Home / Información regional / INCENDIOS EN CHILE ¿NEGOCIOS FORESTALES?
portadaincemd

INCENDIOS EN CHILE ¿NEGOCIOS FORESTALES?

Por Jose Guzman

INCENDIOS EN CHILE ¿NEGOCIOS FORESTALES?

Por José Guzmán-2 de febrero de 2016

Sería cuestión de preguntarse qué es lo que le causa un mayor daño al alma de la humanidad: si la codicia enceguecedora o el apuro devastador”

Konrad Lorenz

Árboles nativos y animales calcinados, viviendas destruidas y personas a las que el fuego les arrebato todo, hasta la vida misma: se registraron diez muertos. Pero hay otras cifras: 2.756 damnificados y 289.975 hectáreas consumidas por el fuego, según los datos de la Corporación Nacional Forestal (Conaf). Las llamas no ceden al trabajo de las más de 4.500 personas desplegadas para controlar los números incendios forestales en Chile. Estas son los alarmantes números de la situación que afronta el país cordillerano.

Esta temporada de incendios ha sido devastadora: 142 siniestros contados hasta el momento, y lo más probable es que el número siga aumentando como ha venido sucediendo. De acuerdo a la Conaf, solo se han podido apagar 14 hasta ahora, 51 han sido controlados y 77 siguen en curso, debido a que el fuego suele menguar, pero vuelve con mayor fuerza.

La presidenta Michelle Bachelet decretó estado de emergencia en el centro del país y varias de las otras zonas afectadas por los incendios. Hasta el momento se cuentan 20 alertas rojas, 3 alertas amarillas y 6 alertas tempranas preventivas.

Es cierto que detrás de todo este caos está la acción humana. Aún se conservan malos hábitos y poca consciencia de lo que genera arrojar basura en el bosque, por ejemplo. Sin embargo, la magnitud de los incendios no se explica solo con ello.

Al menos 12 unidades del ejército, 35 compañías de bomberos, 27 helicópteros, 10 aviones y 20 camiones cisternas no han sido suficientes para combatir el fuego. Y lo peor es que las condiciones climatológicas que tiene Chile dificultan la lucha: el 30-30-30, como lo denominan; es decir 30 grados centígrados, menos de 30% de humedad y vientos de 30 kilómetros por hora. Es la combinación propicia para que el fuego se expanda ferozmente por todas las zonas forestales.incendios1

A esto se le suma la sequía que ha enfrentado el país del sur en los últimos 8 años: un aspecto que lo vuelve más vulnerable. Evidentemente una muestra del cambio climático que personajes como el presidente Trump insisten en negar.

Para Michel de L’Herber, uno de los consultores de emergencia más consultados en Chile, según BBC Mundo, las condiciones climáticas no son la única explicación a los incontrolables incendios. El experto sostiene que hay responsabilidad política, ya que la mayoría de los siniestros registrados son de mediana magnitud y no pasan las 200 hectáreas: situación que es controlada por las autoridades cada año. Sin embargo, hay un 1% de esos incendios con mayor magnitud mayor que sobrepasa la capacidad de atención con la que cuenta el Estado y, justamente, estos son los que están generando el 70% de los daños.

Como los incendios de más de 200 hectáreas son la minoría, la Conaf (principal responsable de ejecutar los operativos de contención) no ha mejorado la configuración de su logística de contención“, explicó L’Herber.

No obstante, Mahmud Aleuy, subsecretario del Interior, defiende el trabajo del Estado y asegura que “no hay problemas relevantes de infraestructura” y que los 6 aviones que tienen cuentan con la capacidad de cargar hasta 3.100 litros de agua.

Sin embargo, admite que están llegando varios aviones grandes de afuera, a apoyar en las labores de control del fuego. Para Aleuy, la principal causa es el llamado 30-30-30.

Primero se mezclan factores de humedad, temperatura y viento y, a eso, territorios a los que es muy difícil acceder“, le explica a la BBC Mundo.

