Home / Internacionales / LATINOAMERICA Y PALESTINA, PASADO Y PRESENTE DE LUCHA Y RESISTENCIA

LATINOAMERICA Y PALESTINA, PASADO Y PRESENTE DE LUCHA Y RESISTENCIA

Por Paola Becco

    LATINOAMERICA Y PALESTINA, PASADO  Y PRESENTE DE LUCHA Y RESISTENCIA

Entrevista al líder palestino Jamal juma

    Por Paola Becco-6 de agosto de 2018

 

En este momento histórico, que se están jugando mucho más que cuestiones políticas e ideológicas, sobresale la cuestión humana en su sentido más profundo en diferentes frentes. Uno de ellos podría llegar a ser el agotamiento de los recursos, la inviabilidad de un sistema de consumo basado en el descarte, la falta de voluntad política para sanear el hambre en todo el planeta. En fin, la mayoría de los conflictos bélicos en estos momentos están fundados en afianzar estas problemáticas más que en buscar un cambio de sistema. El ejemplo más atroz de la última mitad del siglo XX hasta ahora es la colonización de los territorios palestinos por medio de la imposición del Estado de Israel con la ayuda de Gran Bretaña, y ante la indiferencia del mundo, se viene desarrollando un genocidio sistemático que intenta hacer desaparecer a todo un pueblo desde sus raíces más ancestrales conectadas con esas tierras.

 

Jamal Juma es el coordinador de la Campaña Palestina contra el Muro del Apartheid. Habíamos tenido un primer contacto con él en el 2012 durante el Foro social Palestina Libre de Porto Alegre, y hoy nuevamente en Brasil, pero esta vez en Río de Janeiro pudimos encontrarlo y conversar. Latinoamérica es uno de los lugares más sensibles y comprometidos con este conflicto.

Hablamos con él en el marco de la jornada denominada Luchas Unidas Contra la Militarización, de Latinoamérica a Palestina, conformada por organizaciones de DDHH, movimientos sociales, antimilitaristas, Palestina, afrodescendientes, indígenas y campesinos. Participaron organizaciones de Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, India, Palestina, México, Perú, Sudáfrica y Uruguay.

-El gobierno de Donald Trump ha entablado lazos cada vez más sólidos con Israel, ¿sientes que este es un momento decisivo para Palestina?

Sinceramente, este es un momento muy duro y peligroso para los palestinos. Desde comienzos de 2018, cuando Trump adopta totalmente el proyecto colonizador de Israel en Cisjordania. Es mucho más que eso, lo que quieren es hacer desaparecer al pueblo palestino, empezando en Jerusalén cuando la reconoce como la capital de Israel. Simplemente recuerda la declaración Balfour (ndr: Gran Bretaña da su apoyo formal en 1917 para que el sionismo se instale en tierras palestinas). Entonces, esta potencia colonial, se cree dueña de la gente, dueña del mundo. Entonces, él no puede prometer a otros algo que no le corresponde.  

Esta es la clase de racismo que busca deshumanizar a la gente, deshumanizar al mundo. Y así no sólo vemos lo que Trump quiere hacer en Palestina, sino en otras partes del mundo, con todo lo que él está destruyendo, los derechos de la gente, de la naturaleza, del medioambiente. Entonces ,comienza con Jerusalén y continúa con el derecho al retorno otorgado por las Naciones Unidas, quitando el dinero que se supone que debe enviar para apoyar a las Naciones Unidas. Este año vemos una seria crisis en la educación en los campos de refugiados. A miles de empleados, maestros, se los amenaza con ser desechados. Posiblemente no se puedan abrir las escuelas este año. Por lo tanto, hay una gran crisis en la educación en Palestina. Además de esto está el tema de las colonias, el proyecto de asentamiento de colonias que está llevando a cabo Israel en Jerusalén. El gobierno americano le sigue dando permiso a este estado fascista de Israel para que siga haciendo lo que le está haciendo a los palestinos.

-¿Cuál es la injerencia de Israel en Latinoamérica?

