Home / Internacionales / MUTOLO: “LA MUERTE DE RIINA NO ES EL FIN DE LA MAFIA”
gaspa

MUTOLO: “LA MUERTE DE RIINA NO ES EL FIN DE LA MAFIA”

Por Aaron Petinari

MUTOLO: “LA MUERTE DE RIINA NO ES EL FIN DE LA MAFIA”

por Aaron Pettinari – 18 de noviembre del 2017
“Para ello se necesita un verdadero compromiso de la política”

“¿Riina? Una persona malvada que vivió del engaño, la traición y la muerte”. Gaspare Mutolo, ex mafioso del mandato de Partanna-Mondello y ex chofer de jefe corleonés, así describe al Jefe de Jefes, que murió ayer. “No puedo decir que fuera una buena persona porque le faltaría el respeto a todas las víctimas de la mafia y a sus familias, porque fueron asesinados padres, hijos y hermanos por su culpa. Lo que dije ayer en una reunión con la prensa extranjera fue sobre lo que me sucedió a mí personalmente. En la década del ‘60, me dije que debía estar cerca de Saro Riccobono y, de alguna manera, eso me salvó la vida. Luego expliqué lo que siempre he dicho, que parecía humilde pero era una serpiente. Un demonio muy ingenioso que hizo una carrera criminal en base al engaño y a la traición. Fue esa forma de hacer las cosas lo que lo llevó a la ruina. No había necesidad de matar a tantas personas. Y fue por la desilusión que tuve con Cosa Nostra que decidí hablar con el Juez Falcone”.

La pregunta que mucha gente se hace después de la muerte de Riina es: ¿qué pasará con Cosa Nostra?

“Es obvio que habrá cambios. Sin embargo, estoy cien por ciento convencido de que el coordinador de Palermo no puede ser Matteo Messina Denaro. En la historia de la mafia, nadie de Trapani o Catania ha desempeñado ese papel. Ciertamente, sigue siendo un personaje importante, tiene mucho conocimiento en el ámbito institucional, pero a lo sumo puede ser alguien que dé consejos a los de Palermo, dada su historia. Históricamente Palermo es quien siempre llevó la bandera”.

Alguien dijo que la mafia, con la muerte de Riina, fue derrotada. ¿Qué piensa de eso?

“La mafia será derrotada en el momento en que el Estado quiera derrotarla. En este momento, no veo grandes movimientos. El Estado reaccionó cuando fue golpeado por la furia de los atentados, cuando mataron a Falcone, a Borsellino y antes a otros magistrados y agentes de la ley. Ahí el Estado hizo cosas para luchar contra la mafia, con leyes duras como el 41 bis o la ley de los arrepentidos. Pero se necesita mucho más. Ciertos hilos deben ser cortados. Le dije a Falcone cuando lo conocí la primera vez: ‘Quiero hablar en forma diferente a Buscetta, Contorno y Mannoia. Tengo que partir de Roma para escalar. De su oficina a la Corte Suprema y el Parlamento’. En esa ocasión, también hablé con el juez Carnevale”. Desde entonces, varias cosas han cambiado, pero hoy ya no veo el compromiso de la política. Se necesitan nuevas leyes, y a los políticos que son cómplices y colaboran con la mafia se les deben confiscar los bienes como a los mafiosos. Solo si se establecen las mismas penas, tal vez, habrá un cambio”.

 

Foto © AFP / Alberto PIZZOLI