Home / Información regional / NO SOLO AHOGARON A SANTIAGO, TAMBIEN AHOGARON LA VERDAD

NO SOLO AHOGARON A SANTIAGO, TAMBIEN AHOGARON LA VERDAD

Por Georges Almendras

NO SOLO AHOGARON A SANTIAGO, TAMBIÉN AHOGARON LA VERDAD

Por  Jean Georges Almendras  y José Guzman-29 de noviembre de 2018

Maledicencia desde el Estado. Terrorismo de Estado. Presiones criminales desde el Estado al magistrado de la causa.

Una muerte. Una impunidad descarada. Una demencial manera de ser gobernantes.

Hoy, mientras los flashes apuntan al G20 quieren enterrar una vez más en las sombras la muerte de Santiago Maldonado: El juez Gustavo Lleral sobreseyó al Gendarme Emmanuel Echazú en la causa por la desaparición forzada de Santiago Maldonado quien fue visto con vida por última vez el 1ero de agosto de 2017, en medio de un violento desalojo de Gendarmería, en la zona de Cushamen y cuyo cuerpo apareció en aguas del río Chubut 77 días después. Para el magistrado, el segundo en intervenir en la causa, no hubo desaparición forzada, una de las hipótesis investigativas del caso y que siempre impulsó la querella de los familiares de Santiago, que al momento de su desaparición tenía 28 años.

Este 29 de noviembre de 2018 pasadas las  9 de la mañana el juez Lleral, a cargo de los expedientes de habeas corpus y desaparición forzada de Santiago, se comunicó telefónicamente con Sergio Maldonado y le informó que ya había cerrado la causa, que podría estar de acuerdo o no pero que él tenía que tomar una decisión, que no iba a explicarle todo por teléfono y que todo iba a estar en la notificación. Que “obviamente ustedes están en condiciones de hacer lo que ustedes crean conveniente”, que ya la había llamado a la madre, que él se había comportado humanamente desde el principio como todo su equipo, que esperaba que pudiera cerrar esta etapa y hacer el duelo en paz.

A las 10:00 hs notificó la resolución a la abogada de la familia Maldonado. La resolución consta de 263 páginas y tiene fecha 29 de noviembre de 2018. Le antecede una constancia del secretario de fecha 28 de noviembre de 2018, en la que recibe 63 hojas vía correo electrónico del Ingeniero Giménez del INTI.

El mismo 28 de diciembre el juez acumula la causa del habeas corpus con la desaparición forzada “en atención a que en el marco de la presente investigación se acaba de recibir el informe correspondiente a la última prueba relevante que se encontraba pendiente de producción”. Inmediatamente dicta la resolución con fecha 29 de noviembre donde dispone rechazar todas las pruebas que habíamos ofrecido, sobreseer a Echazu, y disponer el archivo de las dos causas.

Sergio Maldonado decía en un comunicado de la familia, lo siguiente:

“La resolución publicada en forma anticipada por Infobae y Clarín en el día de ayer, solo demuestra que estamos ante un crimen de Estado, ante una desaparición forzada seguida de muerte, donde cada una de las personas del Estado que intervinieron desde el 1ero de agosto de 2017 hasta el día de la fecha en las causas 8232/2017 y 8233/2017, son responsables”.

“Esta resolución, dictada en el marco del G20, con todas las fuerzas de seguridad desplegadas a lo largo y ancho del país, demuestra que saben de su injusticia y arbitrariedad, que saben de nuestra fortaleza como del acompañamiento del pueblo y que saben que resistiremos”.

“Seguiremos luchando como desde el primer día contra la impunidad que impone todo el Estado con sus medios de comunicación”.

Sebastian Premici autor de Santiago Maldonado “Un Crimen de Estado”  planteaba los siguientes interrogantes al comunicarnos con él:

“Hasta el momento, los únicos investigados en la causa  son los principales testigos del hecho no  existe personal de Gendarmería imputado ni investigado”.

“¿Por qué Lleral no investiga el rol de los Gendarmes en la represión que terminó con la vida de Santiago Maldonado? ¿Cuán accidente pudo haber sido la muerte del “Brujo” cuando decenas de gendarmes entraron al territorio disparando a mansalva? Lleral sostiene que no hubo desaparición forzada y sigue al dedillo la hipótesis del Poder Ejecutivo: que Maldonado entró al río, lo agarró un pozo y murió. No hay contexto. No hay ejecutores de una política represiva”.

Que los muchachos dispararon un montón de veces, sí“, le dijo el gendarme Gómez a Pablo Badie, quien era jefe del Escuadrón 36. Uno de esos que disparó fue Emmanuel Echazú. Este Gendarme estuvo en el mismo lugar que Maldonado, junto a otros dos: Zoilán y Yucra.

“Varios de esos disparos se hicieron sobre el río. En el libro Santiago Maldonado un crimen de Estado Sebastian Premici demuestra el lugar en que estuvieron esos Gendarmes y también  Santiago. Es decir, lo acorralaron. ¿Esos hechos y circunstancias, no son motivo de investigación?”

“Es más. La Procuvin también lo pudo determinar en un informe redactado en diciembre de 2017 y ocultado de manera deliberada por la fiscal Silvina Avila y el procurador Casal, que nada hizo (más que el  envío de un email) para que sea incorporado al expediente”.

