Home / Crimen organizado / MILITAR DECLARO HABER VISTO ARMAS EN LA CASA DE NENECO
nenecovill

MILITAR DECLARO HABER VISTO ARMAS EN LA CASA DE NENECO

Por Jean Georges Almendras

MILITAR DECLARO HABER VISTO ARMAS EN LA CASA DE NENECO

        7ma jornada de audiencia del juicio oral a Vilmar Acosta, en Asunción

                       Por Jean Georges Almendras-1 de noviembre de 2017

Una vez  más el Tribunal de Sentencia escuchó atentamente los testimonios de peritos del Ministerio Público, entre ellos Omar Cabrera, quien detalló a los presentes, los datos extraídos de una cámara digital de fotos que Pablo Medina llevaba consigo durante la cobertura de prensa que él hizo poco antes de ser asesinado, en un apartado camino rural de Villa Ygatimí, a unos 50 km de la ciudad de Curuguaty, en el departamento de Canindeyú.

Según lo aportado por la periodista de ABC  Color, Perla Silgueiro, que da cobertura al juicio diariamente, también los peritos brindaron datos sobre la lista de contactos del teléfono del ex intendente de Ypejhú, Vilmar Acosta.

El perito Cabrera dijo que la última fotografía que Pablo tomó, de la cobertura que hizo y que era el único invitado, fue a las 13.26 hrs, exactamente una hora antes de ser asesinado junto a Antonia Almada, precisamente en un camino rural donde reside la comunidad indígena de Itarnaramí de la colonia Marchetti, a unos ocho kilómetros del centro urbano de Villa Ygatimí.

En cuanto a los datos sobre los teléfonos celulares incautados en la casa de Vilmar Acosta, con posterioridad al doble atentado criminal, se informó ante el Tribunal que en esos celulares se constataron llamadas realizadas a uno de los hombres sindicados como sicario, es decir a Flavio Acosta Riveros, sobrino de  Vilmar, quien se encuentra detenido en el Brasil en espera de que se cumplan las formalidades de extradición; mientras que el otro hombre sindicado como sicario, Wilson Acosta (hermano de Vilmar Acosta) permanece prófugo, desde hace tres años.

La defensa del ex intendente insistió en que los autores del doble crimen, podrían haber sido sojeros de la zona, tomando en cuenta que Pablo Medina también denunciaba la expansión de sus cultivos; o gente vinculada al rollo tráfico; o inclusive gente responsable de la masacre de Curuguaty, del año 2012.

Otro de los importantes testimonios ante el Tribunal de Sentencia, fue el del Cnel Felipe Alberto Orrego Torres, ex jefe del destacamento militar de Ypejhú, declaró haber visto armas de fuego en la casa de Vilmar “Neneco” Acosta cuando este lo invitó a visitarlo en el 2014.

El Cnel  Orrego dijo:”mantenía una comunicación periódica pero no muy frecuente con el ex intendente de Ypejhú” pero que las mismas terminaron por completo luego del 16 de octubre del 2014. En otro momento de su testimonio dijo que normalmente se comunicaban para llamados de cortesía, limitándose a saludos entre autoridades.

“En tres o cuatro ocasiones me habrá invitado a cenar. No sé cuál es su situación civil, pero el vivía solo, lo veía a Wilson Acosta en su casa” continuó diciendo el militar Orrego.

Asimismo Orrego declaró ante el Tribunal, que durante los seis meses que estuvo al frente del destacamento militar, en solo una oportunidad Acosta Marques visitó las instalaciones, aproximadamente en agosto de ese año 14. También mencionó que en una oportunidad, cuando Acosta lo invitó a su casa y en una de las pocas veces que entró en la sala, vio uno de los sillones del sofá un arma calibre 9 mm y otra de similares características muy cerca de su mano.

 *Foto de Portada: www.paraguay.com