Home / Crimen organizado / LA FUERZA DE LOS JOVENES
La fuerza de los jovenes1

LA FUERZA DE LOS JOVENES

Por Sonia Cordella

LA FUERZA DE LOS JOVENES

La fuerza de los jovenes1

Por Sonia Cordella – 21 de Marzo de 2015

Turín y Savona dicen “NO” a la mafia

Conocer para decidir. En estas dos simples palabras se resume el corazón del debate “Mafie al Nord: Una storia ancora da scrivere?’” (Mafias en el Norte: ¿Una historia que todavía se está por escribir?) que tuvo lugar en el auditorio “Rosa Luxemburg/Liceo Copernico” y que fue organizado en el marco del proyecto: “Il Luxemburg dice di NO alle mafie” (El Luxemburg dice NO a las mafias” con los estudiantes de algunos institutos secundarios de la ciudad de Turín.
Después de la proyección del documental “Bruno Caccia: una storia ancora da scrivere” (Bruno Caccia: una historia que todavía se está por escribir), se realizó la apertura institucional del evento y posteriormente intervino la hija del Fiscal Bruno Caccia, Paola, quien junto a Davide Pecorelli, autor del documental, expuso un análisis del mismo y de la figura de su padre, primer y único magistrado asesinado en el Norte de Italia por manos mafiosas. Un juez incorruptible que hizo tambalear los cimientos del dominio del hampa reinante en la Provincia de Turín al investigar sobre los tráficos de la ‘Ndrangheta en Piamonte y al iniciar investigaciones sobre los terroristas de las “Brigate Rosse” (Brigadas Rojas). Fue brutalmente asesinado en la noche del 26 de junio de 1983 en una emboscada mafiosa.
“Tenéis que estudiar para cumplir el sueño de convertiros en lo que deseáis pero tenéis que recordar que podréis alcanzar vuestros objetivos solo si conoceréis la verdad sobre la historia de vuestro país, de lo contrario vuestro sueño se desvanecerá” afirmó el director de Antimafia Duemila Giorgio Bongiovanni, al dirigirse a los estudiantes presentes en la sala.
“Es importante saber si nuestro Estado es un ejemplo para otros Estados, o si en cambio está enfermo de una horrible enfermedad, y en este caso nos vemos llamados a tomar una decisión: convertirnos en los artífices del cambio, o permanecer indiferentes y súcubes de un sistema enfermo” continuó el director de Antimafia Duemila.
Bongiovanni, en un clima de simpática interacción con los jóvenes explicó que en nuestro país tomar la sencilla decisión de volverse partidarios del cambio significa ser partícipes de una lucha social. Leyendo la verdadera historia de Italia de los últimos cuarenta años descubriremos cuantos atentados se han perpetrado en nuestro país por los quejamás han sido incriminados los auténticos culpables que son los ideólogos, y no solo, incluso tenemos las pruebas de que a menudo el Estado ha despistado las investigaciones que llevaban a la verdad.
El director de Antimafia Duemilaexpuso en un cuadro dramático cuál es la situación actual de nuestro país inmerso en una grave crisis económica, con un alto porcentaje de desocupación y un elevado grado de corrupción.
“Tenéis que pensar que nos encontramos en el puesto número 128 del ranking de países que gozan de una prensa libre y transparente. Estamos por debajo de países como Ghana y Estonia” dijo Bongiovanni apuntando el dedo contra las graves culpas de una prensa cada vez más servil al poder. “Tenéis que pensar que en algunas sentencias se ha comprobado que la negociación entre la mafia y el Estado existió y sin embargo los periódicos siguen hablando de una ‘supuesta negociación’. Vuestra reacción tiene que ser el conocimiento” señaló el director afirmando que, a pesar de todo, nuestro país nos da la posibilidad de descubrir la verdad, si realmente queremos buscarla.
“Pero tenéis que ser capaces además de sostener lo que lleguéis a descubrir” afirmó Paola Caccia “frente a quienes os digan que no le deis importancia. Nosotros tenemos la esperanza puesta en que vosotros podáis hacer lo que nosotros no logramos hacer” confiesa a los jóvenes.

