Home / Información regional / JUNTOS, URUGUAYOS Y MAPUCHES DE LA PU LOF EN RESISTENCIA DE CUSHAMEN

JUNTOS, URUGUAYOS Y MAPUCHES DE LA PU LOF EN RESISTENCIA DE CUSHAMEN

Por Jean Georges Almendras

JUNTOS, URUGUAYOS Y  MAPUCHES DE LA PU LOF EN RESISTENCIA DE CUSHAMEN          

          “Santiago Maldonado no ha muerto, está echando luz a la lucha”

                            Por Jean Georges Almendras-28 de octubre de 2017

 

“Apostamos a la conciencia de la sociedad. Por ahora no tenemos desconfianza en el juez Gustavo Lleral, pero él mismo no tiene garantías. Y el tema de Facundo Jones Huala no se separa de toda esta situación. Pedimos que se tomen medidas cautelares para proteger a la comunidad mapuche y a la familia Maldonado” fueron las primeras palabras de Fernando Jones Huala, en diálogo con Antimafia Dos  Mil al llegar al local donde estaba previsto un encuentro con el pueblo uruguayo, en Montevideo.

El local gremial de ADEOM (del sindicato de los trabajadores municipales de Montevideo) en pleno centro de la capital del Uruguay –en la calle Canelones 1330 a pocos metros de la calle Ejido-  fue el escenario en el que se dio la bienvenida popular a los representantes de la comunidad mapuche Pu Lof en Resistencia del Departamento de Cushamen, de la provincia de Chubut, el pasado miércoles 25 de octubre, en horas de la noche.

Soraya Maicoño y Fernando Jones Huala (hermano del Lonko Facundo Jones Huala, que está detenido en la Unidad 14 de la ciudad de Esquel, en la provincia de Chubut) primero hablaron en lengua mapuche, dando un sentido mensaje a toda la concurrencia. Una presentación seguida con mucho respeto por  todos los presentes. Después, en castellano, dieron a conocer su agradecimiento por la hospitalidad que se les brindó y comenzaron a explicar, con naturalidad, con transparencia y con mucha disponibilidad (y paciencia) los fundamentos de su lucha, los episodios de su resistencia, sus reclamos y todo lo relativo a la situación generada tras el hallazgo del cuerpo de Santiago Maldonado.

Fue un encuentro militante. Sin acartonamientos. Primero, en el patio de entrada al local gremial y después en el salón principal de los fondos del local. Siempre sentados en círculo, tanto Fernando como Soraya, dejaron fluir historias de una lucha contra un usurpador implacable: la empresa italiana Benetton. Un usurpador, con un socio no menos implacable y bestial: el gobierno argentino intolerante y avasallador, un sistema político, no menos agresivo y un poderoso sistema financiero, no menos perverso y un aparato represor (de la  Gendarmería Nacional) no menos bestial, como marco del atropello institucional que nos trae a la memoria los tiempos del terrorismo de Estado.

Para los mapuches  la desaparición forzada y la muerte de Santiago Maldonado no constituyen ni un tema, ni un asunto banal.  Es un sufrimiento. Es un dolor muy grande:” Estamos sufriendo la desaparición  de Santiago, es el sentimiento que también tiene Facundo. El Estado ha ejercido violencia y ha llegado al límite de cometer el crimen político. De terminar con la vida de Santiago”, nos dicen.

Soraya Maicoño, también agregó:” Estamos afrontando una situación compleja, todos los pueblos originarios. Los gobiernos entregan la tierra a los intereses financieros, por eso el pueblo mapuche decidió levantar la cabeza. No provocamos la represión. Ellos tienen las armas. Defendemos la tierra, no solo del territorio mapuche, sino la tierra explotada por proyectos mineros. Necesitamos de la fuerza de la naturaleza para darles un proyecto de vida a nuestros hijos. Es a través del consejo de nuestros antepasados que resistimos. Esas tierras “son” de un italiano de nombre Benetton, prácticamente dueño de la Patagonia. Es una historia de lucha de vieja data. Pero en estos tiempos, la situación tensa comienza allá por el 13 de abril de 2015. Comienzan las represiones, la criminalización de nosotros, la judicialización. Y esa represión termina con la desaparición forzada de un blanco.”

Refiriéndose a Santiago Maldonado, tanto Soraya como Fernando, fueron muy específicos:” Santiago tenía mucha conciencia de la lucha. Lamentablemente en esa cacería vieron que era un blanco, que tiene una familia. Y esto trascendió porque era blanco. Y él no ha muerto, sino que está echando luz a la lucha”.

“Poco se habla de un Santiago Maldonado en cuanto a su postura con nuestra lucha. Santiago Maldonado estuvo en el Uruguay, capaz muchos acá lo conocieron. Él tenía conciencia. Poco se habla de su rol de conciencia, de su postura política definida y decidida y justo el 1ero de agosto, cuando se produce su desaparición forzada, se cumplía un año dex la cárcel del “Lonko” Facundo Jones Huala”

“Necesitamos el apoyo de los hermanos mapuches y de la gente blanca. No nos adaptamos al capitalismo. Nos necesitamos entre todos y valoramos la tierra. Y a muchas de las comunidades las tiraron a vivir en los terrenos aislados, abandonados en lugares desérticos. Benetton tiene plantaciones de pino transgénico, unas 26 mil hectáreas, tiene hidroeléctricas, mineras”.

