Home / Información regional / “LA MUERTE DE RAFAEL NAHUEL ES UN CRIMEN DE ESTADO”

“LA MUERTE DE RAFAEL NAHUEL ES UN CRIMEN DE ESTADO”

Por Jose Guzman

              “LA  MUERTE DE RAFAEL NAHUEL ES UN CRIMEN DE ESTADO”

Por José Guzmán y Mariana Trejo, desde Argentina- 26 de junio de 2018

 

Ya han pasado 7 meses desde el pasado 25 de noviembre de 2017, día en que una bala asesina terminó con la vida de Rafael Nahuel,  en medio de una represión, durante un desalojo  en la Lof Lafken Winkul Mapu, en Villa Mascardi, Bariloche.

Rafita, como lo  llamaban cariñosamente, tenía 22 años y solía ir a una escuela de contra turno del barrio del Nahuel Hue para aprender un oficio. Le gustaba la herrería, y siempre estaba buscando su lugar y  empezando a participar en la causa Mapuche.

Según cuenta Javi Silva, que tuvo la suerte de acompañarlo en la experiencia Alto Construcciones donde iban los pibes desescolarizados, Rafita era “Un pibe con toda una vida llena de dolores pero con más valores de vida que muchos de nosotros” en un barrio donde a los pibes empiezan por quitarles las oportunidades, y después les quitan la capacidad de ser actores de la realidad.

Rafael, que había dejado todo lo que le hacía mal, había empezado a rebuscárselas con el trabajo y se había comprometido con una causa que además defendía sus raíces.

¿Acaso no era todo lo que podíamos soñar, pensando en los barrios que literalmente se comen a los pibes?.

Para el Estado Argentino no. Y se ha ocupado del asunto. Es más fácil presentar un enfrentamiento contra  un “mapuche violento”, un “indio usurpador”, que contra un pibe de 22 años que tira piedras.

Facundo Jones Huala, en el último juicio por su extradición alegó: “La  muerte de Rafael Nahuel es un crimen de Estado, como también lo fue la muerte del peñi Matìas Catrileo y tantos otros muertos del conflicto mapuche de parte  de las fuerzas de seguridad. Se terminan haciendo asesinos, se terminan siendo mano de obra barata para la matanza  y la represión política en estos países. Porque  en Chile, aún no ha acabado la dictadura al menos para los mapuches. Tampoco para Mauricio Macri, el presidente de la Nación mano derecha, con familia de la última dictadura militar.”

Hoy, podemos ver que teniendo las pruebas claras del autor material del Asesinato de Rafael Nahuel (ver: http://www.antimafiadosmil.com/index.php/la-lucha-de-los-pueblos-originarios/4543-con-nombre-y-apellido),  no hay una respuesta del poder judicial.

Queremos que (el autor) esté preso, hay cosas que tapa el juez, queremos que lo detengan, no puede ser que ande un asesino suelto”, afirmó Alejandro Nahuel, padre de Rafael junto a su esposa Graciela Salvo.

Asimismo la Asamblea Permanente de Derechos Humanos (APDH) anunció que buscará ser admitida como querellante en el caso del asesinato de Rafael Nahuel, y en este sentido, Norma Ríos (presidenta de APDH), afirmó que la entidad decidió acompañar a la familia de Nahuel porque entendió que “fue asesinado en el contexto de su lucha por los derechos del territorio, contra un puñado de terratenientes y un gobierno nacional que sólo beneficia a unos pocos”.

 “Es una vergüenza cómo la justicia oculta y protege al que lo mató, que ya se conoce por las pericias, se oculta a la prensa el nombre del asesino y además está libre. Este asesino está libre y sin imputar, igual que los otros de Prefectura que dispararon contra jóvenes inocentes, y en cambio sí lo hicieron con dos compañeros de Rafael que lo bajaron del cerro moribundo”, dijo Ríos.

El desalojo de la comunidad había sido ordenado por el juez federal subrogante Gustavo Villanueva. Luego de la masacre, permitió a los mapuche volver al lugar que reclaman como ancestral y que Parques Nacionales denunció como usurpado.

Facundo Jones Huala, en el Juicio mencionado anteriormente decía:

“Seguiré incentivando hasta el último día de mi vida a mi gente, todos mis hermanos mapuches, a que sean orgullosamente mapuches a que no olviden la valentía del peñi Rafael Nahuel y que sigamos su camino, porque si yo hubiese estado, si no hubiese llegado a estar en este estado y hubiese tenido que morir hubiese muerto . No me importa estar encarcelado por mi gente, esto es lo que soy lo que nos dejó Calfupán, que nos dejó Calfucura, somos sus hijos, sus nietos, sus descendientes y en esta tierra va a seguir naciendo sangre mapuche, esta tierra es, fue y seguirá siendo territorio mapuche. Los mapuches nos vamos a seguir organizando políticamente a ambos lados de la cordillera, no importa si yo estoy preso o no. “

