Home / Información regional / “NO HABIA NADA ALLI” DIJO NORMA RIOS DE APDH
normatapa2

“NO HABIA NADA ALLI” DIJO NORMA RIOS DE APDH

Por Jean Georges Almendras

NO HABIA NADA ALLI” DIJO NORMA RIOS DE APDH

  Por Jean Georges Almendras.-30 de octubre de 2017

“Hay que esperar. Y seguir pidiendo justicia. Sigue siendo una desaparición forzada con final de muerte y  producto del accionar de la Gendarmería” fueron las expresiones de la Presidenta de la Asamblea Permanente para los Derechos  Humanos  (Argentina) (APDH) Norma Ríos, consultada por Antimafia Dos Mil a propósito del caso Santiago Maldonado.

Hay que recordar al lector que integrantes de APDH, que residen en las proximidades de  Pu Lof en Resistencia de Cushamen, allá en el kilómetro 1848 de la ruta 40, de la provincia de Chubut, estuvieron desde el primer momento en la zona, cuando  los mapuches, el 1ero de agosto de 2017, sufrieron la represión y  denunciaron la desaparición forzada de Santiago Maldonado.

Asamblea Permanente para los Derechos Humanos ha sido siempre (junto a otras) una de las organizaciones que más estrechamente ha venido batallando junto a las comunidades mapuches, toda su lucha, y todas sus legítimas reivindicaciones.

Con una sensibilidad a flor de piel y particularmente militante, los integrantes de APDH (entre ellos Norma Ríos y Mabel Sánchez) han permanecido siempre junto a las comunidades, en momentos de denuncia y en momentos de represión, soportando todos los efectos del accionar policial, en cada uno de los episodios registrados, antes, durante y después del 1ero de agosto de  este 2017.

Norma Ríos, la histórica titular de APDH, continuó diciendo: “En verdad, aún no sabemos, cómo murió, donde murió y cuando murió Santiago. Y sigo sosteniendo que cuando estuve ahí el 16 de agosto, en un operativo de rastrillaje con 400  miembros de diversas fuerzas represivas, incluida prefectura con buzos, allí no había nada. Y hoy sabemos de la mentira del pozo de tres metros (otra más) que no existe” normarios 

Hay consenso entre las organizaciones argentinas de derechos humanos, que siempre han estado vinculadas con las comunidades mapuches, que con el hallazgo del cuerpo de Santiago Maldonado y con la información del juez Lleral, de que no presentaba lesiones,  la situación no se clarificó ni se laudó. Todo lo contrario, generó una mayor expectativa en torno a las investigaciones judiciales, que están en curso,  en el sentido de que resulta muy prematuro (y hasta muy tendencioso) decir que  Santiago  pudo haberse ahogado sin la intervención de los efectivos  de Gendarmería Nacional.

Hay muchos elementos (testimoniales y gráficos)  que incluso ya forman parte del expediente, que convocan a que las investigaciones de la Justicia y de la Fiscalía, deberían orientarse a desgranar paso a paso el accionar de los represores, partiendo, quizás, de una primera interrogante que se le debería hacer al comandante del operativo: ¿Cuál fue el motivo preciso que llevó a que sus hombres dejaran la carretera 40 y se internaran –saltando cercos y sembrando el terror- en los terrenos de la Pu Lof en Resistencia de Cushamen, aquel 1ero de agosto?¿Por qué lo hicieron sin  una orden judicial que los habilitara? ¿Por qué desobedecieron la pauta del juez y cargaron sobre los mapuches, aplicando una violencia desproporcionada numéricamente, cuando en realidad lo único que se tenía que hacer era despejar la ruta?¿Acaso quienes cortaban la ruta los atacaron con armas de fuego cortas y largas?¿Era necesario entrar al terreno con la prepotencia policial habitual , como si los oponentes hubiesen sido decenas de mapuches armados hasta los dientes?

Los gendarmes arremetieron (en un procedimiento ilegal por donde se lo mire) sobre no más de ocho mapuches. De no haberse ingresado al terreno –con ánimo de cacería- seguramente hoy Santiago Maldonado estaría vivo y con su familia, y siguiendo la lucha con los mapuches.

Entonces ¿Se puede, así como así, decir que no hubo desaparición forzada  con resultado de muerte? ¿Podemos decir que allí, en esa represión no pasó nada, solo porque Santiago no presentaba lesiones?

Vaya cinismo y vaya barbarismo,  el de nuestras autoridades y el de los ciudadanos y las ciudadanas que se aferran a la hipótesis de la santidad de las instituciones, como en este caso, de una institución llamada Gendarmería Nacional.

______

*Fotos de APDH Norma Ríos.