¿Y ese 1% de incendios incontrolables de los que habla L’Herber fueron previstos? El experto insiste en que no es así, y que tanto el gobierno de Bachelet como el de Piñera hicieron caso omiso a las recomendaciones y no incrementaron logística aérea para enfrentar los casos extremos. incend2

Sea como fuere, la situación es bastante compleja en Chile. El experto en manejo de catástrofes, Rodrigo Reveco, dijo en #JunglaRP que los incendios forestales “van a durar todo el verano, y que ya se les escapó de las manos” a las autoridades. Entre tanto, países como Perú, España, México, Canadá y Brasil enviarán ayuda.

Esa es la situación en el país andino, y la interrogante que los medios en general buscan (o al menos eso queremos creer) es ¿por qué ocurre este desastre, en el cual miles de hectáreas de bosque nativo son destruidas para siempre junto a vidas de ciudadanos descontrolándose todo de manera sideral?.

Después de haber conocido el inmenso negocio de las plantaciones forestales en Argentina, debemos entender el negocio de los monocultivos de árboles transgénicos y que tal vez la pregunta no sea “¿por qué? ” Sino:“¿para qué?”…

El negocio de las Forestales en el Sur

Actualmente en el Hemisferio Sur ya hay cerca de 60 millones de hectáreas de tierra ocupadas por plantaciones industriales de árboles. (1)

Aunque la expansión de los monocultivos data de tiempos coloniales, el gran auge de las plantaciones de árboles industriales, es un fenómeno bastante reciente, de los años ’60 y ’70. Los programas de ajuste estructural impuestos en los países del sur por las instituciones internacionales neoliberales como el Banco Mundial y el FMI aceleraron su desarrollo. A cambio de crédito se obligó a los Gobiernos a liberalizar sus regímenes de comercio y ofrecer incentivos y subvenciones para actividades orientadas hacia la exportación… y apoyándose en la supuesta “Revolución Verde” promovida por la FAO y estimulada por las agencias bilaterales como GTZy JICA(2), finalmente lograron instalar sus argumentos en ámbitos científicos y académicos e incidir en las políticas de Estado de varios países que, aplicando modelos bastante similares, promovieron en América Latina las plantaciones forestales con destino a la industria papelera. (3)

Según la FAO, la superficie de forestaciones con especies exóticas en el sur se incrementó en más del 50% entre 1990 y 2010, de 95 a 153 millones de hectáreas, y calculan que otros 40 a 90 millones de hectáreas se plantarán antes de 2030.

En Ecuador se promueve en la actualidad la plantación de 1 millón de hectáreas de monocultivos forestales para la venta de certificados de reducción de emisiones (CER) en el mercado mundial de carbono, a través del programa Proforestal. incend3 

En Chile los monocultivos cubren cerca de 3 millones de hectáreas, y durante el año 2012, la CONAF (Corporación Nacional Forestal), entró en la fase dos del desarrollo del Plan de Preparación de REED+ en Chile, como nueva opción para incentivar la forestación y manejo del bosque: Se trataría de una nueva alternativa para impulsar la “expansión de especies exóticas” a fin de validar las acciones y propuestas de la Conaf, en relación a los mal llamados “bosques implantados”… como si estos monocultivos de árboles de rápido crecimiento cumplieran la función de: “agentes mitigadores del cambio climático”. (“Transacción de Bonos de Carbono Forestal de Chile (PBCCh) e Iniciativa REDD+”). (4)

En Uruguay: 250.000 hectáreas son de la forestal internacional Montes del Plata, el mayor propietario de tierras del país, que está construyendo otra planta de celulosa en Colonia. Unas 200.000 hectáreas tiene Forestal Oriental (ex Botnia), que gestiona la planta de celulosa de Fray Bentos. Unas 160.000 son las hectáreas que posee la empresa agrícola El Tejar, de capitales argentinos. Unas140.000 hectáreas posee la forestal Weyerhaeuser, que fabrica paneles.

