Home / Información regional / NORA CORTIÑAS “ESTE GOBIERNO QUIERE NEGAR EL DRAMA DE SANTIAGO MALDONADO”

NORA CORTIÑAS “ESTE GOBIERNO QUIERE NEGAR EL DRAMA DE SANTIAGO MALDONADO”

Por Georges Almendras

  NORA CORTIÑAS “ESTE GOBIERNO QUIERE NEGAR EL DRAMA DE SANTIAGO MALDONADO”

    Por Jean Georges Almendras con entrevista exclusiva de José Guzmán-8 de agosto de 2018

 

Aquella fría tarde de agosto de 2017, a los pocos días de la desaparición forzada seguida de muerte de Santiago Maldonado, llegamos con José Guzmán a la Lof Cushamen en la ruta 40 a unos 80 kilómetros de la ciudad de Esquel, en la Provincia de Chubut,  para dar cobertura periodística de los hechos. Llegamos al puesto de guardia de la comunidad  mapuche. Llegamos a la orilla del río Chubut. Llegamos al escenario mismo de la represión de la Gendarmería. De esa represión ilegal que en horas cercanas al mediodía del 1ero de agosto de ese 2017 desencadenó uno de los crímenes más detestables causados por el  Estado argentino, que además después, negó los hechos, pretendió ocultarlos y finalmente participó de una siniestra manipulación de la verdad, para favorecer la impunidad de los responsables materiales y  de los ideológicos.

Y allí la encontramos a Nora Cortiñas

Pequeña en físico pero con una fortaleza indescriptible en el semblante y en su actitud. Con su pañuelo blanco de Madres de Plaza de Mayo (Línea Fundadora  en 1986) y la inseparable foto de su hijo colgada al cuello, acompañada por dirigentes de DDHH y por mapuches de Cushamen.

Y allí la  encontramos a Nora Cortiñas.

A esa mujer que valerosamente en los años setenta, al ser entrevistada por periodistas franceses en Plaza de Mayo durante una ronda de las Madres reclamando por sus hijos a la Junta Militar, les decía desesperada “¡Ustedes son nuestra última esperanza¡”. Una imagen que recorrió el mundo y que hoy mismo al verla a uno lo pone con los pelos de punta, por la fuerza que tenia (y tiene) Nora Cortiñas , en aquellos días del terror. Ese terror impuesto por el Estado. Ese terror que a ella ni la calló ni la amedrentó.

Y allí la encontramos a Nora Cortiñas.

A esa mujer, que ahora entrada en años, estaba en un lugar remoto de la tierra argentina. En la tierra argentina de la Patagonia usurpada a los mapuches por el poderoso hombre blanco, del siglo pasado y de  éste.

Nora Cortiñas estaba como una luchadora más por los derechos del hombre, acompañando  a los mapuches y a Santiago Maldonado. Estaba allí presente, como estuvo presente por años en Plaza de Mayo reclamando por su hijo Carlos Gustavo, detenido desaparecido desde el 15 de abril de 1977.

Nora Cortiñas , estaba allí, junto a nosotros, en la Lof  Cushamen, desafiando las bajas temperaturas y comprometiéndose  como una militante más incondicional en favor de  las causas de los DDHH y a favor de  la causa de un desaparecido en democracia. Tal como se comprometió con la causa de los detenidos desaparecidos en dictadura, con la sensibilidad y la serenidad que solo puede atesorar solo quien ha sufrido en carne propia la injusticia y el autoritarismo.

Aquella fría tarde de agosto del año pasado, así encontramos a Nora Cortiñas, una mujer maravillosa y de una conciencia militante admirable, no obstante su ancianidad.

Pero a los pocos meses, con José Guzmán la reencontramos  en Bariloche, en ocasión del juicio al Lonko Facundo Jones Huala. Nora Cortiñas estaba presente como siempre: disponible a los requerimientos de la prensa; disponible para los mapuches, siempre alentándolos para la lucha y formando parte de su causa, con la nobleza y la franqueza que la caracteriza. Y disponible para nuestras preguntas, dándonos respuestas precisas. Respuestas de denuncia y de fuerza para no bajar los brazos.

Ahora, al cumplirse un año de la desaparición forzada seguida de muerte de Santiago Maldonado, nuestro redactor José Guzmán desde su ciudad de residencia, Comandante Piedra Buena, entabló contacto telefónico con Nora Cortiñas para dar forma a una nueva entrevista. Una entrevista con una mujer histórica y emblemática de la lucha por los DDHH en la Argentina, en América Latina y en el mundo. Una entrevista sólida y que nos permite ver en profundidad sus ideas sobre el caso Maldonado, el caso Rafael Nahuel, la influencia de la empresa Bennetton en la persecución a los mapuches en la Patagonia,  el decreto 683/2018 dictado por Macri y el contexto político y social de la Argentina de hoy.

-¿Qué horizontes ve en el caso Maldonado en el contexto de la Argentina de hoy?

-Mira, yo creo que en ese contexto que tenemos en el presente, lo que quiere este gobierno, es negar el drama que ha vivido este chico Santiago Maldonado. Esto fue desaparición forzada seguida de muerte, después ellos querían manejar todo esto -premeditado -con un sistema inclusive, de lo que iban a hacer con el cuerpo y cuando iba a aparecer. Es muy perverso lo que se hizo con Santiago Maldonado. Cuando lo tuvieron, no se sabe dónde, en algún momento va a aparecer el lugar, el gobierno no investigo ni busco nada absolutamente. Ni las propuestas de la familia, de la abogada, personas serias comprometidas, el gobierno no quiso escuchar nada porque lo que quería era ocultar un hecho como fue esta desaparición forzada seguida de muerte. Entonces esa es la realidad. En este contexto de hoy hay ocultamiento negacionismo, hipocresía y componenda entre la justicia y el gobierno.