En otro tramo del encuentro, que luego se transformó en un muy jugoso conversatorio, Soraya y Fernando denunciaron a la empresa Benetton como usurpadores de sus tierras ancestrales, y denunciaron el constante hostigamiento del Estado argentino, desde el mismo momento en que decidieron ocupar parte de esas tierras donde se instaló la empresa.puloff 

Las palabras  (los relatos) de Soraya y de Fernando no se perdieron ni en el lugar ni en el espacio, porque  se reencontraron con una audiencia silenciosa y muy atenta. Una audiencia también integrada por  hermanos de la Nación Charrúa, cuyo líder ubicó en el suelo la bandera de su comunidad. Una audiencia sensible, receptiva. Una audiencia absorbiendo contra reloj, una lucha ancestral. Disfrutando la visita de dos integrantes de una comunidad asediada por las arbitrariedades.  De una comunidad que se ha defendido siempre.

No somos violentos. Somos pacíficos pero no sumisos. Nos defendemos con piedras contra balas de plomo. Han visto a una comunidad con fortaleza, cansada con tanto atropello. Han intentado avasallarnos por la vía mediática. Han dicho insistentemente que somos violentos y que tiramos piedras a los autos”

“Somos una comunidad perseguida por dos Estados, el argentino y el chileno. Y nuestros hermanos han sufrido desapariciones, abuso policial, torturas. Sabemos que nunca la ley nos protegerá. Sabemos que tenemos que protegernos. Tenemos que asimilar nuestra identidad”

Una pregunta de una de las personas presentes aludió a la historia de vida del “Lonko” Facundo Jones Huala,  detenido allá en Esquel y a la espera del juicio (para extraditarlo a Chile), que estiman podría ser pronto. Y fue su hermano Fernando quien  respondió resumiendo con mucha convicción todo el proceso vivido por su hermano hasta ser “Lonko”. En ese contexto, Fernando informó que Facundo Jones Huala no ha cometido ningún delito y que muchos integrantes de las comunidades que fueron detenidos (hombres y mujeres) felizmente  han sido liberados. También Fernando y Soraya invitaron a que el pueblo uruguayo los apoye en Esquel cuando se realice el juicio, para apoyar a Facundo y para hacer fuerte presión  a favor de su libertad,

Fernando y Soraya también hablaron de la “fuerza mapuche que tiene un rol espiritual. Es importante contar con nuestras autoridades que saben llevar a nuestro pueblo. Necesitamos una fuerza espiritual para seguir luchando. El despojo de nuestro pueblo ha sido cultural y espiritual. Nosotros tenemos una forma de vida milenaria. Estamos en un punto de la historia que debemos hacerlo, sino perdemos toda nuestra cultura, nuestra cosmovisión”

“Pedimos al Estado que dialogue. Pedimos el diálogo, pero como respuesta nos dan desaparecidos, cárcel, represión y criminalización”

Con el mismo respeto y la misma espontaneidad con la que se armó la ronda de diálogo, se dieron algunas intervenciones. Manos levantadas y mucha necesidad de conocer más esa lucha. El tiempo transcurrido (que resultó escaso) estuvo saturado de sentimientos muy fuertes de solidaridad, y de buenos augurios.

 Fernando y Soraya, militantes de un pueblo valeroso y “pacífico, pero no sumiso” por unos días extendieron su lucha más allá de las soledades de la Pu Lof , en resistencia en el departamento de Cushamen, en la provincia de Chubut. La extendieron al otro lado de los ríos Uruguay y de la Plata.

Fernando y Soraya, militantes, extendieron la lucha fuera de sus fronteras, para que fuera de  ellas, los hombres y las mujeres distantes de  esa realidad, comprendan que las luchas de los pueblos originarios son causas de una América Latina, que sigue siendo desangrada y saqueada por el hombre poderoso, que no tiene límites y que erosiona las democracias voceadas a los cuatro vientos, con el sabor amargo de la hipocresía y con las instituciones manchadas en sangre y muerte.

Y  no olvidemos, junto a las comunidades mapuches, que la muerte de Santiago Maldonado, en las manos criminales de los hombres de la Gendarmería Nacional que actuaron (a conciencia) bajo las órdenes de las mentes criminales de no pocos funcionarios del Estado argentino, desviados y corrompidos por el poder y el dinero (de los Benetton y de un sistema financiero perverso), y por un  fuerte sentimiento racista (de sabor fascista), no ha sido en vano. Ni debemos permitir que sea en vano.

*Foto de Portada: www.laizquierdadiario.com

 *Foto 2: de María del Huerto Lescano