Reunión con los estudiantes del Liceo Copérnico de Turín.

La fuerza de los jovenes2El debate comenzó a animarse con una sucesión de preguntas que dejaban en evidencia la urgente necesidad de los jóvenes de encontrar respuestas concretas a los muchos “por qué” que rodean la decadencia de las instituciones y el fracaso de quienes se erigen como educadores y timoneles del país y que en cambio no son más que enemigos ocultos, ni siquiera tan bien, en el caballo de Troya.
“-Es difícil creer en todo lo que se nos presenta ante nuestros ojos, porque a nuestra edad no podemos ser conscientes. Entonces ¿cómo podemos entender dónde está la verdad?” preguntó una joven estudiante. “-Es importante tener puntos de referencia y buscarlos en los hombres integérrimos que siempre han buscado y defendido la verdad. Como paso siguiente tenéis que buscar las pruebas de lo que veis y escucháis y en el momento de encontrar la verdad tenéis que defenderla” afirmó Bongiovanni.
“Tenemos que intentar modificar el Estado, que está formado por personas, tenemos que luchar para cambiarlo. Personas como Bruno Caccia no son héroes, sino personas comunes” aclaró Pecorelli recordando la importancia de tomar decisiones en la vida manteniendo la cabeza en alto. “Chicos, tenéis que recordar que nosotros tenemos que elegir a cada momento” prosiguió la hija del Juez Caccia “todas las cosas pueden hacerse de la forma correcta, o bien siguiendo a los demás” destacando que cada momento es una elección moral.
Al responder a algunas preguntas Paola Caccia describe un padre recto, el suyo, en el trabajo y en la vida que transmitía a sus hijos la confianza en si mismos, de forma tal que se responsabilizaran por sus acciones a lo largo de sus vidas. Lejano de la mentalidad de los sermones amaba enseñarle a sus hijos el valor de las acciones en la vida cotidiana a través del diálogo, pero sobre todo a través del ejemplo. “Él jamás habría cambiado su decisión, y con esa decisión de seguir adelante, consciente de aquello que encontraría en su camino, nos transmitió fuerza y orgullo y hoy nos guía en la vida dándonos coraje”. Son los mártires de nuestra patria quienes han hecho que su herencia moral siga su paso en las piernas de otros hombres, pocos, pero verdaderos y dispuestos a todo con tal de defender la verdad y la justicia. Nino Di Matteo, quien se ha convertido en un magistrado símbolo, es uno de ellos.
El director de Antimafia Duemila explicó a los chicos lo que está ocurriendo en la Fiscalía de Palermo transmitiéndoles cuán importante es apoyar a los magistrados como él y sus colegas, hablándoles detenidamente sobre cómo ha cambiado hoy la mafia que se oculta detrás de una genial metamorfosis disfrazada de intelectuales, abogados, jueces, gerentes, altos ejecutivos, a través de los que la economía criminal se infiltra capilarmente en todo el país. Una mafia moderna, capaz de manejar grandes capitales a través del tráfico ilegal y por ello está en condiciones de chantajear al Estado. Bongiovanni recuerda que la ‘Ndrangheta, cuyos tentáculos se encuentran muy arraigados también en Piamonte, tiene el monopolio del tráfico de cocaína para el mundo occidental. “-Tenéis que entender que estamos en guerra” prosiguió el director “que esa negociación hoy en día sigue vigente a través de nuevos pactos y que la única forma de luchar en contra de esta situación es realizar una revolución civil, participar en las manifestaciones sociales, diciendo de que lado estamos, pedir que en los programas escolares se introduzca la historia de la mafia escrita por expertos historiadores como Saverio Lodato, Nicola Tranfaglia, de esa forma podréis saber qué hacer en el momento de votar. Tenéis el derecho de comprender y conocer la verdad sobre vuestro futuro y ésta es la batalla que podemos hacer juntos. Si con vosotros, que sois estudiantes, ganamos la batalla ellos habrán perdido. Dentro de veinte años habrán perdido porque se quedarán solos con todos sus millones de euros, porque habrá ganado la fuerza del pueblo italiano honesto. Es por ello que tenemos que unirnos”.
“-Pero ¿cómo hacemos para defendernos de la mafia?” preguntó otra estudiante“-No me puedo defender de un agresor que no se quién es, sobre todo si es un fantasma” respondió Bongiovanni. “La mafia es así. Tienes que verla como a una persona con un cuchillo en la mano que quiere matarme pero no la veo porque es invisible. Me sorprende, me hiere y no tengo la capacidad de defenderme pero tengo una solución: si me informo y leo su historia comienzo a conocerlo y él comienza a materializarse ante mis ojos y empiezo a verlo, que sigue con el cuchillo en la mano y sigue siendo más fuerte que yo pero ahora lo veo, se con quien estoy tratando y puedo atacarlo si tengo suerte, fe e inteligencia. Entonces vayamos a la biblioteca, investiguemos con nuestra computadora y comencemos a materializarlo, así podemos organizarnos para poder verlo y así atacarlo y matarlo”.
La fuerza de los jóvenes unidos por un ideal común se convierte en algo arrasador y capaz de llevar al País hacia esa revolución civil que podría cambiar el destino. Por eso ellos se convierten en las víctimas que no conocen ese sistema criminal que pretende que sean indefensos, desorientados e incapaces de pensar, aturdidos por las drogas, por los falsos mitos de la sociedad, privados de los instrumentos de los cuales poder absorber la serenidad y la alegría del aprendizaje de la vida.