-¿Usted cree que la relación que tiene con este caso Luciano Benetton y su compañía, está de alguna forma suprimida en los medios en este momento? ¿Porque se habla de otras cuestiones y se dejó de hablar de la influencia de la compañía Bennetton en todo esto?

– “Bueno lo que pasa es que lo de Bennetton lo vienen ocultando por años, la influencia que él tiene en la Patagonia, como les sacaron las tierras a los indígenas, bueno todo eso es lo que fueron tapando. Su convivencia con Bennetton, la entrega de tierras, se dice que él las compro hace muchos años. Pero el gobierno, no sé qué gobierno vendió esas tierras de la comunidad mapuche, ya estaba violando la constitución. Así que ahora sigue una historia, que es la historia que teníamos que esperar, esta de que Bennetton está en esa historia, pero no se averiguo nada no se investigó nada. Que tienen en la estancia, si tiene una cámara frigorífica, que tiene de esclavo a su personal, para que además no hablen y nadie diga de lo que vio de lo que paso, así que esa es la realidad.

-Por otro lado en Bariloche tenemos la situación de Rafael Nahuel, algo muy similar donde operan las fuerzas de seguridad.

-Bueno ahí también hay ocultamiento. El asesinato que fue el fusilamiento de Rafael fue también con premeditación. Y además a los compañeros de Rafael que bajaron el cuerpo de donde él había sido asesinado, fusilado, están condenados, procesados y perseguidos por el gobierno, entonces esa es la realidad. En la Patagonia está muy complicado todo. En la Patagonia se cree  dueño de la tierra el estado. No es así, bueno creo que todavía hay que trabajar mucho y exigir que no haya más muertes ni persecuciones a la comunidad mapuche.

-¿Nora y todo esto sumado al decreto 683/2018 que firmo Mauricio Macri nos hace volver al pasado?

-Si preparado para esta represión ante un ajuste brutal, que además ayer fue donde el G20 reuniéndose con el gobierno y bueno entonces dicen: bueno preparen a las fuerzas armadas por que el ajuste sigue. Y esto es lo que  tenemos en este panorama. No hay que prestarse a las provocaciones del gobierno, no hay que prestarse. Hay que denunciar absolutamente todo lo que pasa. No dejarle nada que quede en la impunidad y en el horror de la vuelta al pasado.

¿Podemos decir que estamos viviendo un inicio de un nuevo plan Cóndor en este 2018?

-Si y parecería que también estuvieran preparando la triple A, por los atentados que hay parejo con la protesta social. Entonces muestra que por algo ese decreto que viola la ley que salió en el año 88 creo, que prohibía la inserción de las fuerzas armadas en la vida del pueblo en la parte civil.

-Otra vez el gobierno Norteamericano entrometiéndose en los asuntos del Estado, esta vez con un mandatario que es complaciente a estas medidas y del FMI  de por medio. ¿Cuáles son los desafíos para la Democracia Argentina con tantos frentes que avanzan por distintos lugares?

 -Bueno repudiar la ley 683, repudiarla y pedir que no se implemente, que es una violación a la constitución nacional.También decir No al Fondo Monetario, dejarse de gastar y de gastar y de meterse plata en el bolsillo, de esa manera hacer crecer la deuda externa y entonces después para pagarla tenemos que hacer más deuda pidiendo más plata. El tema de la deuda es una rueda que camina y que estamos siempre en el mismo lugar, tenemos que pedir y para pagar tener que volver a pedir. Esa es la situación que vivimos. Es una deuda externa que es millonaria, corrupta, una deuda que no tenemos que pagar de ninguna manera, no es nuestra y no hay que pagarla.

-¿El congreso está en condiciones de frenar este último decreto que firmo el Presidente?

-Si el congreso esta, pero está muy pegado al gobierno que tiene intereses muy fuertes. No es independiente este congreso. Ni la parte de la justicia tampoco es independiente, entonces acá estamos en un callejón sin salida. Pero lo vamos a vencer, luchando, no bajando los brazos y siguiendo atentamente que es lo que están haciendo con nuestro pueblo, con nuestro país.

-¿Usted dijo en varios medios que  iba a intentar reabrir causas durante este año después de la feria judicial? ¿Pudo hacerlo?

-Si, si,  el Habeas Corpus, uno que quedó inconcluso y que voy siguiendo paso a paso. Pero bueno hay que seguir, no bajar los brazos, seguir pidiendo toda la verdad y toda la justicia. Que abran los archivos y que nos digan que pasó con nuestros hijos e hijas y que paso con los niños, los bebés que fueron apropiados para dárselos a familias y  en ese traslado le robaron su propia identidad. Hay mucho para hacer y tenemos que seguir con los brazos en alto.

———

*Foto de Portada: Antimafia Dos Mil

ARTICULOS RELACIONADOS DE ANTIMAFIA DOS MIL

-Para Nora Cortiñas en Argentina hay una dictadura civil

-El terrorismo de Estado no juega a los dados en la Argentina de hoy