Home / Información regional / LOS TERRORISTAS QUE ACUSAN AL LONKO FACUNDO JONES HUALA DE TERRORISMO

LOS TERRORISTAS QUE ACUSAN AL LONKO FACUNDO JONES HUALA DE TERRORISMO

Por Georges Almendras

LOS TERRORISTAS QUE ACUSAN AL LONKO  FACUNDO JONES HUALA DE TERRORISMO

Juicio oral y público en Valdivia, Chile, al Lonko de la Lof en Resistencia de Cushamen

                          Por Jean Georges Almendras-8 de diciembre de 2018

 Está escrito en el guión del Estado chileno. Pero que esté escrito no quiere decir que sea. No quiere decir que el reclamo lícito de tierras y de respeto a sus derechos y a su cultura, sea un acto de terrorismo. Nada de eso. Y si se parte de esa premisa se está cometiendo un error garrafal. O mejor dicho, se está lapidando a una comunidad humana que parece ser que su crimen ha sido ser un pueblo. Un pueblo originario. Porque nosotros, que nos consideramos el pueblo blanco civilizado, en realidad somos el pueblo invasor, que nos creemos los dueños de  una verdad histórica. Una verdad histórica constantemente tergiversada y mancillada.

Para el Estado chileno. Exclusivamente para el Estado chileno (y para el Estado argentino)(y para quienes siguen al pié de la letra sus barbarismos) Francisco Facundo Jones Huala, es un terrorista. Así de simple, para ellos. Ellos, que siendo verdaderamente los terroristas dicen (y recontra dicen) que el Lonko Weichafe de la Lof en Resistencia de Cushamen, es un terrorista. Y calificándolo así creen sacarse el problema de encima, porque buscan encerrarlo a toda costa. Francisco Facundo Jones Huala, mayor de edad, autoridad mapuche no es un terrorista.

No ha sido así. No es así. Ni será así.

La verdad sobre los pueblos originarios está escrita en la naturaleza y en la realidad social. Son pueblos que viven la discriminación, la persecución, la criminalización y la judicialización. Hoy, pleno siglo 21.  Pueblos que sufren. Pueblos que sufren por culpa del hombre blanco. Ese hombre blanco que se cree Dios y que se cree dueño de la verdad.

Hoy, nos toca ver, superados en  indignación,  un juicio injusto. Un juicio político.  Un juicio de conciencia.

El juicio del Lonko Facundo Jones Huala, la autoridad mapuche que está a merced del poder. De ese poder insano, que no contempla la  historia, ni  la respeta. Porque se ha vendido al poder.

Ayer se llevó a cabo en Valdivia, Chile,  la cuarta audiencia del juicio oral que se le sigue a Facundo Jones Huala y en esa audiencia nuevamente se buscó tergiversar las verdad e imponer testimonios y “pruebas” para que el Ministerio Público se sintiese firme en su plan y en su proyecto (maquiavélico proyecto)  de transformar al acusado, en  un terrorista.

Un plan sobrado en estrategias. Estrategias que literalmente se derrumban con  el correr de los minutos.  

Por ejemplo, en medio de ese montaje de pruebas, indicios y testimonios presentados por el Ministerio Público al Tribunal, en determinado momento se tomó declaración a los integrantes de la familia afectada por el incendio de su vivienda en Pisu Pisué el 9 de enero de 2013, y al dar ellos respuestas a las interrogantes, literalmente no pudieron identificar al Lonko Facundo Jones Huala como participante del ataque.

En concreto, no hubo una identificación directa (segura) del acusado, por parte de los testigos.

Pero el libreto del Estado debe seguir su curso. Esa es la idea. Pero casa paso de ese libreto no es la verdad.

Fuera del edificio del Tribunal Oral en lo Penal de Valdivia, de la avenida Francia, las comunidades mapuches no dejan solo al Lonko de la Lof en Resistencia del Departamento de Cushamen.

Y dentro del edificio tampoco. Estuvieron (como lo consignamos en nuestra anterior escrito sobre el juicio oral) Héctor Llaitúl y Marcelo Catrillanca (padre de Camilo, mapuche asesinado por fuerzas represivas de Chile no hace muchos días) acompañando a la familia de Facundo. Un acompañamiento que nada tiene de diplomacia, porque se trata de un compromiso de nación mapuche. Un compromiso sincero y combatiente.

Marcelo, una y otra vez dijo a los medios de prensa: “Estoy muy preocupado por la situación  del peñi Facundo, porque creemos que como pueblo nosotros deberíamos estar más unidos. En este último tiempo están pasando situaciones que a nosotros  nos afectan mucho”.

Este viernes, en la audiencia se tomaron declaraciones a carabineros que participaron de la investigación (investigación que por otra parte ha sido duramente cuestionada por la defensa del Lonko, en el sentido de que la misma presentó una diversidad de irregularidades) y también a peritos.

No hubo alteraciones del orden. Pero si hubo ese empecinado gesto de torcer la verdad, desde el sitial de los querellantes y del Ministerio Público.

Obvio. Hay que cumplir al pié de la letra con el libreto del Estado Chileno.

No es para asombros, es para indignaciones, y para resistencias.

Son los verdaderos  terroristas de Estado que practican la criminalidad organizada, especialmente cuando se trata de pueblos, de pueblos originarios. 

El juicio oral continuará en los próximos días.

—————–

*Foto de Portada: www.diariodefutromo.com Diario de Valdivia