Home / Información general / UN LIBRO MILITANTE: “DESDE NUESTRO RINCÓN DE LUCHA”
libromilportada

UN LIBRO MILITANTE: “DESDE NUESTRO RINCÓN DE LUCHA”

Por Jorge Figueredo

UN LIBRO MILITANTE: “DESDE  NUESTRO  RINCÓN  DE LUCHA”

       Memorias de una década de injusta prisión, de seis dirigentes campesinos paraguayos

 

                                           Por  Jorge Figueredo – 25 de agosto de 2017

 

El pasado  martes  11 de Julio  de este 2017,  se  cumplieron 5 años  de una sentencia judicial y política que condenó a una prisión injusta a  6 dirigentes campesinos; AgustínAcosta, Simeón Bordón, Basiliano Cardozo, Gustavo Lezcano, Roque Rodríguez y Arístides Luciano Vera, por el secuestro y asesinato de Cecilia Cubas Gusinky ,hija del ex Presidente de la República Raúl Cubas Grau (1998-1999).  Conforme a los que conocen a estos campesinos “todos ellos, a excepción de Roque Rodríguez, pertenecían al Partido Patria Libre, organización a la que la Fiscalía Anti Secuestro atribuyo el crimen de Cecilia Cubas“

 Conforme a la opinión de activistas sociales, abogados, comunicadores, referentes de organizaciones: sindicales, campesinas, civiles, intelectuales, hasta personas de la Iglesia, tanto del Paraguay como del exterior  -quienes analizaron profundamente el caso que involucra a los campesinos mencionados– “la  acusación en su contra se basa solamente en el testimonio, sumamente controvertido y contradictorio, de un informante policial: Dionisio Olazar, que según algunos dirigentes sociales, se trató de un infiltrado de la policía dentro del partido socialista, Patria Libre ,  durante el Gobierno de Nicanor Duarte Frutos” con el objetivo de desarticularlo, perseguir , criminalizar a todos sus principales dirigentes, si es posible lograr su extinción como entidad política , para impedir que los campesinos y todos los luchadores sociales que están en contra del sistema capitalista, latifundista, agro-ganadera, y narcotraficante vigente en el Paraguay desde hace décadas, puedan organizarse de manera autónoma a los partidos tradicionales y conservadores,  crecer y desarrollarse a partir de esta herramienta política y convertirse en una opción real de cambio en el país , al disputarle el poder político de la República a la oligarquía feudal mafiosa –cuyo brazo político han sido históricamente los partidos colorado y liberal, con preponderancia del colorado, siendo su brazo económico, los grandes latifundistas, contrabandistas, narcotraficantes, agro-ganaderos.”

Para  Cecilia Rodríguez, comunicadora y militante por los Derechos Humanos en un artículo publicado originalmente en  E’ a:www.ea.com.py al  exponer ¿Cómo fue el proceso judicial en que se condenó a los seis dirigentes campesinos que fueron vinculados con el caso de Cecilia Cubas? Sostuvo que “el caso de los seis campesinos fue un precedente del montaje judicial en el caso Curuguaty.  A pocos días de concluir el juicio por la masacre de Curuguaty y cuando quedan expuestas ante la opinión pública las mentiras y falencias ocurridas en el proceso, es bueno recordar  que las arbitrariedades  cometidas contra los campesinos acusados, tienen un antecedente directo, menos conocido tal vez, en el proceso judicial contra los seis dirigentes campesinos acusados por el secuestro y muerte de Cecilia Cubas“

Según escribe Rodríguez “Desde el comienzo de tal proceso los dirigentes campesinos rechazaron, y lo siguen haciendo, las acusaciones. Fueron condenados en el año 2012 a  25 años de prisión más 10 años de “medidas de seguridad” en un caso viciado de nulidades y sin pruebas concretas  en su contra”. En forma resumida la colega Cecilia Rodríguez destaca la serie de irregularidades en que supuestamente habían incurrido el Ministerio Público y los tribunales intervinientes en el caso dentro del proceso judicial.  La acusación de la Fiscalía se habría basado únicamente en el testimonio de un ex miembro del Partido Patria Libre, Dionisio Olazar, quién acepto ser desde hace mucho tiempo informante policial. “Su testimonio, no fue respaldado por prueba alguna, y en cambio, fue contrariado por 14 testimonios, pero fue dado por válido por el tribunal, que nunca aclaró cuál fue su criterio de valoración de las pruebas”.