Aún habiendo sobradas pruebas del accionar de la Prefectura, ningún efectivo ha sido imputado, pero sí inmediatamente ordenaron la detención de  Fausto Jones Huala y Lautaro Alejandro González, quienes acompañaban a Rafael cuando fue asesinado y fueron testigos del hecho, que actualmente se encuentran en libertad, pero procesados por “usurpación”

“Fausto como Lautaro que estaban presentes en la represión Winkul Mapu, ellos lo único que hicieron fue bajar el cuerpo de Rafael, y decidieron llevarlo hasta abajo, pensando que tenía posibilidades de salvarse, pero cuando bajan con el cuerpo del lamien estaba fallecido hace media hora. A través de esto, y unas pericias que toma la justicia, pruebas de pólvora, que son mínimas las partículas que poseen ellos, se excusan para querer arrestarnos, también la sala que decide revocar la excarcelación, es importante notar que se refieren a personas que resisten a la autoridad con armas y violencia y nos quieren tomar bajo la ley antiterrorista, siendo que en el  operativo en que murió Rafael Nahuel no hubo ningún tipo de enfrentamiento, ya lo dicen los peritos que trabajan en la causa” afirmó Andrea Millañanco, vocera de la Lof en Resistencia del Departamento Cushamen, de la cual son miembros Fausto y Lautaro.  

¿Por qué quieren recuperar el lugar de Villa Mascardi los mapuches?

“Ese lugar en particular es fundamental porque allí está una de nuestras autoridades, la única machi, que es quien posee el poder de la medicina, dentro de lo que es puelmapu (Argentina)” afirma Andrea, en una entrevista a Radio La Zona de Santa Cruz. Y agrega: “Si bien hay machi del otro lado de la cordillera, ella aquí es la primera. Y como machi necesita su territorio,  tanto Lonkos como Machis ellos no pueden existir sin su territorio, ellos necesitan ese espacio que pertenecía antiguamente al pueblo mapuche, porque allí todavía se encuentra el lahuen (Ndr: medicina mapuche), con lo que puede curar, que son plantas autóctonas de estos lugares. Sin eso, ellos en las ciudades no están destinados, porque tanto Machis como Lonkos no pueden vivir. Plantear que el pueblo mapuche va a venir a arrebatar las ciudades es una mentira, nosotros ya no podemos volver a las ciudades porque no tienen nada para ofrecernos como mapuches. Nosotros necesitamos estar con la naturaleza, con la tierra. El pueblo mapuche se guía por esa fuerza, por ese orden.  Las comunidades hoy se alzan en la recuperación de tierras, porque el Estado Argentino, también como el Chileno, nunca han llevado adelante estas Leyes donde garantizaban la devolución de tierras vastas y suficientes, para los pueblos preexistentes, la autonomía, y el respeto a la preexistencia de estos pueblos. Todo esto está en la Constitución del Estado Argentino, y también en tratados internacionales como el de la OIT, las cuales ellos mismos nos respetan. Se han devuelto pedazos de tierras, pero que no son productivos, lo cual lo único que va a generar para a esa gente es hambre, y que se van a ver obligados es a volver a las ciudades. Entonces es por esto que las Comunidades tienen que tomar estas medidas. “

“Este planteo del pueblo mapuche lo han usado los medios de comunicación hegemónicos, y lamentablemente son esos medios que llegan a las grandes masas, y son los que después avalan las represiones siguientes a las comunidades” afirma finalmente la vocera.

El conflicto mapuche no parece encontrar un punto medio, y las medidas del Gobierno se endurecen cada vez más contra un pueblo que resiste con palos y piedras. Los están cazando.

La impunidad e indiferencia de las instituciones que deberían aplicar la Ley y los Derechos Constitucionales, en cambio, están ausentes.

Hace 7 meses lo asesinaron por la espalda.

Siete meses de impunidad para los uniformados del grupo Albatros que reprimieron a bala de plomo el pasado 25 de noviembre de 2017.  Siete meses de impunidad e inoperancia para el Estado Argentino y el aparato Judicial, aunque ya fue identificado el Cabo Primero de Prefectura Naval Argentina, Francisco Javier Pintos y aún sigue libre y sin ser indagado. Siete meses de mentiras y descarados discursos,  desde Patricia Bullrich (Ministra de Seguridad) justificando la represión en Villa Mascardi, hasta los medios de desinformación que desde hace rato perdieron la última gota de dignidad.

¿Cuánto más debemos esperar como sociedad para comenzar a pedir justicia y dejar de ser guiados por lo que nos indican los grandes medios hegemónicos, títeres de los gobernantes de turno?

¿Acaso es necesaria la muerte de otro joven, como Rafael Nahuel, para que podamos sacarnos la venda y reaccionemos ante la opresión que estamos sufriendo día a día, y salgamos a la calle a pedir justicia?

El futuro de una sociedad está condenada,  si permitimos que maten a los jóvenes y no hacemos nada.

—————-

*Foto de Portada: www.infobae.com

*Foto 2: www.radio3.com