La fuerza de los jovenes3

Galería Fotográfica © Antonella Morelli

Presentación de la docu-película “La Trattativa” (La Negociación) en Savona

“Estamos acostumbrados a la idea de que tiene que comenzar una revolución para que haya un cambio, mientras que combatir es otra cosa” afirmó Sabina Guzzanti durante otro debate realizado por la noche en la ciudad de Savona después de la proyección de la película “La Trattativa (La Negociación). Un evento organizado por Licia de Prà en colaboración con la librería Ubik y la Asociación Arci de Savona. “Luchar significa no detenerse, jamás” continúa la directora. “La idea de que este país esté terminado, que no hay nada que hacer, que la mafia es invencible es la idea de la derrota. Significa ser portavoces del deseo de quienes nos oprimen porque son ellos los que quieren que así sea, pero nosotros somos más, estamos más preparados e incluso somos más poderosos, aunque logren hacernos perder la confianza en nuestras capacidades intelectuales, en nuestras capacidades políticas”.
Giorgio Bongiovanni, presente en el debate, recordó el maxi-proceso a cargo de los Jueces Giovanni Falcone y Paolo Borsellino, que abrió una brecha en el muro de la ley del silencio de Cosa Nostra, comparándolo a nivel de importancia y de continuación de un único hilo conductor con el juicio que se está llevando a cabo actualmente sobre la negociación Estado-mafia, del cual es protagonista el pool de magistrados que tiene al Juez Nino Di Matteo a la cabeza. “Italia es uno de los siete países occidentales más ricos del mundo y en el mismo se han perpetrado los atentados más feroces de la historia de los últimos dos siglos, se lo puede comparar con los Países sudamericanos, donde ninguno de los ideólogos de crímenes de este tipo ha ido a la cárcel. Tenemos que preguntarnos por qué tenemos esta Democracia en peligro, pero todo parte de la historia de nuestro País y los atentados son un acto político violento para crear poderes y para ocupar nuestras instituciones” afirmó el director de Antimafia Duemila.
“Sois vosotros quienes podéis hacer el cambio, sois vosotros las personas que pueden hacer la diferencia”dijo luego Guzzanti, agregando: “asumir nuestras responsabilidades es el único camino de salida, incluso psicológicamente, para salir de la resignación que termina en depresión. Lamentablemente nos encontramos en un estado clínico. Vivir en esta condición significa dejarnos robar la vida de los demás. Asumir las responsabilidades que nos corresponden es el único camino para recuperar la energía y la vitalidad”.
http://www.antimafiaduemila.com/cronaca/la-forza-dei-giovani.html