Home / Información regional / LAS LÁGRIMAS DE UNA LUCHA QUE COMIENZA

LAS LÁGRIMAS DE UNA LUCHA QUE COMIENZA

Por Jean Georges Almendras

                              LAS LÁGRIMAS DE UNA  LUCHA QUE COMIENZA

El asesinato de Marielle Franco despertó fortalezas y conciencias en Brasil y el mundo

                          Por Jean Georges Almendras-16 de marzo de 2018

 

Ya no hay lágrimas. Ya no hay muestras de dolor. Se agotaron todas. El luto en el que está sumergido  Brasil se está transformando en lucha. Y si los asesinos materiales e intelectuales de Marielle Franco supusieron  que masacrarla a balazos hasta arrancarle la vida era la única forma de silenciarla, se equivocaron. Y mucho. Porque Marielle ahora se ha multiplicado. Se ha esparcido en el alma de cada favelado y favelada, de cada ciudadano y ciudadana, de cada joven, de cada niño y niña. Marielle está presente. Lo vocean los brasileños en los cuatro puntos cardinales del Brasil y del mundo. Lo dicen los miles de carteles que aluden al asesinato. Lo expresan las miles de opiniones sobre el crimen. Un crimen político. Un crimen cobarde que ya no nos devolverá: a esa mujer de sonrisa maravillosa, de mirada llena de amor, de carisma y de una sensibilidad y una fortaleza increíbles; a esa mujer siempre dispuesta a servir, a ser compañera y a ser una revolucionaria las 24 horas del día. Mordaz, inteligente y capaz de contagiar valores. Los valores que la hicieron comprometerse con una causa social, y no solo porque ella hubiera sufrido en carne propia el racismo, las carencias económicas, sino porque ella en sí era un alma combativa, alerta a los desafíos y valerosa en sus propuestas y en sus ideas. Ideas a favor de los suyos, de los demás, de los desposeídos, y de las mujeres principalmente. Ideas para cambiar al ser humanos, para darle herramientas para trabajar, para estudiar, para vivir. Ideas de igualdad, ideas de fraternidad e ideas de justicia, particularmente en una tierra donde las desigualdades sociales son  muy marcadas, y perversas por excelencia. Ideas para que a los seres humanos se los respete como humanos, y para que sus derechos no sean conculcados. Ideas para que los promotores de las violencias policiales  no hagan del Brasil un cementerio gigantesco. Ideas para que los responsables de corrupciones en filas del gobierno sean llevados ante la justicia. Ideas para que no se sigan sepultando inocentes tras las incursiones de la policía militar en las favelas. Ideas para que se instrumenten desde el Estado medidas para reconstruir educativa y socialmente a los favelados en vez de reprimirlos o asesinarlos, con el pretexto de que son narcos o delincuentes. Ideas propias, fruto de las experiencias de su vida, precisamente dentro de las favelas. Ideas fruto de una educación lograda a puro sacrificio. Ese indispensable sacrificio de los luchadores, que los lleva a la cúspide del reconocimiento popular y social. Basta ver hoy mismo los ecos de su muerte. Los ecos de su militancia honesta en el PSOL. Los ecos de su entrega. Una entrega que nos avergüenza. Nos avergüenza porque Marielle andaba siempre adelantada, dándonos el ejemplo. Y darnos el ejemplo así, con esa fortaleza de guerrera hizo que el enemigo –que se sabía señalado, denunciado, desenmascarado- actuara cobardemente, apelando a las armas de fuego, primitivamente. Porque Marielle Franco tenía un futuro impensable, como líder política y como portavoz de los pisoteados del Brasil de hoy. Porque Marielle Franco, con sus 38 años, no tenía miedos e hizo temblar a los corruptos. Hizo temblar a los asesinos de los cientos de jóvenes de las favelas. Hizo temblar a los indeseables que vistiendo uniforme y portando armas son más criminales que los criminales. Hizo temblar a los políticos. Hizo temblar a los jefes de las organizaciones criminales y a los matones de la Policía Militar. Hizo temblar al gobierno de Temer.

Asesinada Marielle Franco, el presidente Temer, hipócritamente, ha dicho  que su crimen ha sido un ataque a la democracia y que se hará todo lo posible para que los responsables sean llevados a la justicia.

Marielle Franco, cuatro días antes de morir estaba denunciando los abusos de agentes del 41 Batallón de la Policía Militar en la comunidad de Acari; y el 28 de febrero había asumido como integrante de la comisión creada en el Ayuntamiento de Río de Janeiro para investigar la intervención militar dispuesta por Temer.

Asesinada Marielle Franco, el Fiscal José María Panoeiro, coordinador en hechos criminales del  Ministerio Público Federal en Río de Janeiro, ha dicho que los elementos de investigación apuntan a un crimen realizado por policías o “agentes milicianos”.

