Home / Crimen organizado / ¡RESISTIR LUCHAR Y DEFENDER LA CONSTITUCIÓN CON UN NO!
noitalia

¡RESISTIR LUCHAR Y DEFENDER LA CONSTITUCIÓN CON UN NO!

Por Lorenzo Baldo

¡RESISTIR LUCHAR Y DEFENDER LA CONSTITUCIÓN CON UN NO!

Nino Di Matteo y ese deber moral de decidir de qué lado estar

Por Lorenzo Baldo – 22 de Octubre de 2016

 

La mirada pura y decidida de Peppino Benincasa, de 94 años, que ha sobrevivido a la masacre  nazi-fascista de Cefalonia, se cruzó con la de Nino Di Matteo. Durante el tiempo necesario para un saludo. El viejo partisano llevaba una capa plástica sobre la espalda. Él también había recibido el chaparrón que por más de veinte minutos interrumpió la manifestación denominada “Una notte per la Costituzione” (Una noche por la Constitución). Pero ni siquiera las malas condiciones meteorológicas lograron incomodarlo. Fueron unos pocos instantes y dos mundos quedaron cara a cara. Por un lado un hombre que ha luchado por defender la democracia y la libertad en los años oscuros de nuestra historia y por el otro quien sigue sus huellas, aunque sea en un contexto diferente, en un período histórico igual de oscuro. Ambos se sonrieron, era una especie de paso de relevo de uno a otro. “-Lamento mucho, Dr. Di Matteo, que haya terminado así…” susurró una joven preocupada por el mal tiempo que estaba impidiendo la continuidad del evento incluso antes de que el magistrado pudiera intervenir. “-Pero ¿por qué? – dijo Di Matteo – está por dejar de llover…”.

Pasaron algunos minutos y se volvieron a encender los micrófonos y las cámaras de video. Los oradores se volvieron a ubicar en la mesa mientras las personas presentes se quedaron de pie. También ésta es una forma de resistencia. Nunca como en este momento es necesario contar, decidir de qué lado estar, ponerse en juego para defender el futuro de nuestro país. El Fiscal palermitano que ha sido condenado a muerte por Cosa Nostra tomó nuevamente en mano sus apuntes. No hay lugar para victimismos, ha llegado el momento de actuar. Las personas lo miraban fijamente, en silencio, cada tanto lo interrumpían con un aplauso. La percepción de su “singularidad” es palpable. Di Matteo es sin lugar a dudas un “cuerpo extraño” en medio de un sistema que pretende aplastar a todos aquellos que se atrevan a levantar la cabeza para defender el derecho a vivir en un Estado realmente democrático. Incluso la misma magistratura, salvo raras excepciones, lo ha dejado de lado. En medio del ensordecedor silencio de un Presidente de la República – incapaz de defender esa libertad por la cual los compañeros del partisano Benincasa pagaron con la vida – siguen retumbando las mentiras de un Primer Ministro sometido a la voluntad de los colosos banqueros norteamericanos. Durante su ponencia Di Matteo releyó un fragmento del discurso de Piero Calamandrei, de 1947, el mensaje era para la Italia de 2016: “Cuando la asamblea discutirá públicamente la nueva Constitución, los escaños del Gobierno tendrán que estar vacíos; el Gobierno se tiene que mantener al margen de la elaboración del proyecto, si se pretende que esto nazca totalmente de la libre determinación de la asamblea soberana”. Es exactamente lo contrario de lo que  está ocurriendo hoy en día. “La línea fundacional” de la reforma “acerca al Estado a una especie de dictadura suave basada no en la soberanía popular sino en el poder oligárquico que obedece únicamente a las leyes de la finanza y de la economía internacional – explicó Di Matteo – y esta idea surge en la posguerra en el plan de renacimiento democrático de la Logia P2 de Licio Gelli”. “La arquitectura del Estado – escribió Gelli en su programa de desestructuración del Estado – tendrá que prever el final del bicameralismo perfecto y para el Senado, una representación de segundo grado regional de los intereses económicos, sociales y culturales con facultades reducidas a las materias económico-financieras”. Una profecía en todo sentido.