En Argentina: se prevé la instalación de nuevas pasteras en Corrientes, Misiones… y no hay que ser adivino para imaginar el destino de las miles de hectáreas de pino que ya se plantaron y se siguen subvencionando en Neuquén, Río Negro y Chubut. Además la Asociación Forestal Argentina (AFOA) proyecta llegar, en 2018, a tres millones de hectáreas. Misiones concentra el 59 % del monocultivo forestal. Le siguen Entre Ríos (11 %), Buenos Aires y Corrientes (ambas con 8 %) y la Patagonia (4 %). Una sola multinacional del sector (Alto Paraná) concentra el 10 % de la tierra de Misiones (233 mil hectáreas),y es el emblema del monocultivo en la tierra colorada. (5)

La Ley 25.080 en Argentina, que fue aprobada por el menemismo(1999),subsidia todos los pasos productivos: Las empresas no deben pagar impuesto inmobiliario por las tierras y están exentos del pago sobre ingresos brutos. Además cuentan con devolución del IVA. Otorga “estabilidad fiscal” por 30 años (cualquier modificación impositiva, que afecta a todos los ciudadanos, no modifica el régimen fiscal de las compañías). En consecuencia el monocultivo de árboles, pasó de 600 mil hectáreas en 1998 al doble (1,2 millones) en 2008. (6)

Es decir que el Estado por decisión de un grupo de Legisladores “convencidos y/o coimeados” por el lobby forestal nacional y por las corporaciones trasnacionales ávidas de trasladarse al hemisferio Sur, ha invertido en los últimos 30-40 años, centenares de millones de pesos (de nuestros impuestos) en la promoción y subsidio de negocios forestales privados… provocando a la vez, la destrucción y desaparición de nuestros bienes naturales más preciosos: Los añosos bosques nativos que hasta hace poco más de un siglo recubrían gran parte de la Argentina; inmensas superficies de pastizales a los que terminan degradándole sus suelos y agotando sus napas de agua superficiales y subterráneas. Incluso se está llegando al disparate de fomentar su implantación en la meseta patagónica ya arrasada por la ganadería intensiva de ovinos y en los humedales más importantes de nuestro país (a los que habrá que drenar con terraplenes)… una locura sólo comparable con la invasión de la soja para alimentar cerdos en China… o la estafa de la minería a cielo abierto aplaudida y fomentada por todos los integrantes de los tres poderes de nuestro Estado, dormido en el sueño materialista sin pensar en las próximas generaciones.

“La ley 25.080 en Argentina vencía en enero de 2009, pero insólitamente fue prorrogada por el Congreso en noviembre de 2008, hasta el 2018, como pedían las empresas nucleadas en AFOA“.

Esto pasa en Argentina pero en todo Latinoamérica se perfila el mismo camino.

El Decreto Ley 701:

“Casualmente en el año 2013 Chile, aprobó extender la Ley de Fomento Forestal DL 701 extendiéndola en 20 años: 2013-2032

Como Bernardo Reyes Ortiz de la ONG Ética en los Bosques dice: “Extender por 20 años más los subsidios a la forestación de pinos y eucalipto, equivale a regalarle un jugoso cheque de nuestros impuestos a las grandes empresas forestales para que sigan expandiendo su negocio en otros países y controlando cada vez mayores porciones del negocio”.(7)

La iniciativa del DL 701implicaba una bonificación de un 75% para las plantaciones de pinos y eucaliptus, tras la implementación del Decreto el bosque nativo paulatinamente comenzó a desaparecer en medio de acusaciones de talas ilegales e incendios sospechosos. 

incend4

Estas son algunas de las razones que transforman estos monocultivos en una plaga que amenaza la propia subsistencia de nuestros bosques nativos y un negocio en el que todo vale para implantar más y más hectáreas de árboles transgénicos.

Pero los cuestionamientos no sólo han sido del orden medioambiental, sino que también abarca otro ámbito relacionado con el conflicto de tierras de las comunidades mapuche en las regiones del BíoBío, La Araucanía, Los Lagos y Los Ríos. En estas zonas se focalizan actualmente los sectores más pobres del país, y donde se atribuye la entrega de tierras a privados durante la gestión de Ponce Lerou en la Corfo, dando origen al ahora histórico conflicto político-social con las Comunidades Mapuches.

