Home / Crimen organizado / ¿QUIEN ESTUVO DETRÁS DEL ASESINATO DEL PERIODISTA PABLO MEDINA?
figueredo

¿QUIEN ESTUVO DETRÁS DEL ASESINATO DEL PERIODISTA PABLO MEDINA?

Por Jorge Figueredo

¿QUIEN ESTUVO  DETRÁS DEL ASESINATO DEL PERIODISTA PABLO MEDINA?

                              Por   Jorge  Figueredo – 30  de octubre  de 2017

En la manifestación realizada frente al Palacio de Justicia de Asunción y la presentación del documental “Pablo” en el Cabildo, recordando los tres años del asesinato de Pablo Medina,  periodistas de la Revista Antimafia Dos Mil de Uruguay, Argentina y Paraguay, jóvenes del Movimiento Cultural Internacional (Our Voice) (Nuestra Voz) , legisladores, abogados, periodistas locales y referentes de la sociedad civil se congregaron en defensa de la libertad de expresión, la verdad, el fin de la impunidad, la justicia, contra la corrupción, la ilegalidad y el crimen organizado.

Instaron  a los ciudadanos a no callarse ante el accionar mafioso que busca destruir las instituciones democráticas y mantener un control absoluto de la sociedad, constituyéndose en un cáncer de nuestro país y el mundo, y que si no la combatimos, este flagelo será la más cruel de las dictaduras: la dictadura mafiosa.

El  director y fundador de la Revista Antimafia Duemila de Italia , el periodista siciliano Giorgio Bongiovanni durante su intervención enfatizo que a Pablo Medina no lo asesinó solo Vilmar “Neneco” Acosta, sino que sabe que están implicados los más altos exponentes del poder político paraguayo que están en conexión con la mafia del narcotráfico; que Pablo Medina empezada a comprender  y vislumbrar esta relación entre los políticos y el narcotráfico,; y que  lo asesinaron como medida preventiva , ya que si no lo detenían podría subir de nivel y sacar a luz los más graves crímenes de esta mafia .

Entonces debemos tomar conciencia ¿Quién está detrás del asesinato del periodista Pablo Medina?

¿Solo un insignificante alcalde narcotraficante  Neneco Acosta  y unos sicarios comunes? ¿Una asociación delictiva? ¿O  la mafia política paraguaya insertada dentro del Estado paraguayo?

Para responder a esta interrogante debemos tener claro que la mafia- como vulgarmente se difunden en películas, novelas y literatura en general –no se trata simplemente de una asociación criminal, sino de una estructura de poder , que como un pulpo tiene una enorme cantidad de brazos que se extiende en la sociedad civil y el Estado.

El famoso Juez antimafia italiano Paolo Borsellino definió  a la mafia (Cosa Nostra) “es una organización criminal, unitaria y verticalmente estructurada, que se distingue de cualquier otra por su característica “territorialidad”.  La mafia o Cosa Nostra tiende a apropiarse de las riquezas que se producen o afluyen al territorio principalmente con la imposición de sobornos (comparables a las exacciones fiscales del Estado) y con el acaparamiento de las contratas públicas, proporcionando al mismo tiempo una serie de servicios aparentemente comparables a los de justicia, orden público, trabajo, etc., que deberían ser proporcionados exclusivamente por el Estado.

“El conflicto inevitable con el Estado con el que la Mafia (Cosa Nostra) está esencialmente en competencia (tienen el mismo territorio y se atribuyen las mismas funciones) se resuelve condicionando al Estado desde interior, es decir, con las infiltraciones en los órganos públicos que tienden a condicionar la voluntad de éstos para que se dirija hacia la satisfacción de los intereses mafiosos y no de aquellos de toda la comunidad social. “

Entonces podemos afirmar que Pablo Medina con su trabajo de investigación  periodística empezó a conocer las conexiones entre organizaciones criminales (narcotraficantes) e instituciones del Estado y el uso frecuente de prácticas criminales de esa parte corrupta del Estado.

Y esa sería la razón principal por el cual se produjo el magnicidio de Pablo Medina. Él, con su labor tesonera,  coherente e idealista como el hidalgo Don Quijote de la Mancha- a pesar que no luchaba contra los molinos de viento-,  enfrentó  al monstruo de la mafia narcotraficante, e  inició el proceso de  desenmascarar a la narco-política infiltrada dentro del Estado. Solo así podemos llegar a la conclusión que detrás de su asesinato, de su martirio, estuvo el Estado-mafia paraguayo que goza de muy buena salud hasta la actualidad.

A  este Estado-mafia  hay que combatirlo y la mejor forma es organizando charlas, conferencias, congresos para conversar sobre mafia y política, mafia y economía, mafia e ilegalidad.   Hablar de mafia, de la  cultura de la ilegalidad,   de la narco política y la mafia como parte del sistema criminal vigente en el Paraguay y del mundo, a  tres años del asesinato del periodista Pablo Medina ,es más necesario que nunca y la mejor forma de honrarlo e intentar seguir sus huellas.

El legado que nos dejó ilumina el camino del periodismo antimafioso actual.

 

——————-

*Foto de portada: www.abccolor.com