Home / Crimen organizado / ESTARIA YA LA LUZ VERDE PARA LLEVAR A NENECO AL PARAGUAY, PARA SER JUZGADO
delegacin Brasilera

ESTARIA YA LA LUZ VERDE PARA LLEVAR A NENECO AL PARAGUAY, PARA SER JUZGADO

Por Jean Georges Almendras

ESTARIA YA LA LUZ VERDE PARA LLEVAR A NENECO AL PARAGUAY, PARA SER JUZGADO

Se firmó mandato de prisión con fines de deportación; estiman un traslado casi inmediato

delegacin Brasilera

Foto de Portada,ABC Color: Cónsul Paraguayo Angel Gill y Fiscal Lorenzo Lezcano, con el mandato de prisión con fines de deportación.

Por Jean Georges Almendras

Parecería ser que la luz verde para la extradición de Vilmar Acosta al Paraguay, se estaría avizorando en el horizonte, a juzgar por las informaciones procedentes de la ciudad de Campo Grande, Mato Grosso del Sur, Brasil, a través de los periodistas de ABC Color instalados allí en cobertura especial de todas las instancias relativas a la captura del ex intendente de Ypehjú, sindicado como el ideólogo de los crímenes de Pablo Medina y Antonia Almada, periodista y asistente respectivamente, y de Julián Núñez, ex intendente de Ypehjú.

De acuerdo a lo informado por los colegas de ABC Color, el gobierno brasileño habría resuelto en la noche del viernes 6 de marzo deportar al Paraguay a Vilmar Acosta, quien se encuentra recluído –bajo medidas de prisión preventiva- en la sede central de la Policía Federal de Campo Grande, capital del estado de Mato Grosso, del Sur. Inclusive trascendió que el día lunes próximo ya podría estar siendo ingresado al Paraguay el detenido apodado “Neneco”.
Pese a estas apreciaciones, y dado el caso –y ojalá nos equivoquemos- del dicho al hecho todavía puede –o podría- haber un largo trecho. De todas maneras, admitamos que en este tema se dieron pasos agigantados, si evaluamos todas las secuencias de las horas siguientes a la captura del ex intendente. Por ejemplo, uno de estos avances lo constituye el hecho de que –según las informaciones de los periodistas de ABC Color- el mandato a prisión con fines de deportación fue ya emitido por el juez de la 5ta Vara Federal del estado brasileño, Dalton Igor Kita Conrado, siendo informado oficialmente en la noche del viernes por el delegado de la Policía Federal Leonardo Rafaini, el fiscal de Salto del Guairá Lorenzo Lezcano y el Cónsul paraguayo Ángel Adrián Gil Lesme.
Cabe recordar que el fiscal Lezcano es el mismo quien horas antes, en la ciudad brasileña de Sete Quedas, lograra que el juez Guilherme Henrique Berto de Almada anulara la nacionalidad brasileña de Vilmar Acosta, cuando estuvo a punto de ser liberado, porque en el Brasil no había ninguna petición de captura en su contra a la identidad con la que operaba Vilmar Márquez González.
Hay que mencionar que Acosta Márquez había sido detenido en Naviraí el día miércoles desde donde se lo derivó a la ciudad de Campo Grande bajo fuerte custodia de la Policía Federal, en carácter de detenido por el crimen de un uniformado, y también por otros delitos menores, como ser: ingreso ilegal al Brasil, y portación, y producción de documento falso. En el informe periodístico de los colegas de ABC Color se destaca que estos últimos cargos surgieron tras la anulación de su nacionalidad brasileña, la que obtuvo gracias a la presentación de partidas de nacimiento y otros documentos fraguados.
Horas después de conocerse la decisión de prisión con fines de extradición al Paraguay, de Vilmar Acosta, alias “Neneco” se pudo saber que dicho mandato había sido materializado en el marco de una serie de gestiones realizadas por el Ministerio Público paraguayo, a través de su unidad de Asuntos Internacionales, y también del Ministerio de Relaciones Exteriores a través de la Embajada paraguaya en Brasilia. Fue de esa forma que el Supremo Tribunal Federal llegó a expedir un mandato de prisión preventiva con fines de extradición contra el ciudadano paraguayo Vilmar Acosta Márquez. Lapso después, en horas de la noche del viernes, solo recién después de la intervención en Campo Grande del cónsul paraguayo Angel Adrián Gill Lesme y del fiscal Lorenzo Lezcano, la Policía Federal reveló oficialmente que el juez Dalton Igor Kita Conrado había decretado otra prisión con fines de deportación, trámite que se puede ejecutar inmediatamente, a diferencia de la prisión con fines de extradición, donde los plazos son mayores.
Como dato muy importante, hay que señalar el trascendido de que tanto la Fiscalía como el Consulado intentarán acelerar los trámites para que la medida de deportación del detenido más buscado por las autoridades paraguayas sea cumplida a la brevedad posible, de ahí que no se descarta que el lunes próximo Vilmar Acosta ya podría estar siendo trasladado a la ciudad paraguaya asignada para darse inicio al juicio tan ansiado por el conjunto de la sociedad que todavía llora amargamente la pérdida irreparable del colega Pablo Medina y de Antonia Almada, sin perjuicio de que la muerte del ex intendente Julián Núñez se sume a la extensa nómina de víctimas del clan Acosta.

delegado brasilero

Foto inferior, ABC Color: Delegado Claudineis Galinari

Un capítulo aparte dentro de esta historia de gestiones para definir el futuro de Vilmar Acosta merecería el Delegado Regional de la Policía Civil en el estado de Mato Grosso del Sur. Nos estamos refiriendo a Claudineis Galinari quien oportunamente tuvo a su cargo la responsabilidad de realizar todas las diligencias posibles para evitar una rápida liberación de Vilmar “Neneco” Acosta.
El Delegado Galinari explicó que tuvo que extremar recursos para neutralizar la posible libertad del detenido ya que el caso lo había tomado como una cuestión personal en virtud de que conocía personalmente a Pablo Medina. En ese sentido agregó que ansía fervorosamente que el hecho quede definitivamente laudado ante la Justicia paraguaya, y que se condene al asesino de su amigo, conforme la Ley.
Asimismo el Delegado Galinari dejó traslucir la posibilidad de que una vez que se resuelva el viaje de Vilmar Acosta a territorio paraguayo, podría ser que el detenido pueda ser trasladado, primero a Brasilia y luego a Paraguay. No obstante, ahora con las medidas más recientes, de prisión con fines de deportación, quizás el traslado sea más inmediato y no sea necesario derivarlo a Brasilia, sino que directamente sea conducido –se estima en un avión- a la ciudad de Asunción u otra localidad. Al cierre de la presente edición de Antimafia Dos Mil Paraguay, estos aspectos relacionados con el trayecto previsto para Vilmar Acosta, en su viaje al Paraguay, todavía permanecen en la nebulosa. Solo recién cuando el ex intendente se encuentre en territorio paraguayo y ante los jueces asignados para condenarlo, podremos decir certeramente que las muertes de Pablo Medina, de su asistente y de Julián Núñez, no han sido cubiertas por el manto de la impunidad.