Home / Crimen organizado / SENADOR PARAGUAYO ARNALDO GIUZZIO, APOSTAR POR LA EDUCACIÓN A LA LEGALIDAD
senador-giuzzio

SENADOR PARAGUAYO ARNALDO GIUZZIO, APOSTAR POR LA EDUCACIÓN A LA LEGALIDAD

Por Jorge Figueredo

SENADOR PARAGUAYO ARNALDO GIUZZIO, APOSTAR  POR LA EDUCACIÓN  A LA LEGALIDAD 

                                      Por  Jorge  Figueredo  –  21 de setiembre  de 2016

 

Redactores de Antimafia Dos Mil Paraguay acompañamos al Senador Arnaldo Giuzzio a la ciudad de Villarrica para un encuentro sobre Reforma electoral y judicial con estudiantes de la UNVES (Universidad Nacional de Villarrica del Espíritu Santo).

El Senador Giuzzio, en una previa al encuentro con los universitarios, participó del programa “Encuentro” de la periodista Daniela Acosta, en el canal 8 de la ciudad de Villarica. La colega quiso saber los motivos por los cuales incursionó en política. Giuzzio le respondió que estuvo muchos años trabajando como fiscal penal, comenzando su carrera desde ordenanza hasta ocupar variados cargos dentro del poder judicial como oficial de justicia, actuario hasta llegar a la función de agente fiscal. Le agregó luego, que amaba bastante su trabajo, y que a lo largo de los años se percató que a pesar de su esfuerzo, de haber procesado a intendentes, gobernadores, parlamentarios y hasta colegas fiscales, muchas de sus imputaciones no habían tenido una conclusión positiva de condena de los corruptos a causa de las chicanerias de los abogados, con el consentimiento y permisividad de los jueces hasta llegar a la Corte Suprema de Justicia. 

Giuzzio recordó  que en una oportunidad recibió la visita en su oficina de la Senadora Desiré Massi proponiéndole encabezar la lista de senadores del PDP para las elecciones de 2013. Ese mismo día converso con su familia y le conto lo de la propuesta. No pudo conciliar el sueño esa noche. Analizo su situación: varios años luchando contra la corrupción e impunidad y siempre sus acciones chocaban contra un muro muy poderoso. Ya que con una sola llamada telefónica muchos magistrados se sometían al poder político y echaban por tierra meses de investigación, generándose impunidad. Es así que llego a la conclusión de que había cumplido su ciclo dentro del Ministerio Público. Que era su oportunidad de incursionar en la política, para desde el Senado buscar la independencia del poder judicial y trabajar contra la corrupción y la impunidad, ya que como fiscal no pudo lograr vencerlos.  El senador dijo que era consciente que desde el parlamento tendría mayor poder y libertad para cambiar las cosas y que no le fue fácil tomar esta decisión.

En un segmento del programa de Canal 8 la conductora Daniela Acosta se interesó sobre el surgimiento de la Revista Antimafia Dos Mil Paraguay. Con el redactor Omar Cristaldo puntualizamos que el sitio había nacido después del asesinato del periodista Pablo Medina a manos del crimen organizado y le anunciamos que en el marco de un homenaje al periodista y a su asistente igualmente asesinada, el  próximo 17 de octubre a las 18 y 30 horas exhibiríamos en la sala bicameral del Congreso Nacional, el documental “Pablo Medina”  del periodista uruguayo Jean Georges Almendras, director de la redacción Antimafia Dos Mil Uruguay, filial de la redacción central con sede en la ciudad de Palermo, Sicilia-Italia. 

giuzzio2

Posteriormente  acompañamos al Senador  en el salón auditorio de la UNVES  en una charla con estudiantes universitarios y docentes sobre la Reforma Electoral y Judicial.  El Senador Giuzzio   enfatizó  “que la reforma electoral es el primer presupuesto para una reforma judicial y que  para una verdadera reforma electoral es esencial mejorar la calidad de la representación política, que implica establecer el desbloqueo de listas, regular el financiamiento político y la propaganda electoral, implementar las urnas digitales. Solo hombres honestos y capaces pueden designar a los mejores magistrados y fiscales para así mejorar la administración de justicia”. 

Arnaldo Giuzzio es uno de los pocos senadores que ha apostado por la educación a la cultura de la legalidad de los jóvenes. Es así que cada viernes el mismo viaja al interior del país para reunirse con jóvenes y personas  de diversas localidades. 

Para Giuzzio el Estado debe continuar subsidiando o sosteniendo económicamente a los partidos políticos, teniendo en cuenta que si bien los partidos políticos son personas jurídicas privadas,  cumplen una función pública, de contribuir al sostenimiento y consolidación de la democracia. Constituyen o deben constituir espacios de formación cívica y ética de los ciudadanos. Sin embargo, en la actualidad la ayuda estatal que reciben los partidos no la están invirtiendo en la educación cívica y  de legalidad de sus miembros, sino solo en campañas electorales, desnaturalizando de esa forma el rol de los partidos. 

También Giuzzio se lamentó que la mayoría del partido oficialista haya rechazado el  proyecto de ley de control financiero desde las internas de los partidos, a pesar de haberse probado fehacientemente que mucho dinero del narcotráfico ha financiado campañas de los partidos.  

giuzzio3

Todo lo manifestado por Giuzzio evidencia que hay una gran hipocresía, sobre todo dentro del partido colorado, de la línea oficialista y de otros sectores políticos conservadores, en cuyos discursos manifiestan estar en contra de la narco política pero siguen  permitiendo que el dinero sucio siga circulando por los partidos políticos y de la mano de los políticos. 

Según el código electoral paraguayo los partidos políticos son personas jurídicas de derecho público interno. Tienen la finalidad de asegurar, en el interés del régimen democrático, la autenticidad del sistema representativo y la defensa de los derechos humanos.

Sin embargo al invertirse enorme cantidad de dinero del crimen organizado en las campañas electorales  y sobre todo en los políticos, se está generando en el país un grave condicionamiento de sus instituciones republicanas,  de los partidos  y de la débil democracia; a pesar de que hace más de 25 años de la caída del gobierno del General Stroessner,   el sistema construido por la dictadura sigue vigente, y actualmente con un grave peligro de consolidarse ,  no ya como una dictadura militar, sino como  una dictadura donde los que gobiernan sean personeros de la mafia.