En Chile la industria forestal se expande a un ritmo acelerado. El 21 de mayo de 2013 Bachelet anunció que “los bosques son un pilar importante de nuestra economía y hay que apoyar la inversión en ellos, una que sea social y medioambientalmente sustentable. Con ese fin, prorrogaremos la vigencia del DL 701″.

La presidenta confunde o, lisa y llanamente, miente, al nombrar por bosques a las plantaciones forestales. Un bosque es un conjunto diversos de árboles y otras especies convivientes en un espacio determinado. En ellos hay ciclos regulados naturalmente que aseguran su sustentabilidad y servicios ambientales tales como la provisión de agua y alimentos, la regulación del clima, la absorción de carbono, espacios de belleza y otros tantos.

Nada de esto es propio de las plantaciones forestales, dispuestas exclusivamente para proveer de madera al negocio forestal, sin permitir la diversidad de especies, pues representan competencia o riesgos para el crecimiento de los árboles “productivos”.

Prorrogar la vigencia del Decreto 701 significó continuar con la bonificación estatal para los gastos de plantación forestal, cubriendo el 90% de los gastos de los pequeños propietarios, el 75% para los medianos y un 50% para los grandes. El aparente beneficio para los pequeños propietarios constituye la nueva estrategia del empresariado forestal, en tanto sus terrenos ya están erosionados y buscan desentenderse de los riesgos de incendio o plagas que una plantación tiene. De cualquier forma, el duopolio de Forestal Mininco y Arauco, serán los compradores de la madera, controlando su precio.

La tierra quemada es más barata

El decreto ley “transitorio” 701 establece subsidios a la recuperación de suelos degradados y su recuperación con monocultivos. En simples palabras, si tienes miles de hectáreas con especies nativas (están protegidas por la Ley 20.283, que regula los bosques nativos del país) cuando son afectadas por incendios, se convierte en suelo degradado, lo cual da vía libre para su comercialización con las Empresas forestales.

Árboles Transgénicosz

Otra muestra de la diferencia entre una plantación forestal y un bosque es la incorporación de ejemplares de pinos y eucaliptos transgénicos para hacer más rentables los procesos de la industria, sin que exista una legislación que lo regule.

En el país se han articulado diversas iniciativas para la modificación genética de árboles. Una que ostenta grandes expectativas es Genómica Forestal. Su estructura de financiamiento grafica el modo en que la industria forestal se ha desarrollado en estas últimas cuatro décadas. La empresa Genómica Forestal la componen las forestales Mininco y Arauco, la Universidad de Concepción, CEFOR (empresa de la Universidad Austral) y Fundación Chile. Se inició el 2004 a partir de la adjudicación de recursos públicos y hasta ahora trabaja en diversas líneas de investigación:

a.-Generar eucaliptos globulus con mayor cantidad de celulosa.

b.-Generar eucaliptos globulus con mayor resistencia al frío. La expansión forestal se orienta hacia el sur y a la Cordillera de los Andes, por cuanto requieren de árboles se adapten al clima de estos lugares.

c.-Generar pinos radiata resistentes al hongo Fusarium Circinatum y anticiparse al posible contagio que sería letal para plantaciones recientes y prontas a cosechar.

d.-Evaluar la función de diferentes genes en pinos radiata con el propósito de convertirlos en árboles de mayor rendimiento en cuanto a su utilización en la industria de la celulosa.

Para saber del peligro que representan los cultivos transgénicos es necesario entender cómo se fabrica un organismo genéticamente modificado (OGM).

Un OGM es el resultado de una serie de intentos de añadir uno o más genes extraños al ADN de una célula que, a través de mecanismos naturales, nunca se han juntado. Esto se hace bajo diferentes métodos. Por ejemplo, pueden utilizarse bacterias o virus que transportan los genes extraños o bien mediante procesos químicos que debilitan las paredes de la molécula de ADN, pudiendo insertarlos. Junto con los genes extraños se insertan genes marcadores resistentes a antibióticos, los cuales son incorporados en tanto lo logran los otros genes. Gran parte de las células que reciben el o los genes extraños, los rechazan.  incend5

Sin embargo, hay algunas que los reciben y cuando esto ocurre, los genes extraños pueden provocar efectos no previstos al interior de la molécula de ADN, pues se alojan y tienen comportamientos no controlados ni vigilados por el científico.

