platicando de sus actividades. Contó que trabajaba como fotógrafo free lance para diferentes medios, uno en Veracruz y algunos más en la Ciudad de México, entre ellos la revista ” Proceso” que es una revista muy crítica en México. Muy crítica con el poder y con los gobiernos en México. Una revista que ha sido atacada en diferentes ocasiones. Uno de esos ataques fue el asesinato de su corresponsal en Veracruz, Regina Martínez, hace 2 años, si no me falla la memoria, en circunstancias que hasta este momento no han sido aclaradas. Hablamoss con Rubén en el estudio de “Rompe Viento”. Platicábamos de su miedo, de las circunstancias que lo habían obligado a salir de Veracruz. Nos contaba, que en realidad él no tenía una certeza del porque lo estaban amenazando. Solo tenía unas pistas. Nos dijo que lo habían acosado en el gobierno de Veracruz, en las diferentes coberturas en las que tomo parte como fotoperiodista. Nos dijo que le habían amenazado. Que le habían advertido que no lo iban a dejar entrar a más conferencias de prensa y que no le iban a dejar acercarse al gobernador porque era incómodo para él. Y nos dijo que le habían hecho unos comentarios del tipo: “deja de molestar o te va a pasar lo que a Regina”. La situación se le complicó cuando fue como foto reportero a cubrir una protesta de estudiantes, de la universidad veracruzana. Fue a tomar fotografías y se dio cuenta que lo seguían, con intención de intimidarlo, de amedrentarlo. Fue una persecución que demandó algunos días. Allí entendió que por sensatez tenía que dejar la capital Jalapa y huir a la Ciudad de México, para tener un poco de protección y un poco de distancia de este asunto. Nunca recibió una protección por parte de los mecanismos estatales porque no confiaba en ellos y solamente se acogió a la protección de algunos organismos nacionales, como ser el denominado “Artículo 19”, que está encargado de investigar el acoso contra la prensa, los ataques y las condiciones de trabajo de los periodistas en México. Rubén les llamo, y se pusieron en contacto. Desde “Artículo 19” le dijeron: ven para acá, nosotros te ayudamos. Y se vino a la Ciudad de México. En la entrevista Rubén nos habló de su miedo y de la dificultad para ejercer el periodismo en Veracruz. Tres semanas después es asesinado ¿Quien lo mato? No sabemos hasta el momento. Nosotros consideramos las amenazas que sufrió por parte de las autoridades en Veracruz. Para la fiscalía no se ha dado aún con una línea de investigación que tenga que ver con las amenazas que Rubén recibió. Nos parece que estamos en un momento crítico porque Rubén fue asesinado junto con su novia Nadia Vera, que era activista de una organización de apoyo a estudiantes, a personas en problemas dentro de la sociedad civil. Ella también había sido amenazada. Había sido amenazada directamente por el gobierno de Veracruz, unos meses antes de la llegada de Rubén a México DF. Nadia también fue entrevistada en “Rompe Viento TV”, y ella había declarado públicamente que responsabilizaba (su asesinato) o lo que pudiera pasarle, al Gobernador Javier Duarte y a su equipo de colaboradores. Y ambos fueron asesinados juntos, en la casa que ella tenía en la Ciudad de México. Asesinados junto a otras tres personas: una ciudadanía colombiana, una amiga de ellos; otra mujer que era una especie de compañía en el departamento y una chica que les ayudaba con las labores domésticas. Fueron asesinados los cinco en una zona muy céntrica de la Ciudad de México. Y todos tenemos muchas dudas de qué es lo que ocurrió con todo esto.

mexico3

-¿Tú piensas que el Estado está detrás de estos asesinatos, como lo denuncian en las protestas, señalando principalmente al gobernador de Veracruz Javier Duarte?

Yo no puedo afirmar eso y lo digo con toda contundencia. Yo no puedo afirmar que el gobernador Javier Duarte lo haya asesinado, a Rubén y a las otras cuatro personas. No puedo afirmarlo, pero tampoco puedo afirmar que no lo haya hecho. Creo que la obligación de las autoridades de la Ciudad de México, y de la autoridad Federal es de investigar esa línea de suposición. Porque hay una amenaza real. A Rubén realmente lo amenazaron directamente en Veracruz. Lo amenazaron en la Ciudad de México y a Nadia Vera la amenazaron en Veracruz y en la Ciudad de México, y me parece que ninguna autoridad, local o federal, puede ser omisa o sorda a esa posibilidad. Y nosotros, como periodistas sin ninguna militancia de ninguna índole, exigimos que se investigue a profundidad esa posibilidad. Que se llame a declarar al gobernador. Que se llame a declarar al Procurador. Que se llame a declarar a la gente de la policía. Es decir, que se agoten absolutamente todas las posibilidades en torno al asunto Veracruz y este crimen múltiple. Y eso no se está haciendo. Por eso nuestra rabia. Por eso nuestra impotencia. Estamos ante un asunto que es el preludio de la impunidad. Y eso es lo que nos tiene muy enojados, y tenemos que ver lo que vamos hacer al respecto. Así como no puedo afirmar que el gobernador Duarte lo mato, tampoco podemos negar que el gobernador Duarte, a través de su equipo lo haya amenazado. Esa posibilidad está ahí y tiene que ser investigada. 

mexico5

– ¿Ustedes se han dado cuenta si existe un asunto político, que se haya asomado desde un principio o en estos momentos?