Asesinada Marielle Franco, una de las consignas que se leyeron en las calles de Río de Janeiro, decía que hay que transformar el luto en lucha y exigir la retirada inmediata de las tropas de Río, que solo están allí para cercenar libertad de la población y profundizar aún más la matanza y el encarcelamiento de la población negra y pobre. marielle 

Marielle Franco, en una reciente entrevista periodística dijo “ser mujer negra es resistir y sobrevivir todo el tiempo. Las personas miran nuestros cuerpos disminuyéndonos, investigan si debajo del turbante tenemos drogas o piojos, niegan nuestra existencia. Eso que pasé en el aeropuerto fue una vivencia por la que muchas mujeres negras ya pasaron. Podríamos hacer una investigación objetiva preguntando a cuantas mujeres y hombres blancos les revisaron sus cabellos, la respuesta sería ninguno. Estamos expuestos y somos violentados todos los días. Para que la discusión se amplíe es fundamental comprender que estamos en un lugar de trato diferente. Es necesario reconocer el racismo”.

Asesinada Marielle Franco, Marcia Tiburi, filósofa, escritora y amiga suya, ha dicho:”El crimen es  político. Marielle hizo denuncias que la volvieron una persona ‘peligrosa’ para muchos. Ella está entre los indeseables para el sistema de opresión y privilegios. Su ejecución es un mensaje que los ejecutores dan a los cariocas, a los activistas, a los luchadores. Se trata de un evidente silenciamiento en función de su voz. La voz de todas nosotras y la voz de las mujeres negras, de las favelas, de la comunidad que es masacrada por el racismo

Asesinada Marielle Franco, desde Mizangas, Mujeres Afrodescendientes han dicho: “La mafia estatal del gobierno de derecha, conservador y neoliberal de Brasil mató a Marielle Anderson por ser mujer negra, lesbiana y favelada, activista por los derechos de su comunidad, por denunciar el genocidio de las juventudes negras empobrecidas. El Estado de Brasil y la comunidad internacional son responsables de las atrocidades cometidas diariamente a nuestra comunidad. El caso de Marielle no es un caso aislado y demuestra una vez más las aberraciones de este sistema que intenta acallar la voz de todas aquellas personas que resistimos y combatimos la violencia racista y de género”.

Asesinada Marielle Franco, la ex presidenta Dilma Rousseff ha dicho:“Espero que las investigaciones señalen a los responsables por este crimen abominable. Las muertes violentas de Marielle y de Anderson necesitan ser investigadas con el rigor de la ley. Tristes días para el país donde una defensora de los derechos humanos es brutalmente asesinada”.

Marielle Franco, días antes de morir escribió:“Necesitamos gritar para que todos sepan lo que está sucediendo en Acari en este momento. El Batallón 41 de la Policía Militar de Río de Janeiro está aterrorizando y violando a los habitantes de Acari. Esta semana dos jóvenes fueron asesinados. Hoy la policía caminó por las calles amenazando a los pobladores. Esto ocurre desde siempre, pero con la intervención se ha vuelto peor”

Asesinada Marielle Franco, el Movimiento de Revolucionarios de Trabajadores emitió una contundente declaración, en la que en su parte más sustanciosa expresa:” No pueden hacer demagogia de “combate a la violencia” en este caso, como vienen haciendo los golpistas que ahora cínicamente vienen a llorar lágrimas de cocodrilo. Marielle era concejal por el PSOL, nacida en la favela de Maré e intelectual formada por la PUC-RJ. En todos los periódicos del país y muchos internacionales repercute este caso de asesinato, en la medida en que Marielle es reconocida por posicionarse contra la represión policial y formaba parte de las investigaciones sobre la intervención federal. Las vísceras del golpe y de la intervención federal están más que nunca a la vista: asesinaron a una militante de la izquierda por las ideas que defendía y por denunciar las prácticas de la policía y del Ejército. Y aun así hacen demagogia proponiendo que la Policía Federal “investigue” el caso”.

Asesinada Marielle Franco, la periodista del diario argentino Pàgina 12 ha escrito: “   La ejecución de una líder feminista de esta envergadura en el marco de la avanzada neoliberal del continente, en donde el gatillo fácil es moneda de cambio y se instala como práctica política, en el mes de marzo donde miles y millones de mujeres gritamos vivas nos queremos, estremece por su carácter disciplinador. Y estremece por su mensaje de odio”

Dario Pignoti periodista, escribió para pagina 12: “El miércoles, minutos antes del crimen, Marielle había participado en el encuentro de jóvenes negras “moviendo las estructuras”, en el barrio Lapa, un reducto bohemio del centro carioca.”Marielle lograba comandar y representar a las personas como ninguna otra mujer negra lo había hecho antes en el Concejo Deliberante” comentó la escritora Ana Paula Lisbora, que estuvo en el evento del miércoles. “Era una de las personas más increíbles que conocí, de una sonrisa contagiante, un ejemplo de que el lugar de la mujer es en la política” contó Nadine Borges, ex presidenta de la Comisión de la Verdad sobre la Dictadura. Marielle fue  víctima de un crimen “de clase, de género, de raza, un femicidio” planteó Borges, ante la consulta de Página 12.

¿Cuántos más tienen que morir para que esta guerra acabe?, dijo Marielle Franco veinticuatro horas antes de ser asesinada.

Marielle No sabía que sus asesinos ya la estaban sumando a la cuenta.

—————

*Foto de Portada: www.lv12.com.ar

*Foto 2: www.altavoz.pe