-Creo que Israel forma parte del poder colonial del mundo, y del brazo armado de EEUU. No tengo que decirles o recordarles a los latinoamericanos sobre el papel que Israel jugó en los 70´s, 80´s apoyando a las dictaduras, entrenando a las fuerzas paramilitares. Fueron un brazo de los Estados Unidos en Latinoamérica. Entonces, lo que les digo es que Israel ha vuelto, desde el mismo lugar. Fíjense lo que sucede en Honduras, y pueden ver la mano de Israel allí. Pueden ver cómo están entrenando a la policía de diferentes países en Latinoamérica, cómo profesionalizan la opresión hacia las personas, enseñan diferentes técnicas para matar, técnicas para oprimir. Les exportan equipamiento militar, entrenamiento policial, drones, etc. Les exportan a ustedes lo que está testeado sobre la sangre de los palestinos, a través de los bombardeos en Gaza, de las matanzas de civiles en las manifestaciones. Entonces, el pueblo latinoamericano no debe permitir esto. Israel merece ser expulsado de Latinoamérica, ser boicoteado. No pueden permitir que ingresen y destruyan a la sociedad otra vez.

-¿Cómo es la respuesta de la comunidad internacional con respecto a la situación que padece el pueblo palestino?

– No hay duda de que estamos pasando por una situación muy difícil, y si ves lo que sufren los palestinos en Gaza te das cuenta. Esta es la prisión más grande del mundo. Según reportes de las naciones unidas, Gaza no es apta para la vida de las personas. Se sufre deshumanización, se ha transformado el lugar en un campo de prueba para los bombardeos israelíes. Y desgraciadamente no hay una respuesta suficiente de la comunidad internacional sobre los crímenes cometidos en Gaza. Han pasado dos meses desde que mataron cerca de 150 personas, y miles resultaron heridos. Mucha gente estaba allí, con tanta desventaja, Gente que ha perdido sus piernas porque Israel estaba probando una nueva arma sobre ellos, y esto es un crimen masivo contra la humanidad. Y no hemos visto un serio pronunciamiento de occidente condenando a Israel por esto. Lo mismo sucede en Cisjordania, en Jerusalén, y en otros lugares. No vemos una postura de la gente de Derechos Humanos. Esto es lo que queremos, resoluciones internacionales. No vimos pronunciamientos por parte de los gobiernos. Nuestra esperanza está en la gente, en los movimientos. Y vemos que hay gente en Latinoamérica que está sufriendo en las villas miserias, la gente que está siendo asesinada. Entonces vemos que nuestro sufrimiento es el mismo que el de esta gente. Todos nosotros luchando, y peleando por nuestra humanidad, por nuestros derechos como seres humanos, por el derecho a vivir, por el derecho a la dignidad, a la libertad. Debemos apoyarnos en nuestras luchas.

-Por último, te quería comentar que colaboro con un movimiento cultural internacional compuesto por jóvenes de varias partes del mundo quienes, a través del arte, denuncian las injusticias que aquejan al mundo (mafia, corrupción, drogas, guerra, hambre, etc.) ¿cuál es tu mensaje para estos jóvenes?

-Mi mensaje es que ustedes son la promesa para este mundo, este mundo de guerras, de muerte, donde millones de personas pierden sus vidas, y millones se convierten en refugiados alrededor del mundo. Entonces, ustedes están en el camino justo, necesitamos de su voz, necesitamos de su movimiento, necesitamos que se expandan y crezcan, esto es lo que necesitamos de ustedes. Debemos reunir a la gente, recordarles las cosas buenas que nosotros podemos hacer. Nuestro sufrimiento, nuestras miserias, vienen de una misma fuente, el imperialismo. Entonces, tenemos tantas cosas en común que podemos hacer juntos, y tantas luchas por las que apoyarnos mutuamente. Este movimiento promete, y esperemos que crezca, y así decidan el futuro del mundo.  No importa que tan grandes sean ahora, ustedes tienen grandes valores, y estos valores se necesitan para mantenerse fuertes y encontrar a las personas que vengan detrás de ustedes.

Nuevamente el tema Palestina, después de sumergirnos a través de sus protagonistas directos, nos deja una sensación de amargura y de desesperanza por la urgencia de quienes lo están padeciendo. Pero al mismo tiempo vemos en personas como Jamal una luz que nos representa a todos, una convicción incorruptible, a pesar de las dificultades, que identifica a los líderes que necesita una nueva humanidad. Hablar con él y compartir un poco de su tiempo nos hace sentir un lazo de hermandad entre todos aquellos que peleamos para transformar el mundo y convertirlo en un hogar para todos. Desde Our Voice somos uno con Jamal Juma y el pueblo palestino y seguiremos denunciando lo que allí ocurra por más empeño que ponga el hombre en querer mirar para otro lado.

 Queremos estar a la altura de estos tiempos históricos y sentirnos protagonistas de un cambio.