Home / Crimen organizado / TREINTA Y DOS AÑOS DESPUES HONRAMOS A GIUSEPPE FAVA
Giuseppe Fava

TREINTA Y DOS AÑOS DESPUES HONRAMOS A GIUSEPPE FAVA

Por Aaron Pettinari

TREINTA Y DOS AÑOS DESPUES HONRAMOS A GIUSEPPE FAVA.

Por Aaron Pettinari – 05 de enero de 2016

Se trata de un muy especial aniversario, el número treinta y dos, de la muerte de Pippo Fava, asesinado a manos de la mafia el 5 de enero de 1984. Un hombre, director de la revista “I Siciliani”, que tuvo el valor de decir la verdad, en pos de una Sicilia libre de la mafia y de los abusos, de cuya vida uno puede y debe tomar inspiración y enseñanza para el trabajo personal con espíritu critico.
El mismo Fava, en 1981, en un artículo editorial escrito para el periódico “Il Giornale del Sud” explicaba el significado profundo de la ética y del periodismo: “Tengo un concepto ético del periodismo. Un periodismo basado en la verdad impide varios tipos de corrupción, frena la violencia de la criminalidad, acelera las obras públicas indispensables, reclama el buen funcionamiento de los servicios sociales, solicita la constante aplicación de la justicia, impone a los políticos un buen Gobierno. Si un periódico no es capaz de todo esto carga con el peso de vidas humanas. Un periodista incapaz, por cobardía, o por conveniencia, de decir la verdad lleva en su conciencia todos los dolores que habría podido evitar, los sufrimientos, la explotación, la corrupción, la violencia, que no ha sido capaz de combatir”.Un concepto que puso siempre en práctica a lo largo de todo su meticuloso trabajo de análisis de la sociedad tanto siciliana como italiana.
El valor de la “memoria” hoy se ve enriquecido ulteriormente, lamentablemente, por la desaparición, en el año que acaba de terminar (2015), de la hija del periodista, Elena, a causa de un mal que la afectaba desde hacía un año. Precisamente ella en estos años había invitado a todos a considerar la ceremonia realizada bajo las lápidas en recuerdo de su padre no como un momento de retórica sino de reflexión en una ciudad, Catania, que tiene poca memoria. Y es también en su honor que hoy nos unimos a la familia y a los ciudadanos honestos que reclaman verdad y justicia.
Pippo Fava y la mafia en el Parlamento
“Los mafiosos están en otros lugares y en asambleas completamente diferentes. Los mafiosos están en el Parlamento, a veces los mafiosos son Ministros, los mafiosos son banqueros, los mafiosos son aquellos que en este momento están en los puestos más altos de la Nación. Si no se aclara este error de fondo – es decir que no se puede definir mafioso al pequeño delincuente que te visita y te impone un impuesto de mafia por tu pequeña actividad comercial, esto corresponde a la pequeña criminalidad que según creo está presente en todas las ciudades italianas y europeas – el problema de la mafia es mucho más trágico e importante, un problema de los más altos cargos de administración de la Nación por el cual se corre el riesgo de llevar a Italia al derrumbe político, económico y cultural. Los mafiosos no son los que matan, esos son los ejecutores, incluso en los niveles más altos”. Así respondía Pippo Fava, director de la revista “I Siciliani”, a una pregunta realizada por Enzo Biagi durante el programa televisivo “Filmostory”, transmitido el día 28 de diciembre de 1983, apenas una semana antes de ser asesinado. Podrían ser suficientes esas palabras, tan perspicaces, para explicar los motivos por los cuales Pippo Fava tenía que ser eliminado. Sus incesantes denuncias sobre la connivencia entre los jefes mafiosos y los empresarios cataneses eran una espina en el costado no solo para los mafiosos, autores del delito, sino también, quizás sobre todo, para esa parte de las instituciones corruptas y conniventes con la mafia.
