Home / Crimen organizado / LAS MENTIRAS DE LOS VENCEDORES
Aristotele_e_Platone

LAS MENTIRAS DE LOS VENCEDORES

Por Giorgio Bongiovanni y Lorenzo Baldo

LAS MENTIRAS DE LOS VENCEDORES

Por Giorgio Bongiovanni y Lorenzo Baldo – 20 de Mayo 2016

24 horas. Un día entero ha pasado desde el veredicto de absolución a favor de Mario Mori y Mauro Obinu. Las mismas horas que han trascurrido de delirio de comentadores de toda especie. Todos bien dispuestos a querer destruir “procesos inútiles” y “persecutorios” pretendiendo a gran voz “llamar a juicio” a todos los acusadores que han hilvanado procesos falaces, todo ello con el fin de “alejar de la magistratura a quién ha intentado inútilmente de crucificar a Mori”. A este coro apasionado también se ha agregado el coro de los que pretenden que los Fiscales se “disculpen” en cuánto siguen “torturando a las personas” y acaban por “no pagar nunca”.

Y si los magistrados de la Fiscalía General de Palermo, Roberto Scarpinato y Luigi Patronaggio  (que han representado la acusación en el proceso de Apelación de Mori y Obinu), han sido  los primeros en acabar bajo este tiro cruzado, el “pool de la tratativa”, capitaneado por el pm Nino De Matteo es indudablemente aquél sobre el que más se encarniza el “deporte nacional” del “tiro” al magistrado.

Y es a este punto que la parte mejor de nuestro país sale al descubierto en todos sus ámbitos. Todos listos a profetizar el fracaso en el próximo futuro del proceso sobre la negociación que se está desarrollando en la Corte Suprema de Palermo. Entre los “heréticos” inscritos en la blacklist de los “inquisidores” de Mario Mori nos encontramos con el coronel de los Carabinieri (ya jubilado), Michele Riccio, sobre el cual, se ha vuelto a hablar, en estas horas, como “testigo clave” del proceso Mori, que de hecho “no ha sido creído” por los jueces. Más allá de la libre convicción del juez, hay pasajes de la requisitoria del magistrado Roberto Scarpinato que merecen ser mencionados. Para futura memoria.

Con la intención de subrayar la dureza del trato que la Corte reservó a Riccio, en el proceso de primer grado, Scarpinato mismo había evidenciado que ” para demoler la credibilidad de Riccio el Tribunal no ha titubeado en definirlo como un sujeto enfermo de manías persecutorias y calumniador que hacía amplio uso de documentos no utilizables: decretos de encausamiento, decretos de archivo, y hasta incluso solicitudes de archivo formuladas por el Fiscal”. Para el Procurador General sin embargo era plenamente objetivo que las declaraciones de Riccio “demostraban completamente la responsabilidad de los imputados”.

 Después de haber citado la única sentencia definitiva de condena que existe a cargo  de Riccio*, concerniente a algunas operaciones antidroga, Scarpinato había subrayado la similitud de los delitos por los que habían sido imputados los altos cargos de los carabinieri Mauro Obinu y Giampaolo Ganzer ante la Corte de Apelaciones de  Milán. “Riccio nunca se metió en el bolsillo ni siquiera un euro”, había remarcado el magistrado. “Estamos hablando de una persona que aún pudiendo hacerse rico con la droga, si hubiese sido deshonesto, no ha ganado un euro e incluso no aceptaba regalos de sus infiltrados. Éste es el hombre. Un oficial con un pasado operativo más que brillante, perteneciente a la escuela y a la hilera del general Carlo Alberto dalla Chiesa. Un hombre que viola las reglas, que comete delitos para contrastar otros delitos…, uno para quien el objetivo justifica los medios”. “No hay nada de lo cual resulte que él haya sido un calumniador que padece de manías persecutorias”, ha subrayado Scarpinato. “De las declaraciones de Riccio queda un núcleo de verdad que proyecta una luz oscura sobre las inercias de los imputados”, ha remarcado el Fiscal. Esas mismas “inercias” que, en cambio, la Corte de Apelaciones no ha considerado que tuvieran relación con una metodología bien precisa de Mori y Obinu.

En medio de este circo mediático – más bien surreal – dónde se asiste a un vuelco de la realidad, quedan algunos puntos firmes. Entre ellos se desprende el coraje de quien ha querido ir detrás de la búsqueda de la verdad – en respeto del criterio de que la ley es igual para todos – en una Italia anestesiada, temerosa (salvo raras excepciones), completamente indiferente. El coraje y la determinación de hombres como el coronel Riccio demuestran que, en todo caso, es justo dejar huella de verdades incómodas, por las cuales demasiadas personas han muerto sobre el altar de verdaderas o presuntas “razones de Estado”. “¡Esta historia me ha ofendido!”, ha declarado el general Mori.

Y bien hay una parte de este país que se siente igualmente “ofendida” por los muchos misterios que giran alrededor del ex Comandante del Ros (Reparto Especial Carabinieri). “Misterios” detrás de los cuales se entreven atentados y magnicidios indignos de un Estado de derecho. Si es verdad que Aristóteles ha afirmado que las mentiras de los vencedores se convierten en historia, entonces hoy no es un día feliz para la justicia y para la verdad.

Nota:

* El capitán de los carabinieri Michele Riccio fue acusado de maniobras anómalas de confidentes e infiltrados en las operaciones antidroga que dirigía su brigada. En el 2007 fue condenado a 4 años de cárcel.

 

ARTÍCULOS RELACIONADOS

-Por omisiones proceso judicial a Coroneles Mori-Obinu (G. Bongiovanni y L. Baldo)

http://www.antimafiadosmil.com/index.php/ultimo-momento/ultimo-momento/2503-por-omisiones-proceso-judicial-a-coroneles-mori-obinu

– Proceso Mori-Obinu. Los sin nombre (G. Bongiovanni y L. Baldo)

(Extraído de: “Gli ultimi giorni di Paolo Borsellino” (Bongiovanni-Baldo, Aliberti 2010)  

http://www.antimafiadosmil.com/index.php/ultimo-momento/ultimo-momento-sp-206408982/2507-proceso-mori-obinu-los-sin-nombre