Asimismo,  Rodríguez sostuvo que “Olazar dio al menos tres versiones diferentes de los hechos, dos de los cuales exculpan a los seis.  Sin embargo, y aun contrariando puntos de su testimonio, tanto el Ministerio Público como los tribunales consideraron culpables a los seis, de tomar la decisión de “punto final” el día 13 de Enero de 2005. En una de sus versiones Olazar afirmo que Cecilia Cubas fue asesinada el 24 de Diciembre de 2004.  A su vez, Olazar siempre afirmo que Simeón Bordón no participó de dicha reunión. La Fiscalía nunca formulo acusación alguna contra Bordón, quién sin embargo fue condenado a la misma pena que los demás acusados. “    Olazar también sostuvo “que participó  de todas las reuniones en las cuales se planificaron acciones con respecto a la suerte de la víctima, sin embargo, nunca fue imputado ni procesado, solamente tomado como testigo. No existe en Paraguay una figura legal que permita esta situación. “  

Finalmente Cecilia Rodríguez afirmó “Tanto la Fiscalía como dirigentes políticos enmarcaron la causa judicial en la persecución política e ideológica contra la corriente en la que militaban cinco de los seis campesinos presos en este caso. Como ejemplo, al momento de fundar la declaración de culpabilidad dictada contra los seis, el juez Oscar Rodríguez Massi argumentó que los acusados sostenían en su ideario la lucha de clases, opinando que se  trata de una  concepción errónea “que justificaba la declaración de culpabilidad”.    El Ministerio Público en el medio de la investigación cambió los hechos punibles por los cuales estaba investigando a los seis campesinos, no brindando la oportunidad para que los mismos pudieran dar su versión de los hechos y ejercer su defensa material. Solicitó el cambio de acusación de “Omisión de Aviso de Hecho Punible”  por el de “Homicidio Doloso, Secuestro y Asociación Criminal”  sin aportar pruebas que justifiquen dicho cambio.  El Juez  de Garantías no convalidó dicha maniobra, pero sí lo hizo la Cámara de Apelaciones. Luego de realizada la Audiencia Preliminar (2009), el Tribunal interviniente permitió a la Fiscalía la introducción de nuevas pruebas en la causa y la incorporación en el año 2010 de un nuevo acusado al caso (maniobra ilegal). Pero cuando el testigo Olazar en 2009 brindo públicamente una versión de los hechos contradictorios, con la sostenida en sede judicial , impidió a la defensa su introducción como prueba de descargo, que había sido solicitada por considerarse hechos nuevos. “ 

Otro   cuestionamiento que hizo la militante de derechos humanos al proceso judicial es que la sentencia fue escrita antes de la finalización del juicio. “Los  seis campesinos fueron condenados por hechos por los cuales no fueron acusados. “  El  Tribunal, en la sentencia, dio por probados hechos por los que los seis campesinos no fueron acusados, y no sometidos al objeto de ese juicio. “  “La mayor parte de las pruebas presentadas en el caso lo son sobre hechos y situaciones con las que los seis no fueron vinculados judicialmente, sino mediáticamente. “                                        

Los seis campesinos privados de su libertad hace más de una década, en la Argentina primeramente y actualmente en la cárcel de Tacumbu de Asunción, siempre se han considerado presos políticos del sistema corrupto y mafioso vigente en el Paraguay. Es por eso que para dar a conocer su injusta prisión desde hace más de 10 años, publicaron el libro” Desde Nuestro Rincón de Lucha.  Memorias de una década de injusta prisión” que es una compilación de cartas escritas por los campesinos presos, y cartas de diversas organizaciones nacionales e internacionales, así como de individualidades. 

En este libro ellos denuncian que en el Paraguay sigue existiendo presos políticos, donde se criminaliza a todos los luchadores sociales, que están en contra del sistema criminal vigente. Donde no existe verdadero Estado de Derecho ni mucho menos Democracia. 

Es  así que dentro del  marco de la campaña por la libertad, de los seis campesinos presos políticos, emprendida por varias organizaciones solidarias como  Conamuri (Coordinadora Nacional de Mujeres Campesinas e Indígenas), la Redacción de la  Revista Antimafia Dos Mil Paraguay   estuvo   en la presentación  del libro  realizada el pasado 11 de Julio en el Auditorio Ruy Díaz de Guzmán  de la Manzana de la Rivera del Centro de Asunción.  En el mismo lugar se habilito la exposición de los trabajos realizados por internos del Penal de Tacumbú en el Taller de Xilografía, que fue acompañado por el grabador Luis Ocampos Pompa.   En  Buenos Aires se estarán realizando eventos simultáneos por las mismas razones.  ¡Libertad a los Presos Políticos de Tacumbú .  Presos por Luchar!

