Home / Internacionales / LOS SECRETOS DEL MUERTO QUE HABLA
carade

LOS SECRETOS DEL MUERTO QUE HABLA

Por Giorgio Bongiovanni

LOS SECRETOS DEL MUERTO QUE HABLA.

La desaparición física de “Cara de Monstruo”

por Giorgio Bongiovanni – 21 de agosto del 2017

Giovanni Aiello, el ex policía de la Unidad Móvil de Palermo, considerado por cuatro fiscalías como el oscuro “Cara de Monstruo”, murió esta mañana en una playa de la provincia de Catanzaro, probablemente de un ataque al corazón. Estaba llevando su embarcación a la orilla y después de ubicarla con la ayuda de otros bañistas, Aiello cayó al suelo y de nada sirvió la ayuda de los asistentes.

Desaparece así el hombre del rostro marcado, sospechoso de estar involucrado en uno de los períodos más oscuros de la historia italiana: la de los magnicidios y masacres de la mafia que han desangrado al país desde finales de los años ‘80 a principios de los ‘90. Y con él desaparecieron también tantos secretos y preguntas no respondidas.

Por su cuenta se ha dicho de todo: señalado por algunos arrepentidos como perteneciente a los Servicios Secretos cercanos a Cosa Nostra, investigado (y en muchos casos archivado) por los fiscales de Palermo, Caltanissetta, Catania y Reggio Calabria, por los asesinatos de Via d’Amelio, de Capaci y por el fracasado atentado en Addaura. Fue acusado de haber desempeñado un papel en el asesinato del agente Nino Agostino y su esposa Ida Castelluccio, cuyas investigaciones estaban todavía abiertas. También se dijo de su posible implicación en el homicidio del pequeño Claudio Domino, asesinado en 1986 mientras se celebraba el maxiproceso. La última investigación que lo ha puesto en duda es la coordinada por Giuseppe Lombardo sobre la implicación del clan calabrés en la estrategia de la tensión llevada adelante al son de las bombas mafiosas a principios de los años ‘90.

Pero quien fue realmente Giovanni Aiello todavía no se sabe, o mejor dicho, las investigaciones y los procesos aún no han sido capaces de revelarlo. Tal vez alguien que en ese momento militaba en los Servicios Secretos o algún Ministro que se sentó en los sillones del poder pueda revelar algo sobre este personaje, investigado pero nunca arrestado ni condenado, del cual se ha hablado tanto. Hoy más que ayer podemos decir que solo Dios sabe quién fue Giovanni Aiello y ante él ahora el ex policía tendrá que rendir cuentas.

Sólo podemos hacer una última pregunta sobre este personaje problemático: ¿cómo es que ha  “muerto de un infarto” justo cuando los magistrados antimafia de Palermo, Reggio Calabria y Caltanissetta habían llegado a un paso de él con investigaciones que podrían explicar un sistema criminal que va mucho más allá de la mafia?

¿Acaso el sistema criminal integrado temía que “Cara de Monstruo” pudiera saber y contar ciertas cosas? ¿Y si Aiello hubiera revelado verdades indecibles a los magistrados acerca de los secretos del Estado-mafia habría tal vez causado la muerte de Sansón con todos los filisteos?