Luego que se han insertado los genes extraños a las células se aplica un antibiótico, pereciendo todas las que no incorporaron el gen marcador resistente a éste y, en consecuencia, quedan vivas sólo las células que han integrado al gen extraño y el marcador. A continuación, se les aplican hormonas acelerantes de su crecimiento y se inicia una etapa de observación. Finalmente se evalúa cuál ejemplar- ahora convertido en planta- muestra las cualidades buscadas.

En todo este proceso, los investigadores no tienen herramientas para controlar y conocer los efectos que los transgenes han provocado al interior de la molécula de ADN y por lo tanto qué podrá resultar de este experimento.

Por ello es imperante implementar políticas en base a un principio precautorio, y así resguardar el equilibrio de los ambientes y sus especies. La única medida que puede cumplir este propósito es la prohibición de la experimentación y la comercialización de sus productos.

No deja de provocar desconcierto el que la Universidad de Concepción y Austral estén presentes en esta iniciativa. Genómica Forestal es una expresión del rumbo tomado por las universidades luego que el Estado no se hiciera cargo de sustentarlas económicamente, dejándolas en el autofinanciamiento. Desde la década de los 80 en adelante, las universidades deben recurrir al arancel y a la venta de servicios a la empresa privada para poder subsistir. Paralelamente, la comunidad estudiantil y también la académica, no tienen incidencia en sus proyectos, sumándose y obedeciendo los planes de quienes detentan el capital.

incend6

Sin embargo, hay algunas que los reciben y cuando esto ocurre, los genes extraños pueden provocar efectos no previstos al interior de la molécula de ADN, pues se alojan y tienen comportamientos no controlados ni vigilados por el científico.

Luego que se han insertado los genes extraños a las células se aplica un antibiótico, pereciendo todas las que no incorporaron el gen marcador resistente a éste y, en consecuencia, quedan vivas sólo las células que han integrado al gen extraño y el marcador. A continuación, se les aplican hormonas acelerantes de su crecimiento y se inicia una etapa de observación. Finalmente se evalúa cuál ejemplar- ahora convertido en planta- muestra las cualidades buscadas.

En todo este proceso, los investigadores no tienen herramientas para controlar y conocer los efectos que los transgenes han provocado al interior de la molécula de ADN y por lo tanto qué podrá resultar de este experimento.

Por ello es imperante implementar políticas en base a un principio precautorio, y así resguardar el equilibrio de los ambientes y sus especies. La única medida que puede cumplir este propósito es la prohibición de la experimentación y la comercialización de sus productos.

No deja de provocar desconcierto el que la Universidad de Concepción y Austral estén presentes en esta iniciativa. Genómica Forestal es una expresión del rumbo tomado por las universidades luego que el Estado no se hiciera cargo de sustentarlas económicamente, dejándolas en el autofinanciamiento. Desde la década de los 80 en adelante, las universidades deben recurrir al arancel y a la venta de servicios a la empresa privada para poder subsistir. Paralelamente, la comunidad estudiantil y también la académica, no tienen incidencia en sus proyectos, sumándose y obedeciendo los planes de quienes detentan el capital. 

La Universidad, que podría ser un polo de desarrollo de conocimiento en beneficio de la comunidad, constituye un centro de sofisticación de técnicas y productos que amenazan nuestra subsistencia. Terminar con el autofinanciamiento es un paso fundamental, al que se suma el de incidir qué se hace en la universidad y, por cierto, en el propio suelo Chileno.

Los discursos avalando este accionar se multiplican en toda América haciendo discursos de los beneficios que supuestamente nos brinda la industria forestal. El ex. Presidente de Uruguay Mujica en 2014 habló de ecología al inaugurar la segunda planta pastera en el país.

La ecología es entender que la ley más importante de la naturaleza es el cambio y el hombre puede contribuir a administrarlo”, señaló el Presidente Mujica al inaugurar la segunda planta pastera en territorio de Uruguay.