La  presentación del evento estuvo a cargo de Perla Álvarez,  luchadora social, militante de la Organización de Mujeres Campesinas e Indígenas (Conamuri) quien explico los objetivos de la campaña, a través del lanzamiento del libro que reúne cartas de los campesinos presos, mensajes que recibieron en prisión, expresiones de solidaridad, peticiones realizadas a las autoridades por su libertad, testimonios sobre visitas que recibieron en la cárcel y artículos que se escribieron sobre el caso. libromil 

Desde la perspectiva de los Derechos Humanos, se realizo una síntesis de las irregularidades supuestamente cometidas tanto por el Ministerio Público,  el Tribunal de Sentencia como  la  Cámara de Apelación. Pero solo deseo resaltar en esta nota el contexto político y social en que se han dado estos fallos muy injustos.

Una   de las representantes manifestó  “Quiero empezar agradeciendo a Conamuri por todo el trabajo que vienen realizando, pero en particular por la fuerza y el compromiso que han tomado en el transcurso de la campaña junto con otras organizaciones fraternas y comprometidas por este caso. Y agradecer porque creo que si hay algo que se ha construido como decía Perla, en torno a estos seis dirigentes campesinos, es un gran aislamiento y sobre todo en Paraguay. Cuando ustedes lean el libro van a ver, realmente impresionante es el nivel de adhesión y de solidaridad que tuvo en la Argentina. Hay solicitudes al gobierno argentino exigiendo que se otorgue refugio político a los compañeros, que está firmado por muchísima gente, entre ellas algunos de los juristas,  constitucionalistas más prestigiosos de ese país. Uno de ellos es titular de derecho constitucional en la universidad de Buenos Aires, una persona de altísimo nivel, que evidentemente conoció, se informó a fondo del caso”

“Entonces, en ese sentido, quiero  agradecer a estas organizaciones que en Paraguay asumieron el compromiso de impulsar la campaña y  gracias a la cual varios de nosotros pudimos acercarnos a conocer este caso. Personalmente lo conocí a partir de esta campaña, y de  este  lanzamiento que se hizo en Conamuri. Fue la oportunidad de leer el libro e informarme un poco más y me pareció también,  como decía Gloria, ineludible la visita a Tacumbu y conocerlos. Y después de conocerlos, realmente uno se da cuenta de algunos de los verdaderos  motivos probablemente porque están privados de su libertad. Voy a exponer algunas cuestiones que trabajaron algunos compañeros y compañeras abogados de derechos humanos sobre el caso. Me parece importante antes de pasar a ese punto contextualizar en qué situación se da este proceso, este encarcelamiento y esta condena, y también otros casos   que Perla mencionó, y entender, sobre todo a partir de los 80, 90,  que hay un proceso muy fuerte de  expulsión campesina, de un modelo económico que se va expandiendo en el campo. Yo no sé si llamarlo productivo, explotación de la tierra, de la naturaleza,  para intensificar la acumulación. Pero evidentemente expulsa y agrede fuertísimamente a las comunidades campesinas, indígenas.  A las comunidades, a las familias productoras históricas de alimentos de nuestro país, que han cuidado al ambiente, han alimentado históricamente a los que vivimos en las ciudades, y que tienen otra cultura y culturas muy importantes, distintas  al  modelo capitalista. Ha sido desde entonces, y hasta hoy, sumamente violentadas. Están como en el centro de una disputa por el control territorial para distintos fines” 

libromil2

“Y en ese sentido quiero  entender,  que a partir de 1989 parecería que  empiezan a organizarse más fuertemente y a movilizarse para la defensa de sus derechos, de su territorio, de su vida, de su derecho a vivir, como personas dignas, trabajadoras. Las comunidades se van organizando y movilizando, ellos son probablemente la verdadera oposición política, los que verdaderamente cuestionan este modelo económico y en parte la forma en que se legitima políticamente. Y creo que allí podemos ver como la represión en tiempos dictatoriales estaba expandida.  A partir del 89-90 se va focalizando en quienes luchan, y en particular en los movimientos campesinos, con diferentes niveles de represión, hasta llegar a un nivel de criminalización sumamente grave. Y quiero entender también que eso no es  posible de que se sostenga  si la sociedad  estuviese informada de lo que está pasando, y si no se hubiese construido todo un imaginario en torno el campesinado, que tergiversa realmente lo que el campesinado es, estigmatizándolo, planteándolo como improductivo, como violento. También en un proceso que ha ido en aumento. Me parece que ese es el contexto en que hay que ubicar este caso. Cuando ustedes lean las historias de vida de cada uno de ellos, van a ver claramente, que son personas campesinas que fueron por distintos caminos, muy parecidos. Vienen de la militancia, del núcleo de la iglesia y otros grupos sociales. Van tomando conciencia de la realidad, y de la injusticia que vive el campesinado y se van comprometiendo, organizando y activando políticamente.  Eso finalmente desemboca en uno de los casos más graves de criminalización política que existieron en nuestro país, a partir del 89.”

