Home / Crimen organizado / “NO SON TANTAS LAS MAFIAS, EL SISTEMA CRIMINAL ES UNO SOLO”

“NO SON TANTAS LAS MAFIAS, EL SISTEMA CRIMINAL ES UNO SOLO”

Por Antimafiaduemila

Fiscal Giuseppe Lombardo habla del libro de Saverio Lodato y Nino Di Mateo

Por Antimafia Duemila-8 de enero de 2019

“Este libro nos hace entender que el proceso de la tratativa es un acto de valentía y nos da valor para continuar la búsqueda de respuestas que no se dan por sentadas y preguntas que muchos no querrían que se hicieran”.

Esto dijo Giuseppe Lombardo, fiscal adjunto de Reggio Calabria, en la presentación del libro “Il Patto Sporco” de Saverio Lodato y Nino Di Matteo, que se celebró en el Teatro Biondo de Palermo, organizado por ANTIMAFIADuemila y Chiarelettere. Coraje que, destacó el fiscal Lombardo, “no está muy difundido”, especialmente “en Calabria”, donde durante años “encontré más vacíos adquisitivos que respuestas judiciales”, a pesar de que “hay indicios increíblemente claros de la estrecha relación entre la ‘Ndrangheta y Cosa Nostra ya desde antes de los años 70” cuando la mafia calabresa “todavía estaba muy lejos de la organización criminal primordial”.

“Tuvimos una pista de que ese tipo de comportamiento criminal sirvió para mucho más – explicó Lombardo hablando de la terrible temporada de los secuestros en el lugar – se usó para probar al Estado”.

“Durante años en Calabria nos habíamos limitado a la reconstrucción de las capacidades criminales y no se las había contextualizado en un diseño más amplio” pero “lo hemos dicho muchas veces: no hay tantas mafias, eviten este error grave, el sistema criminal es uno solo, las grandes mafias nunca han sido componentes aislados movidos de manera inconexa entre sí”. ¿Por qué? “Debido a que en la lógica general que el sistema mafioso tiene no debe haber distonías, no se debe correr el peligro de que lo que se haga más allá del Estrecho de Messina sea un problema para otros”.

El fiscal adjunto de Reggio Calabria habló luego de los ataques contra los carabineros ocurridos entre diciembre de 1993 y enero de 1994, en los cuales resultaron heridos cuatro militares y murieron dos carabineros, y por el cual se lleva a cabo el juicio “Ndrangheta stragista” en el cual Giuseppe Lombardo representa a la fiscalía. Los ataques “fueron reconstruidos muy infantilmente, sólo porque fueron consumados contra carabineros por un sujeto de poco más de 18 años y una menor” sin darse cuenta de que “seis militares del arma de carabineros fueron atacados en ese período de tiempo siempre con la misma arma. ¿Cómo es posible que una niña haya tenido siempre la misma arma?”. “No creo en las distracciones – dijo Lombardo – cuando empezamos a hablar de esas masacres, alguien se dio cuenta de que eran reivindicadas a través del nombre: falange armada”. “¿Es normal – preguntó el fiscal adjunto de Reggio Calabria – que, en un sistema donde todo se comunica en tiempo real, nadie haya planteado el problema de comprender lo que significaba esa afirmación a la luz del hecho de que la primera vez que la frase se utilizó fue para el asesinato del 11 de abril de 1990 en Milán por los miembros principales de la ‘Ndrangheta calabresa?”. Nombre después utilizado para reivindicar las masacres de Cosa Nostra. Con ese nombre “Teníamos las pruebas de un gran vínculo”. Expresando una vez más el aprecio por el trabajo de sus colegas en Palermo, Lombardo concluyó: “Trataremos de dar las respuestas necesarias que sirvan para encontrar la calidez que sentí al entrar en este teatro y que no puedo encontrar en Reggio Calabria”.