Mujica se refirió a las protestas ambientales y sostuvo que cree en la tecnología:“La vida fluye hacia un lado y hacia otro, el juego de cambios de la naturaleza es muy grande””, afirmó.

Dijo que “”la naturaleza es porvenir pero no creo que la ecología sea condenarse a la fotografía de un tiempo, sino entender que la ley más importante de la naturaleza es el cambio y que el hombre puede contribuir a administrar los cambios”.

Por último, consideró que el hombre donde hizo desastres es capaz de recuperar el entorno. El hombre puede destruir mucho pero también puede reconstruir, por eso dijohago votos por el hombre que reconstruye, piensa, sueña y se bate a largo plazo por el porvenir.

La inversión de Montes del Plata para entender la relación aún más con Chile ,surge de una asociación de la sueco-finlandesa StoraEnso y la chilena Arauco y se trata del mayor desembolso privado en la historia del país con más de US$ 2.000 millones.

Esta planta industrial de producción de celulosa está previsto que llegue a producir 1.300.000 toneladas de celulosa al año.

¿Pero a costa de qué son esos supuestos beneficios para la población?

La respuesta salta a la luz casi inmediatamente al contemplar la zona de incendios en chile la cual está protegida; pero que al leer La Ley N° 20.283, sobre Recuperación del Bosque Nativo y Fomento Forestal y la Ley de Fomento Forestal DL 701, podemos discernir que es a costa de miles de hectáreas de bosque nativos que deben desaparecer para implantar estos “Pseudo árboles” a beneficio de unos pocos y en contra de las futuras generaciones.

Referencia bibliográfica:

N. L. Stephenson, A. J.Das, R. Condit, S. E. Russo, P. J. Baker, N. G. Beckman, D. A. Coomes, E. R. Lines,W. K. Morris, N. Ru¨ger, E. A´ lvarez, C. Blundo, S. Bunyavejchewin, G. Chuyong, S. J. Davies, A´ . Duque, C. N. Ewango, O. Flores, J. F. Franklin, H. R. Grau, Z.Hao, M. E. Harmon, S. P. Hubbell, D. Kenfack, Y. Lin21, J.-R. Makana, A. Malizia, L. R. Malizia, R. J. Pabst, N. Pongpattananurak, S.-H. Su, I-F. Sun, S. Tan, D. Thomas, P. J. van Mantgem, X.Wang, S. K.Wiser& M. A. Zavala. “Rate of treecarbonaccumulationincreasescontinuouslywithtreesize” doi:10.1038/nature12914.

Resumen Informativo de la Región de Concepción: http://resumen.cl/

http://www6.rel-uita.org

https://redaccion.lamula.pe/2017/01/27/que-sucede-con-los-incendios-forestales-en-chile-y-por-que-no-cesan/leslierosas/

http://www.elonce.com/secciones/internacionales/383442-mujica-hablo-de-ecologia-al-inaugurar-la-segunda-planta-pastera-en-uruguay.htm

AIFBN – http://mapuexpress.net

Referencias:

(1) WRM Uruguay –

(2) GTZ: Agencia Alemana “GesellschaftfürTechnischeZusammenarbeit” que en en 1990, realiza un convenio de Cooperación Técnica en los países de América Latina y el Caribe para elaborar informes de la sostenibilidad en el sector agropecuario y de los recursos naturales. – JICA: Japan Cooperation International Agency (http://www.jica.org.ar/)

(3) Amigos de la Tierra (Costa Rica) –

(4) Asociación Ingenieros Forestales por el Bosques Nativo (Chile) –

(5) GRR (Corrientes) –

(6) Darío Aranda –

(7)Bernardo Reyes Ortiz –

Fuente de fotos:

*Foto de Portada: www.veoverde.com

*Foto 2: www.sputnikmundo.com

*Foto 3: www.lanación.com AFP

*Foto 4: www.lacapital.com

*Foto 5: www.publimetro.com Nathaly Lepe

*Foto 6. www.infobae.com

*Foto 7: www.nodal.com