-Ese asunto es lo que todos estamos en este momento observando. En Veracruz se han cometido 15 homicidios en contra de periodistas durante el gobierno de Javier Duarte. Estamos hablando de un gobierno que está por cumplir su quinto año, sino es que ya no lo cumplió, y está prácticamente a un año de terminar. En este sexenio de Duarte han sido asesinados 14 periodistas, 15 con Rubén. Catorce crímenes, y ahora el de Rubén, que no han sido aclarados. Han sido crímenes en su mayoría ligados con la actividad periodística. Con la actividad profesional de la víctima, y en todos los casos, prácticamente en la mayoría de los casos, hay una impunidad solapada desde las instituciones del estado de Veracruz. Por eso hablamos de un asesinato sistemático de periodistas. No hay personas purgando condenas, por estos catorce homicidios. No hay responsables de estos homicidios. Y eso en un estado democrático que se supone es el mexicano, no tendría que ocurrir. ¿De qué estamos hablando?. Estamos hablando de impunidad, de corrupción, de una estructura político-jurídica que impide la justicia y que me parece que juega en contra, no sólo de los periodistas sino de los ciudadanos mexicanos en general. Esa impunidad nos perjudica a todos. Entonces, a eso nos referimos cuando hablo de asesinatos sistemáticos en Veracruz. Yo no insisto en decir que Javier Duarte sea el asesino. Pero sí puedo decir que su política y su control de la institución favorecen, por omisión o por acción, a que ocurran estos asesinatos. Los gobiernos estatales en México funcionan como una especie de virreinato. El gobernador es el líder absoluto de todas las instituciones, de todas: del poder judicial, del legislativo y del poder ejecutivo. Todos responden a una autoridad vertical, cuya cúspide es el gobernador. Cuando hablamos de que el gobernador permite que haya impunidad nos referimos a que el gobernador, controla en Veracruz y en el resto de las entidades del país. Controla todos los aprestos del estado. Por eso insisto que la línea de investigación tiene que llegar hasta la verdad, porque necesitamos saber qué paso.

– ¿Ustedes como periodistas, respecto a lo que han investigado, han descubierto que haya otro poder que esté arriba de ese Gobernador?

-Yo no sé hasta qué punto el crimen organizado y el narcotráfico haya contaminado las instituciones públicas en Veracruz. Yo no sé hasta qué punto el gobernador y los secretarios de su gabinete estén involucrados con el crimen. No te lo puedo asegurar. No tengo ningún indicio al respecto. No tengo ninguna prueba que pueda sustentar una acusación de esa naturaleza. Pero los indicios van más en el sentido de que todas estas instituciones están contaminadas de corrupción. Y eso sí lo puedo asegurar. Esa corrupción le abre el pasó a toda una serie de asuntos, entre ellos al narcotráfico y al crimen organizado. Los policías, las corporaciones policíacas estatales y municipales están contaminadas. Todas esas aristas, todos esos cabos sueltos están ahí, contribuyendo al clima de impunidad y de zozobra, no sólo para la libertad de expresión y la libertad de la expresión de las ideas, sino también para las libertades básicas de los ciudadanos en esa zona y en el resto del país. Creo que una de las grandes contribuciones, de la muerte de Rubén, es que el mundo entero vio derrumbarse el mito de que México estaba seguro. De que México estaba en paz. Ese mito que el gobierno de Enrique Peña Nieto se encargó de difundir a lo largo de los últimos años. Un mito que se derrumba, porque en México ni estamos en paz y ni hay justicia, ni hay democracia real y estamos sometidos a un gobierno de terror por el crimen organizado, por la violencia, por la delincuencia, por la impunidad y por la corrupción que nos está amenazando a todos, absolutamente a todos en este país. Y eso me parece es lo que Rubén creía. Rubén creía que el periodismo podía contribuir a mostrarle a la gente lo que estaba ocurriendo. Creo que con su muerte lo está logrando a nivel global. Hoy, nadie en el mundo puede afirmar que México es un país en paz. Y eso es algo que todos sabíamos, pero que no podíamos divulgar por este aplastante poder mediático ¿no?

*Foto de Portada: Luis Guillermo Hernández. Foto de Mx Linkedin.com
*Foto de medio: Rubén Espinosa. Foto www.elmanana.com
*Foto inferíos: Activista Nadia Vera. Foto www.14ymedio.com