Home / Información regional / SEBASTIÁN PREMICI “EL CASO MALDONADO EXHIBE LA PERVERSIDAD DE ESTE GOBIERNO”

SEBASTIÁN PREMICI “EL CASO MALDONADO EXHIBE LA PERVERSIDAD DE ESTE GOBIERNO”

Por Georges Almendras

SEBASTIÁN PREMICI “EL CASO MALDONADO EXHIBE LA PERVERSIDAD DE ESTE GOBIERNO”

En su libro se reconstruyen varias situaciones vinculadas a la desaparición de Santiago

                          Por Jean Georges Almendras-7 de setiembre de 2018

El libro “Santiago Maldonado, un crimen de Estado” es la reconstrucción de varias situaciones vinculadas a la desaparición forzada de Santiago Maldonado” nos dice su autor, el periodista argentino Sebastián Premici. Ha tenido la deferencia de  darnos su testimonio sobre un trabajo periodístico que inició podríamos decir desde el mes mismo en que se produjo la tragedia que conmocionó a la sociedad argentina y al mundo entero. O sea,  hace un año.

El libro nace del trabajo periodístico que realizamos desde la agencia Cadena del Sur junto a Valeria  Dicros. Desde un primer momento empezamos a trabajar en el tema.  Viajamos a Esquel el 24 de agosto. Eso generó material de un documental: “Resistencia a desaparecer”  y ya después de setiembre mi cobertura en Página 12. Fue un trabajo de no abandonar ni un solo día y eso fue decantando casi en la  necesidad de ser un libro, por el volumen de información y por la necesidad de poder contar este entramado

Las idas y las venidas del caso Santiago Maldonado se han esparcido por toda la Argentina, por toda la región  y por todo el mundo. La foto de Santiago Maldonado, adosada del cartel “¿Dónde está Santiago Maldonado” fue estandarte obligado de todos los ciudadanos que tenían sobradas convicciones de que los hechos estaban estrechamente ligados con una suerte de conspiración y mala intención del gobierno de Mauricio Macri.

Pero lamentablemente no toda la sociedad argentina fue en el mismo sentido. Los medios de comunicación a favor del encubrimiento de un hecho criminal (desde donde se lo mire) distorsionaron la verdad y siguieron un libreto oficialista, dedicado expresamente (y maliciosamente) a demonizar no solo a los mapuches sino además al joven Santiago Maldonado, como persona al punto de transformarlo en un victimario y no en una víctima. Igual suerte corrió la familia de Santiago, que incluso fue espiada por personal de la Gendarmería, siendo objeto de una persecución implacable, hasta nuestros días.

Periodistas y equipos de televisión serviles a un oficialismo obtuso e insensible (y criminal si se quiere) divulgaron mentiras por doquier, siendo contrarrestados por periodistas que en el nombre de una profesión ejercida para construir fueron gradualmente informando sobre los hechos. Hechos que por sí solos ya delataban que el telón de fondo de ese 1ero de agosto era literalmente una verdadera trampa para las comunidades mapuches. Una verdadera trampa que fue planificada desde sitiales gubernamentales y por hombres de confianza de Patricia Bullrich y Mauricio Macri. Una verdadera trampa ideada con mucha antelación y puesta en práctica cuando se forzaron las cadenas y los candados del portón de acceso a la Pu Lof en Resistencia Cushamen, sobre la ruta 40.

Pero lo planificado tuvo su falsa escuadra porque el mapuche que “cazaron” no era tal. Era un hombre blanco, de ojos claros y cabellos claros. Un anarquista que se solidarizó con la causa mapuche de nombre Santiago Maldonado.

Ese error fue hilvanando el maquiavelismo perverso de los hombres de Estado que tuvo un solo rótulo: desaparición forzada seguida de muerte. Un hecho criminal. Un delito de lesa humanidad que forzosamente había que encubrirlo. Cueste lo que cueste.

Y costó bastante, porque todavía nada se ha resuelto, mejor dicho nada se ha aclarado. Se ocultó el cuerpo de Santiago por una banda de días y  de semanas; después se plantó su cuerpo en las frías aguas del río Chubut; y después de un circo forense se dijo que se había ahogado. Y ahí estamos. Sin más respuestas. Sin más respuestas a muchas preguntas. Y ahí estamos, con la impunidad pisándonos los talones.

Entonces, en ese contexto de falsedades, que salga a la luz pública un libro como el de Sebastian Premici, resulta todo un acontecimiento más que afortunado. Resulta ser un muy oportuno aporte para hallar la verdad. Para crear conciencia en la sociedad y para desmoronar toda una maquinaria mediática tendiente a favorecer al gobierno. Todo un terrorismo mediático en contra de la causa mapuche, que se ha instalado en la sociedad argentina, obviamente como parte de un siniestro plan de gobierno. Un siniestro plan que ahora, al momento de escribir estas líneas, se va delatando y se va asentando, para descabezar el estado de Derecho, para descabezar la democracia, para saquear al país, para avasallar, y para gobernar con el autoritarismo impuesto por los intereses creados del imperio del Norte.

Entonces, dar lectura este libro será clarificador. Porque en su esencia, además  es un libro de valerosa denuncia. Un libro escrito por un hombre que sabe perfectamente lo que ocurrió con Santiago Maldonado y lo que ocurre en la Argentina.  