“Ni la autopsia, ni el peritaje del DNI son determinantes para entender qué ocurrió el 1/8/2017 en la Pu Lof. La carátula puede cambiar, a esta altura es lo de menos. Lo que debería ocurrir es una investigación sobre el rol de los Gendarmes”.

“¿Por qué avanzaron cuando no existía corte de ruta?¿Quién dio la orden?¿Cuáles fueron las directivas previas de Noceti?¿Qué le dijo a Otranto la noche del 3i de julio? ¿De qué hablaron el mismo 1ero de agosto en Esquel? ¿Por qué intervino el área de inteligencia de GN?, etc”.

En el otro extremo de la tan poco agradable noticia respecto al destino que tomó la causa sobre la desaparición forzada de Santiago Maldonado, encontramos, entre otras cosas una información que trascendió  en horas posteriores a darse a conocer la resolución del magistrado Lleral. Una información que lo involucra directamente a él.

De acuerdo a lo informado por Página 12 la familia Maldonado denunció que el juez Lleral reconoció ante ellos que había sido presionado para cerrar el caso. Según la versión que se dio a conocer el juez  dijo telefónicamente a la familia Maldonado: “Lo llamo primero a usted para que no se entere por los medios, estoy siendo extorsionado”; “todo mi equipo de trabajo y yo estamos siendo apretados parea que cierre la causa, por eso debo hacer esto”

En esos términos se dirigió Lleral a Estela, la madre de Santiago Maldonado, para luego dirigirse (igualmente por teléfono) a Sergio Maldonado, diálogo que detallamos en párrafos anteriores.

Y por si fuera poco, en este cúmulo de noticias que dejan en evidencia la más absoluta inmoralidad de una administración ejecutiva que pone en práctica la cultura de la impunidad como emblema de su gestión, debemos agregar apreciaciones realmente bochornosas y provocadoras de parte de la Ministra de Seguridad, Patricia Bullrich.

A través de  Twitter dijo:” la verdad le ganó al relato. Mintieron, quisieron engañar a la sociedad y generar miedo y hoy logramos dar un paso más hacia la Argentina de la ley  y la verdad”

El sabor amargo ante tanto descaro y tanta canallada, porque no caben otros calificativos, ahora deberá traducirse en un sólido reclamo por la vida judicial para que este fallo, esta resolución (más de tenor político, que de tenor jurídico) oprobiosa para el sistema judicial argentino pueda ser modificada. Sobrevendrán obviamente las apelaciones, en la órbita local y a nivel internacional.

Pero no por rigor técnico, sino por una cuestión de ética. Para hacer prevalecer la ética con mayúsculas. Esa ética que marca la diferencia con la “ética” de quienes por estar sentados en los sillones del poder se creen dueños de la verdad (y de la vida de las personas).  Ahora, el  Estado parece vivir los efectos de las mieles de una burda conspiración para que todo quedase cubierto por el manto de la impunidad. Una conspiración de la mano de un gobierno a las claras y a la vista de todos, corrupto y cínico .Y además criminal. Criminal con todas las letras. Y por todos lados.

Patricia Bullrich cree estar festejando con sus dichos en las redes sociales, la ley y la verdad que rigen en la Argentina de hoy. ¿La ley y la verdad? Esta loca. Loca de verdad por creérselo y por pretender que se le crea.

Que lo crea es una cosa, pero que así sea es otra.

Nunca la familia Maldonado tuvo garantías en las investigaciones.

Nunca se investigó imparcialmente la desaparición forzada seguida de muerte  de Santiago Maldonado.

Siempre lo turbio rodeó a los investigadores y al hecho mismo, allá en la soledad de la Lof Cushamen. Esa soledad que sirvió para segar una vida y lo que es peor, para que un crimen de Estado sea encubierto con todo su aparato a su disposición, con el único cometido de que la impunidad salga a flote. Y que se mantenga inmaculada, en esa soledad donde los Gendarmes se creyeron dioses y se creyeron jueces, al punto que accionaron ferozmente (y criminalmente) muy seguros de que desde La Rosada se miraría al costado.

Patricia Bullrich está muy equivocada festejando el fallo.

Nosotros y todos los que amamos la verdad y la justicia, ahora deberemos redoblar nuestra lucha para que este soberano atentado a la vida, a la justicia y a la democracia, sea denunciado a los cuatro vientos.

Y para que el pueblo argentino y los pueblos de la región, y el mundo entero, sepan que el Estado argentino, no solo ahogó (en las aguas del río Chubut) a Santiago Maldonado aquel 1ero de agosto de 2017, sino que este 29 de noviembre de este año, también ahogó la verdad en las aguas turbulentas de la criminalidad organizada de un Estado desbordado por el autoritarismo más despiadado.

Y que ahogó por segunda vez a Santiago Maldonado, que ahora ya no está solo.

Porque hay un pueblo que lo acompaña y que se apresta a derribar este detestable e inmundo muro de la impunidad.

¡¡Gobierno argentino que te aproveche hoy este abyecto fallo ¡¡

Pero  en un mañana se hará justicia y todos los involucrados en este acto terrorista de ahogar la verdad en el caso Maldonado no sabrán dónde esconderse.

Y no habrá inmunidad que los salve.

—————

*Foto de Portada: www.elsubmarinojujuy.com