Home / Crimen organizado / NINO DI MATTEO Y LAS MIL Y UNA NOCHES

NINO DI MATTEO Y LAS MIL Y UNA NOCHES

Por Saverio Lodato

Por Saverio Lodato – 4 de febrero del 2020

Para decirlo sin pelos en la lengua, estamos un poco cansados de ver a Nino Di Matteo interrogado aquí y allá, hasta el infinito, siempre sobre las mismas cosas, sobre los mismos temas, en la profundización agotadora de circunstancias, episodios y fechas idénticas, supuestamente todas ellas de detrás de escena, como si los abogados que lo interrogan se movieran en la dimensión de la eternidad; aparte de la pretensión de velocidad – por todos proclamada, sobre todo en estos días de pasión por la prescripción – de procesos que, sin embargo, continúan prolongándose indefinidamente.

Y este es el caso, veintiocho años después, de los de la masacre de Viad’Amelio.

Recapitulemos.

Hasta la fecha, Nino Di Matteo, quien mientras tanto se ha convertido en miembro del CSM, ha sido interrogado sobre las mismas cosas en las siguientes ocasiones.

Noviembre del 2015, por el Tribunal Penal de Caltanissetta, en el proceso denominado “Borsellinoquater”. Y en ese momento, Di Matteo era Fiscal en la D.D.A. de Palermo. Durante siete horas.

Septiembre de 2017, a solicitud suya, en la Comisión Parlamentaria Antimafia, presidida por Rosy Bindi. Y en dos “sesiones interminables”. Que duraron, en total, otras ocho horas. En ese momento Di Matteo era Fiscal Nacional Antimafia.

Septiembre de 2018. Fue escuchado por la Primera Comisión del CSM. Y en esa ocasión, Di Matteo, también como Fiscal Nacional Antimafia, solicitó y obtuvo que la sesión fuera pública, a pesar de haber podido hacer uso de la regla del secreto. Otras cuatro horas.

Ayer, en Caltanissetta, a pedido del Tribunal que procede por el delito de calumnia contra tres policías. En total, otras ocho horas. Ahora es miembro del CSM.

Todas sus declaraciones están en el archivo de Radio Radicale.

Escuchar, para creer.

Y escuchar, para quienes estén realmente interesados, para entender.

Ahora somos perfectamente conscientes de que a alguien le hubiera gustado mucho que el Fiscal símbolo del proceso sobre la Tratativa Estado-mafia hubiera quedado atrapado: ese proceso – todo el mundo lo sabe muy bien – es indigesto para muchos. Desafortunadamente para ellos, sin embargo, no sucedió.

Como entendemos que la sed de verdad de las personas directamente afectadas por el asesinato de Paolo Borsellino sea irrefrenable.

Pero todos estamos obligados a lidiar con la realidad. Y con el tiempo.

Y sería bueno, finalmente, que incluso los buscadores de la verdad leyeran las más de cinco mil páginas de la sentencia sobre la Tratativa Estado-mafia, del presidente del Tribunal Penal de Palermo, Alfredo Montalto, que con respecto a los instigadores externos de las masacres, son muy esclarecedoras. No necesitamos una supuesta “justicia oral”, hecha a golpes de declaraciones de efecto en los periódicos o en la televisión.

¿Ciertos abogados todavía tienen dudas que los atormentan? Nos parece extraño.

Di Matteo, de hecho, no se limitó sólo a responder siempre y en todos los ámbitos. Porel contrario, ha proporcionado una gran cantidad de informaciones e ideas, reflexiones y conexiones, detalles inéditos y escenarios generales, recuerdos y testimonios, que en este punto también otros deberían explorar. De cualquier modo que se piense.

Esos abogados, si lo desean, pueden formular preguntas escritas y darlas a conocer al público.

Todos los ciudadanos interesados ​​en la verdad, en este punto, tienen derecho a saber cuán genuinas son esas preguntas; o si son más bien capciosas o, peor aún, provocativas.

Incluso las Mil y una Noches, en algún momento, se terminaron.

——————

* Foto de Portada:  © Imagoeconomica