Entonces, cuando Premici nos habla del libro como una reconstrucción de situaciones vinculadas a la desaparición del tatuador, agrega: “ una de ellas fue la planificación que existió por parte del  Estado nacional para avanzar sobre la Pu Lof en Resistencia Cushamen no solo el 31 de julio, un día antes,  con órdenes precisas del jefe del  Ministerio de Seguridad, sino cómo ya desde febrero del año 2016 la ministra de seguridad empezaba a reunirse en Bariloche con empresarios de la Patagonia quienes le habían pedido a la funcionaria seguridad jurídica para poder concretar sus inversiones y esa seguridad jurídica fue traducida con represión  hacia las comunidades. Por lo tanto hay una reconstrucción de cómo fue esa planificación, ese avance. Una reconstrucción casi  segundo a segundo de la represión del 1ero de agosto, donde estuvo Santiago Maldonado. Por donde corrió, qué Gendarmes lo corrieron, cómo fue la llegada al río, donde yo sostengo que hubo al menos tres Gerdarmes que lo vieron perecer ahí en el río. Y esa represión ilegal, que también está reconstruida a partir de información interna de la propia Gendarmería y del propio expediente judicial o de los expedientes judiciales, fue lo que desembocó en la desaparición por 78 días y muerte de Santiago Maldonado. Y después hay una reconstrucción del encubrimiento. Cómo el gobierno planificó encubrir a la Gendarmería. Eso  también está narrado en el libro identificando a cada uno de los funcionarios que tuvieron ingerencia dentro de  los expedientes, con nombre y apellido y cada una de las intervenciones. Algunos guionando a los propios gendarmes para que pudieran tener una versión unificada y otros guionando al juez de la causa. Es decir, interviniendo en el expediente para que el juez actuara de determinada manera, en consonancia con los intereses del poder ejecutivo nacional.”

¿Y qué visión tiene Sebastián Premici del caso Maldonado? puede llegarse a preguntarse el lector en algún momento. El nos responde así: “El gobierno tenía intenciones de crear un nuevo enemigo interno. Eligió a las comunidades mapuches de la Patagonia, eligió al Lonko Facundo Jones Huiala y ese primero de agosto fueron a buscar la foto de un mapuche al que ellos consideraban terrorista. Tener la foto de un terrorista mapuche  preso. Y algo les salió mal. Les salió mal Santiago Maldonado .Creo que no contaban con la idea de una persona solidaria, con ideas anarquistas que estuviera en la Pu Lof y que tras su desaparición se movieran un montón de sectores sociales. Creo que a partir de que el gobierno se da cuenta de que no había desaparecido un mapuche, que había desaparecido Santiago Maldonado es cuando agudizan toda su estrategia de encubrimiento. Creo que este caso permite sintetizar la perversidad que anida detrás de la alianza Cambiemos, detrás del Presidente de la nación  Mauricio Macri donde  no han ahorrado esfuerzos en poner los distintos resortes del Estado para generar terror. Cómo presionaron al primer juez de la causa Guido Otranto, la connivencia con la Fiscal del caso Silvina Ávila. Cómo han trabajado entre comillas con algunos medios de comunicación hegemónicos, Clarin , La Nación Infobae y con algunos serviles empleados digo yo de la Gendarmería que trabajan en esos medios para poder generar mentiras. Mentiras planificadas. Este caso exhibe y pone a la luz toda la perversidad de este gobierno. Las mentiras planificadas que también tuvieron su réplica en los medios de comunicación” concluyó.

Para entender los alcances de una criminalidad vestida de democracia, en un gobierno de ribetes mafiosos, basta con profundizar en el caso Santiago Maldonado. Uno de los casos de desaparición forzada en democracia más emblemáticos de los últimos tiempos. Que es el espejo de un despotismo descarado que no regatea

El periodismo de investigación ejercido por hombres y mujeres con valores de justicia y con ética, sigue siendo piedra angular para transitar por los senderos de la verdad. Aunque cueste y aunque los sacrificios sobren, los efectos serán enaltecedores y posiblemente riesgosos.

 En los días que corren se libra una lucha sin cuartel, algunas veces sutil y otras veces descarnada, contra los muy definidos caminos de las injusticias sociales: donde los sectores urbanos más vulnerables salen a las calles a materializar sus protestas para ser finalmente reprimidos y asesinados, donde los sectores campesinos más vulnerables y distantes de las metrópolis son literalmente esclavizados y avasallados,  y donde los pueblos originarios más combativos son tenaces en el reclamo de sus tierras usurpadas.  En los días que corren hay franjas de las sociedades “modernas” y “civilizadas” de nuestra América Latina, que siguen siendo el principal objetivo de las clases dominantes y de los imperialismos.

En definitiva, todos quienes por nuestra profesión  nos cruzamos con estas realidades  de una Latinoamérica poblada por mentes colonialistas y autoritarias, no podemos callarnos.

Sebastián Premici no se ha callado y  hace que su lucha continúe, junto a la nuestra.

————–

*Foto de Portada: www.vaconfirma.com.ar

*Foto 2: www.canalabierto.com