Home / Información general / LA RUTA J DEL DINERO EN USHUAIA

LA RUTA J DEL DINERO EN USHUAIA

Por Daiana Carracedo

Las irregularidades detrás del Corredor del Beagle
Por Daiana Carracedo de Our Voice Ushuaia-29 de enero de 2020

Una ruta escénica donde confluyen árboles nativos, flora, fauna fueguina y la costa del canal de Beagle. Ese es el proyecto, casi infantil, que propuso la ex gobernadora de Tierra del Fuego Rosana Bertone durante su mandato. Incluyó, además, la creación de puestos de trabajo para fueguinos, un enorme crecimiento económico para la provincia y el incremento del turismo. Según el medio digital “La licuadora” es un proyecto que cuenta con irregularidades en la contratación de la empresa constructora privada, un informe ambiental incompleto (o nulo) y hasta el apriete y posterior despido del arqueólogo que se negó a firmar dicho informe.
El corredor del Beagle es un proyecto para unir a la ciudad de Ushuaia con el pueblo pesquero Puerto Almanza, estancia Moat hasta llegar a cabo San Pío. Una ruta de 132 km. El 5 de abril de 2018, el Gobierno provincial adjudicó la obra a la empresa constructora Juan Felipe Gancedo S.A. por un valor de $1.7000 millones.

El principal problema es que toda esa zona fue declarada patrimonio arqueológico, además de ser la única región donde los bosques nativos llegan hasta el mar. Y lo más sorprendente es que ya hay una ruta que une Ushuaia con Puerto Almanza: la Ruta J. Así se cae uno de los principales argumentos del proyecto: unir ambos lugares para contribuir al crecimiento de Puerto Almanza, un pueblo que se dedica a la pesca y comercialización de Centolla, famosa entre la gastronomía de Ushuaia. En una de las tantas marchas en contra del corredor de Beagle que tuvimos la oportunidad de asistir, los pescadores de Almanza se manifestaron en oposición del proyecto, argumentando que ellos se dedican a la pesca artesanal; dicha ruta incrementaría el caudal de turistas, no dando a basto con la pesca de centollas, además del grave impacto ambiental por la pesca indiscriminada del crustáceo marino.
Otra razón que el gobierno a cargo de la ahora ex gobernadora Bertone planteó, es la necesidad de crear una ruta escénica con las características de un parque nacional, sumando un atractivo turístico a la provincia. Es importante mencionar que ya hay un camino para dicho fin, un sendero que puede recorrerse a pie sin dañar la naturaleza. Los que vivimos en la provincia sabemos que el turista promedio viene a Ushuaia a realizar caminatas, por lo cual el argumento de una ruta automovilística no tendría validez.
El corredor pasa por sitios arqueológicos donde aún hoy se siguen encontrando restos de las comunidades indígenas de la zona y en su recorrido tala árboles nativos de más de 100 años de antigüedad. Ante esto, la asociación ambientalista Mane´kenk, presentó varios reclamos ante la fiscalía de Ushuaia. Nancy Fernández, representante de la asociación, declaró ante El diario del fin del mundo: “En el informe de impacto arqueológico del denominado “Corredor del Beagle” elaborado por la empresa Ambash, se omitió consignar cierta información de numerosos yacimientos y sitios arqueológicos que podrían coincidir con la traza de la mencionada ruta”.
Además el corredor del Beagle no tiene nada de ruta paisajística, ya que su anchura supera ampliamente lo que se considera ruta escénica.
El Arqueólogo Lucas Turnes, Secretario de Cultura y Director General de Patrimonio Cultural y Paleontológico también denunció irregularidades en la realización del estudio de impacto ambiental. En el informe que realizó al negarse a firmar dicho estudio, Lucas denunció que el trabajo de exploración arqueológica debe demorar 60 días, cuando se hizo en tan solo 8 jornadas. Además destacó que “La cantidad personal contratado para realizar el relevamiento (2 arqueólogos y 1 paleontólogo) resultó insuficiente para abarcar mediante una inspección visual el área de impacto directo e indirecto (50m desde el eje del camino, no se realizaron prospecciones sub–superficiales, que permitieran detectar restos arqueológicos no observables a simple vista y los profesionales contratados carecían de antecedentes en el relevamiento de yacimientos”
Turnes denunció que funcionarios del gobierno de Bertone lo presionaron amenazándolo para que firme el informe de impacto ambiental. Como se negó, el gobierno lo echó. La empresa Gancedo contrató para el estudio de impacto ambiental a arqueólogos y paleontólogos de otras provincias, no haciendo caso a los profesionales del “Centro Austral de Investigaciones Científicas” (Cadic) pertenecientes al Conicet. Los mismos plantearon la necesidad de hacer un estudio más profundo, que podía demorar meses y que debía realizarse por profesionales de la provincia.
Finalmente, el fiscal de Ushuaia Fernando Ballester Bidau imputó por los presuntos delitos de “daños agravados” y “daños al patrimonio arqueológico” al ex ministro jefe de gabinete Leonardo Gorbacz, al ex ministro de Obras y Servicios Públicos Luis Vázquez y al ex secretario de Cultura Gonzalo Zamora, todos de la gestión de la ex gobernadora Rosana Bertone, en la causa iniciada por la Asociación Mane´kenk por presuntas irregularidades en la apertura de la ruta costera conocida como “Corredor del Beagle.
El nuevo Gobernador electo, Gustavo Melella, cuestionó la obra. Dice que hay irregularidades y que el trabajo debe ser replanteado.
El corredor de Beagle es un proyecto que se cae por su propio peso. En medio de la crisis ambiental no es factible pensar en una ruta turística que destruya el ecosistema fueguino. Los puestos de trabajos sabemos que son fantasmas, ya que sólo duran mientras se construya la ruta.
Ushuaia no necesita más atractivos turísticos. Estamos sufriendo las consecuencias de los desmontes que se realizan para proyectos tanto públicos como privados.
La plata de las obras públicas debe moverse. Pero faltando cloacas, gas natural y luz en varios barrios, resulta alarmante que se destinen fondos para beneficiar al turismo y a unos pocos empresarios.
El proyecto, por ahora frenado, comenzó con grandes irregularidades. La defensoría del pueblo denunció ante el portal “Vía país”que la audiencia se llevó a cabo sin poder acceder a toda la documentación y que el estudio ambiental es posiblemente un fraude.
Quienes se animaron a enfrentarse al gobierno de Bertone son amenazados o despedidos. Está claro que algo turbio envuelve al proyecto. Quizás no haya sido la ruta turística el único fin del gobierno anterior, sino que, como viene denunciando hace años la Asociación Manekenk, algún recurso esconde la zona conocida como “Península Mitre”.

————————
Fotos: Asociación Manekenk