A todo esto Carlo Smuraglia, presidente emérito de ANPI, en el lanzamiento del libro de Lodato y de Di Matteo dijo: “El mérito de los autores” es el de “dar a conocer” y “explicar en detalle una sentencia (la de la tratativa Estado-mafia, ndr) que de otro modo solo leerían historiadores y profesionales”.

“Y tal vez – agregó Smuraglia – hubo más magistrados y periodistas así. Di Matteo se comprometió en primera persona a llegar hasta el final” sin preocuparse “por las críticas, la envidia y las graves amenazas sufridas” y Lodato “hace preguntas para ayudar y ser ayudado a entender más, sin mirar a nadie”. Al hablar de “envidias”, Smuraglia recordó cuando el CSM, de quien en ese momento era parte, decidió no nombrar a Giovanni Falcone Director de la Oficina de Instrucción de Palermo: “Cuántas veces escuché hablar de Falcone con cierto fastidio porque aparecía en los periódicos, era motivo de envidia”.

 El presidente de ANPI ha recordado que “Il Patto Sporco” tiene el mérito adicional “de suscitar reflexiones y preguntas: ¿cuándo será este país verdaderamente democrático? ¿Cuándo podrá pensarse en la posibilidad de un contacto entre el Estado y la mafia como algo inadmisible? Hoy, por el contrario, agregó Smuraglia, “sabemos de figuras políticas que han tenido relaciones con la Mafia”. Y si este país, concluyó, “privilegia el olvido” hoy debemos reiterar que “estos son eventos de enorme gravedad y preocupan a todos”.

El abogado Armando Sorrentino, quien también intervino durante la presentación del volumen en el Teatro Biondo de Palermo, afirmó: “El libro “es una “plataforma desde la cual partir” para la “recuperación de una moralidad pública dispersa. La sentencia” del proceso de la tratativa Estado-mafia, “que está entre los más pesados ​​y difíciles”, agregó Sorrentino,“es el resultado de muchos otros procesos, investigaciones, estudios, batallas” que “espero que también sean un punto de partida para nuestra democracia”. Un pronunciamiento, subrayó, “que aclara, pero no aclara todo. Hay más cosas” 

El valor del libro, continuó Sorrentino, es precisamente el de “no historizar el problema de la tratativa”, recordando no sólo el pacto entre el Estado y la mafia de principios de los noventa, sino también el desembarco de las fuerzas aliadas, cuando “quisieron y establecieron el nacimiento de una relación política entre los Estados Unidos y Cosa Nostra”. El abogado recordó uno de los artículos del tratado de paz firmado en París en 1947, según el cual “Italia no incriminará ni perseguirá a ningún ciudadano italiano por haber actuado, desde junio de 1940 hasta la entrada en vigor del tratado, a favor de la causa de las potencias aliadas y asociadas. En la parte inferior – aclaró Sorrentino – sigue una lista de diez mil nombres, todavía secreta, entre los cuales hay más de mil mafiosos”.

“Estoy cansado – reflexionó entonces Sorrentino – de escuchar hablar de la Italia de los misterios. Aquí no hay ningún misterio, sino secretos, que alguien sabe y no dice”.

Por su parte Giorgio Bongiovanni, director y fundador del sitio AMDuemila fue claro en sus apreciaciones respecto sl libro:“Es un momento particular de nuestra nación y ‘Il Patto Sporco’ es un libro que cuenta un proceso que, sin duda, puede definirse como histórico”.

“Por primera vez en la historia de la mafia y de la antimafia, no solo los jefes de Cosa Nostra son llevados al banquillo, sino también hombres del Estado y la mayor parte de los acusados, aunque estemos aún ante una sentencia de primera instancia, han sido condenados”.

“Este libro – concluyó Bongiovanni – en su parte central habla de ese proceso, el llamado tratativa Estado-mafia, pero también de otros aspectos que Lodato, entrevistando al fiscal Di Matteo, deja en evidencia”.

————–

*Fotos de AMDuemila/Rosana Melilli