Fava, periodista, escritor y dramaturgo italiano, fue uno de los fundadores de la revista “I Siciliani”, en su primer número escribió un artículo titulado “Los cuatro caballeros del apocalípsis mafioso” dedicado a los mayores cuatro empresarios cataneses: Rendo, Graci, Costanzo y Finocchiaro. En la investigación, fruto de dos años de trabajo realizado incluso desde que Fava trabajaba en “Il Giornale del Sud”, acusaba al mundo empresarial y político de la ciudad de estar vinculados con la mafia catanesa y especialmente con el jefe mafioso Nitto Santapaola. En dicha investigación Fava publicó además la entrevista concedida por el General Carlo Alberto Dalla Chiesa a Giorgio Bocca para el periódico “La Repubblica”, en la que el mismo General, asesinado posteriormente el 3 de septiembre de 1982 en Palermo también a manos de la mafia, mencionaba a los cuatro caballeros del trabajo: “Hoy la mafia es fuerte también en Catania, es más, desde Catania ha salido a la conquista de Palermo. Con el consentimiento de la mafia palermitana, las mayores cuatro empresas constructoras catanesas trabajan hoy en día en Palermo. ¿Usted cree que podrían llegar a hacerlo si no hubiera detrás un nuevo mapa del poder mafioso?”.
Nitto Santapaola (prófugo desde junio de ese mismo año) había sido acusado del homicidio además de haber sido incriminado anteriormente por el atentado de la circunvalación de Palermo, donde encontró la muerte el jefe mafioso Alfio Ferlito, junto a sus tres agentes de escolta. Desde diciembre de 1983 hasta enero de 1984 se publicaron 11 números de “I Siciliani”, y el primer número se editó tres veces más porque se agotó en una semana. Entre las investigaciones más relevantes se encontraba la relacionada con las conexiones entre la mafia y la política, los bancos y las demás criminalidades organizadas, a la que se sumaron las relativas a la Justicia y al “Caso Catania”, sobre el destino de misiles nucleares a las Bases de la OTAN en Sicilia.
Fava fue asesinado la noche del 5 de enero de 1984, con cinco proyectiles calibre 7,65, disparados en la nuca por sicarios de Cosa Nostra. Inicialmente el homicidio fue catalogado como crimen pasional, tanto por la prensa como por la policía. Se decía que la pistola utilizada no correspondía a las utilizadas habitualmente en delitos de caracter mafioso. Luego se empezaron a buscar pruebas entre los documentos de “I Siciliani”: otra hipótesis era el móvil económico, por las dificultades en las que se encontraba la revista.
Hasta incluso los representantes de las instituciones, como el Alcalde Angelo Munzone, avalaron dicha sospecha, evitando así organizar una ceremonia pública ante la presencia de los más altos cargos de la ciudadanía y llegando incluso a decir que la pista mafiosa era imposible ya que “en Catania la mafia no existe”. El Diputado Nino Drago solicitó un cierre rápido de la investigación porque “de lo contrario los caballeros podrían llegar a decidir trasladar sus fábricas al Norte”. En medio de ese clima de polémicas, silencio mafioso y despistaje no fue nada fácil llegar a una verdad. En 1998 la Corte de Catania condenó por el homicidio a Nitto Santapaola y a Aldo Ercolano, considerados los ideólogos, y a Marcello D’Agata, Francesco Giammuso y Vincenzo Santapaola, como los organizadores y ejecutores del homicidio. Las declaraciones de Maurizio Avola, mafioso arrepentido que se autoincriminó del homicidio y que llegó a un arreglo de siete años de pena, fueron las que dejaron a los cinco imputados detrás de las rejas. Posteriormente la Corte de Catania confirmó las condenas a cadena perpetua para Santapaola y Ercolano, mientras que D’Agata, Giammuso y Vincenzo Santapaola fueron absueltos:en el año 2003 se dictó firme sentencia para todos ellos. “A Fava ya no se le podía controlar” fueron las palabras de Maurizio Avola, a través de su abogado, en una entrevista concedida al periódico “La Repubblica”. “Con la prensa había un muy buen entendimiento y si había cualquier ‘incomprensión’ periodística se resolvía sin necesidad de amenazas. En cambio a Fava no se le podía controlar. ‘Il Giornale del Sud’ que dirigía antes era del caballero Gaetano Graci, pero ‘I Siciliani’ era absolutamente independiente y totalmente de la parte opuesta a los intereses de Costanzo y de los demás personajes que controlaban las licitaciones millonarias. Al asesinarlo Cosa Nostra protegió incluso sus propios intereses económicos”. Avola, después de 31 años, explicó que “el homicidio Fava benefició a la mafia y a los Caballeros” de los cuales “Fava había escrito mucho, hablando especialmente de la mafia de cuellos blancos”.

VIDEOdiciembre de 1983 Fava concede su última entrevista a Enzo Biagi. Habla de mafia, de Sicilia, di política.

http://www.antimafiaduemila.com/home/primo-piano/58380-trentadue-anni-dopo-onoriamo-la-memoria-di-giuseppe-fava.html