Home / Crimen organizado / FORJAR PARA INFILTRARSE: DENTRO DE LA CÚPULA “INVISIBLE”
burattinaio-4-mani

FORJAR PARA INFILTRARSE: DENTRO DE LA CÚPULA “INVISIBLE”

Por Miriam Cucu

FORJAR PARA INFILTRARSE: DENTRO DE LA CÚPULA “INVISIBLE”

“Mammasantissima” toma la posta de los juicios Olimpia y Meta
Por Miriam Cuccu – 15 de Julio de 2016

En principio fue la ‘Ndrangheta de “Olimpia”, luego “Meta”. Hoy es la investigación Mammasantissima la que irrumpe con nuevos elementos sobre la mafia calabresa: la existencia de una “estructura elitista secreta”, un sector oculto y de un nivel mucho más alto con respecto a las mafias individuales y tradicionales. Es más, el operativo que se acaba de realizar ha llegado incluso a descubrir esa cúpula compuesta, según las investigaciones, por cinco personajes de élite: dos abogados que han forjado la historia criminal de la región de Calabria, Giorgio De Stefano y Paolo Romeo (según los Jueces Instructores desempeñaban un papel de “dirección y coordinación” de la estructura secreta de la ‘Ndrangheta) Alberto Sarra, subsecretario del Gobierno regional presidido por Giuseppe Scopelliti, y apenas un escalón por debajo Francesco Chirico, empresario, y Antonio Caridi, político.

Hoy el Fiscal en Jefe de Reggio Calabria, Federico Cafiero de Raho (quien está llevando a cabo las investigaciones junto al Fiscal Giuseppe Lombardo) habla de una “rama reservada a la que adhieren únicamente personas a las que la base, es decir, la ‘Ndrangheta” por como se la conoce tradicionalmente, no conoce“ un grupo elitista de nivel superior del cual parten las estrategias que luego tienen que infiltrarse en la economía, en el ámbito de aquellos sujetos que han sido considerados confiables”. La capacidad de interactuar con ambientes políticos, institucionales y, obviamente, empresariales es muy alta. Pero no sólo se trata de diálogo sino de un verdadero “directorio” cuya función era la de infiltrarse en estos ambientes y someterlos a sus intereses, capaz de penetrar las instituciones con hombres seleccionados y forjados para favorecer a la ‘Ndrangheta, actuando a través de hombres de quienes era imposible sospechar y “reservados”.

El hecho de que la ‘Ndrangheta haya dado desde hace tiempo un salto cualitativo con respecto a los lejanos años de los secuestros es algo que ha quedado al descubierto en más de una oportunidad: comenzando por el súper clan descripto en la sentencia “Meta”, “compuesto por sujetos que los mismos indagados definían significativamente como ‘los invisibles’.”, hasta en las escuchas telefónicas realizadas en el año 2007 de las conversaciones de Sebastiano Altomonte, quien cuenta que “está la visible y la invisible (…) nosotros estamos en la invisible”. Un proyecto que por primera vez fue afrontado en Calabria, en 1969, con la reunión que tuvo lugar en Montalto, donde nació “la Santa” (en aquella época el máximo grado para un miembro de la ‘Ndrangheta) una especie de súper estructura con respecto a la organización tradicional y que representaba el eslabón de unión entre la ‘Ndrangheta y la masonería. Son “invisibles” políticos, operadores financieros, contables públicos, intermediarios, brokers. Y abogados, un verdadero “eslabón débil” que garantiza la conexión entre el interior y el exterior de la cárcel, incluso de aquella de régimen carcelario duro (41 bis). No es casualidad que dos de los cinco hombres de la cúpula pertenezcan a dicha categoría.

En el pasado Nino Fiume, perteneciente a la familia mafiosa de los De Stefano “por adopción” y que durante años fue el brazo derecho de Don Peppe De Stefano, hablando del “nivel superior” decía que “tocar el término masonería es algo que es conocido y sabido” pero “de las cosas desviadas y de las amistades que tenían y cultivaban ellos (los De Stefano, n.d.r.), son cosas que han mantenido siempre un poco, entre comillas, reservadas”. Pero antes de Fiume, de 1992, fueron los colaboradores de justicia Giacomo Ubaldo Lauro y Filippo Barreca los que revelaron los contactos entre la ‘Ndrangheta, la masonería y la subversión negra. Declaraciones que adquirieron un mayor peso después de que comenzara a hablar también Pietro Marrapodi, escribano encontrado ahorcado el 28 de Mayo del ’96, quien después de haber abandonado la masonería denunció las irregularidades calabresas y la connivencia de algunos magistrados de Reggio Calabria con la ‘Ndrangheta.

Desde ese momento se ha recorrido un largo camino. Y como en los niveles más altos las mafias individuales dejan de ser “en compartimientos estancos”, es por ello que en la investigación de hoy salen a la luz también las relaciones muy estrechas entre la ‘Ndrangheta y Cosa Nostra. Así los había descripto en una reciente declaración el arrepentido mafioso, Giuseppe Costa: “Las relaciones entre Cosa Nostra y la ‘Ndrangheta – dijo – eran muy estrechas. No se concretamente durante cuánto tiempo, ni con qué resultados operativos, pero seguramente se llegó hasta incluso a proyectar y luego a dar forma (hablamos del período inmediatamente posterior a los atentados de Falcone y Borsellino) a una súper estructura que comprendía ambas organizaciones”, y esto “habría permitido un intercambio de favores aún más intenso y continuo entre sicilianos y calabreses”.

“Hablar de ‘Ndrangheta, Cosa Nostra y Camorra, manteniéndolas por separado, es algo que ha sido absolutamente superado”. Quien lo asegura, en una entrevista concedida a Antimafia Duemila, es precisamente el Fiscal Giuseppe Lombardo: “Ellas viven en un sistema criminal de tipo mafioso integrado, en el que las organizaciones históricas individuales mantienen sus características y sobre todo siguen arraigadas en sus territorios, pero saben perfectamente que su verdadera fuerza reside en la capacidad de actuar en forma sinérgica”. No es suficiente el Estrecho de Messina para separar la Calabria de la Sicilia cuando hay intereses mucho más altos en juego. En dicha oportunidad el magistrado de Reggio Calabria los había identificado incluso en el proyecto de atentado en contra del Fiscal Nino Di Matteo: “Si Cosa Nostra tiene algunas determinadas necesidades y para satisfacerlas se le presenta el problema de que no se puede exponer mucho, o mejor dicho, de actuar en forma sinergica con otra organización, su interlocutor más inmediato es el contexto criminal calabrés”. Pero advirtió además: “El sistema que decide es mucho más amplio y se beneficia solo de las acciones materiales que hace la mafia para obtener ventajas que satisfacen otros intereses, de un nivel más alto”. Sea como sea “Mammasantissima” podría escribir un nuevo tramo de la historia criminal. “A partir de esto hay un antes y un después – asegura el General Giuseppe Governale, comandante del ROS (Agrupación Operativa Especial) -. Y quien sea que quiera afrontar seriamente la lucha en contra de la criminalidad a partir de mañana tendrá que empezar desde aquí”.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

No se trata solo de mafia (Primera y segunda parte)

‘Ndrangheta, Cosa Nostra y el sistema criminal integrado