El mismo Gelli, quien fue entrevistado el 5 de octubre de 1980 por Maurizio Costanzo (quien ya era miembro de la Logia P2 con número de matrícula 1819), planteó los primeros pasos que daría en el caso de que fuera elegido Presidente de la República. “Lo primero que haría – explicó el jefe indiscutido de la más secreta y poderosa logia masónica – sería una completa revisión de la Constitución”. A 36 años de distancia ese deseo suyo amenaza con cumplirse a manos de un Presidente del Consejo orgulloso de estar sometido a esos poderes cercanos a Gelli. Pero sobre todo amenaza con cumplirse a manos de un pueblo, en gran parte, ignorante, indiferente y absolutamente cómplice de este (posible) desastre. El silencio de casi la totalidad de los medios masivos de información sobre la manifestación que tuvo lugar en el día de ayer demuestra la calidad de “tercer mundo” en la que está cayendo la información (y no solo ella) en Italia.

Fueron muy claras las palabras de cierre de Di Matteo: “Soy un magistrado, pero hay momentos y temas por los cuales un magistrado no solo tiene el derecho sino que, según mi opinión, tiene el deber de intervenir y de exponerse personalmente. ¡Como magistrado he jurado fidelidad a la Constitución, no a los Gobiernos! He jurado fidelidad a la Constitución, no a otras instituciones políticas, ni mucho menos a las personas que ocupan cargos institucionales. ¡He jurado fidelidad a la Constitución y no puedo olvidar que por esa misma Constitución, por los principios que en ella se ratifican, muchas personas, muchos de mis colegas, muchos servidores del Estado, muchos ciudadanos comunes, han dado su vida!”.

El mensaje es claro, está dirigido a quien es el artífice de esta reforma y a quienes la apoyan. Pero también está dirigido a cada uno de los ciudadanos que se sienten un “cuerpo extraño” de este sistema de poder, para todos aquellos que sienten que son unos “inadaptados” a este tipo de sociedad en la cual la ética, la justicia y la honestidad terminan siendo pisoteadas constantemente.

Para entender mejor el concepto es suficiente con retomar el discurso pronunciado por Martin Luther King el 4 de junio de 1957 en la Universidad de California (Berkeley). Hoy en día esas palabras son más actuales que nunca y nos imponen exponernos con todas nuestras fuerzas para decir que NO a esta reforma constitucional que es el preludio de la llegada del totalitarismo. Tenemos la obligación moral de no “adaptarnos” a este escenario hipotético. Y tenemos que hacerlo con esa determinación y esa serenidad que tienen quienes creen estar en lo correcto.

“La psicología moderna – escribió Martin Luther King hace 60 años – tiene un término que probablemente se esté utilizando ahora más que cualquier otro. Es el término ‘inadaptado’.Ustedes han escuchado esa palabra. Todos nosotros tendríamos que hacer lo posible para vivir una vida que no sea inadaptada, para evitar personalidades neuróticas y esquizofrénicas. Pero hay algunas cosas en nuestro orden social frente a las que yo os pido que seáis inadaptados. No tengo ninguna intención de adaptarme a las reglas de la violencia masiva. No tengo ninguna intención de adaptarme a los trágicos efectos de los métodos de la violencia física y a la tragedia del militarismo. Os pido que seáis inadaptados frente a estas cosas. Os pido que seáis inadaptados como Amos, que en medio de las injusticias de su época reaccionó gritando palabras cuyo eco sigue sonando generación tras generación: ‘Dejad que el discernimiento fluya como las aguas de un torrente y la justicia como impetuoso arroyo’. Inadaptados como Abraham Lincoln, que tuvo la capacidad de ver: que una nación que es mitad esclava y mitad libre no podría sobrevivir. Inadaptados como Thomas Jefferson, que en una época que  era adaptada a la esclavitud, tuvo el coraje de gritar de forma sorprendente: ‘Todos los hombres son creados iguales, que su Creador los ha dotado de ciertos derechos inalienables, entre los cuales están la vida, la libertad y la búsqueda de felicidad’. Inadaptados como Jesús de Nazaret, que manifestaba la paternidad de Dios y de la fraternidad del hombre”.  Dios quiera que seamos así de inadaptados – terminaba diciendo Luther King – para que seamos capaces de salir al descubierto y cambiar este mundo nuestro y esta civilización nuestra. Y entonces estaremos en condiciones de alejarnos de la oscura y desolada noche de la crueldad del hombre hacia el hombre, hacia la luminosa y brillante luz de la libertad y de la justicia”.

Video de la manifestación:

http://www.antimafiaduemila.com/home/ci-vediamo-a/255-eventi/62392-una-notte-per-la-costituzione-con-di-matteo-sarti-e-borsellino-palermo-21-ottobre.html