Finalmente   Perla  Alvaréz  “destacó que el caso jurídico de los compañeros presos políticos esta en estos momentos en la Corte Interamericana de Derechos Humanos.  Desde   mayo pasado, la sentencia está firme por la Corte Suprema de Justicia del Paraguay.  Más adelante cuando  el proceso indique nosotros vamos a pedir otras formas de solidaridad para poder incidir allí.  Otra de las opciones en el marco de la campaña tiene que ver con  lo que Gloria y Milena decían de la invitación a visitarlos. Nada mejor que conocerlos personalmente y para eso el libro es la puerta de entrada importante. Lo invitamos a sumarse a la campaña organizando otras presentaciones o conversaciones. Aprovechar el caso para discutir los cambios necesarios también en este sistema judicial. Muchas veces nosotros apuntamos al cambio del Ejecutivo, al cambio del parlamento, porque el sistema judicial ni siquiera elegimos nosotros. Entonces como el sistema judicial esta orquestado de alguna manera para la persecución y la criminalización de las luchas sociales.   Me parece que es una oportunidad de debatir en el marco de las transformaciones necesarias en busca de ese Teko Pora( Buen Vivir) que queremos y que la campaña se propone fundamentalmente, concretamente liberar a nuestros compañeros .”

 “Queremos tenerlos libres y cuanto antes mejor. No queremos esperar a que Roque cumpla 80 años en Tacumbu, que Arístides cumpla 65, que Bordon cumpla 70 y que Agustín y Basiliano cumplan allí cerca de 70 años, porque ni siquiera sabemos si van a alcanzar esa edad si permanecen en esas condiciones. La situación de encierro les genera una debilitación de su cuerpo y de la mente también”. Queremos la libertad real, concreta y para eso la unión nuestra y nuestra fuerza, por generar cambios que permitan esa liberación, a eso nos convocamos”.

Perla seguidamente se refirió a la exposición del taller de Xilografía:  “El taller de grabado en madera nace a partir del acercamiento con Agustín Acosta y Simeón Bordón, dos de los seis campesinos presos políticos. El grabado en madera o xilografía es una técnica que consiste en realizar incisiones sobre planchas de terciadas de cedro llamadas matrices,  a las cuales se le aplica varias capas de tinta tipográfica negra o de distintos colores para finalmente imprimirlos a mano con cuchara de madera, sobre papel con cartulina en número de copias que cada grabador decide. Esta es la técnica que a Agustín, a Simeón y posteriormente a Gustavo les pareció interesante para enseñar a los internos y de paso ellos podían aprovechar el tiempo que les sobra para aprender nuevas prácticas  artísticas. En ese sentido consideramos el potencial del arte en su sentido político, así los han planteado los instructores del taller en Tacumbú Cesar Chaparro, artista y docente en el Instituto Superior de Bellas Artes y Luis Ocampos Pompa, egresado del Instituto Superior de Arte de la UNA. En poco más de un mes  los internos aprehendieron rápidamente la técnica produciendo obras de muy buena calidad.”

 “Invito  a las personas presentes en el lugar para observar los trabajos de los internos, entre ellos la  de Simeón Bordón,  uno de los presos políticos campesino. De esta manera el Arte opera como una herramienta política, no solo por el  contenido que pudieran desarrollar, sino por el hecho mismo  de desbordarse del contexto en el que se lleva a cabo. El arte no busca responder  todas las preguntas, más bien arroja dudas y certezas. Sin embargo tiene la fuerza suficiente  para asignar los sentidos de la vida. Los internos han podido significar sus deseos, anhelos y sueños a través de imágenes y esto es un estímulo más que fundamental para seguir luchando por su libertad, tanto física como emocional. Eso lo han entendido los seis compas quienes seguirán adelante por más talleres artísticos, para que así  quienes lo desean puedan ir a prestar un poco su tiempo y  su talento para seguir fortaleciendo el vínculo de la población del penal con lo artístico y cultural. Esperamos que disfruten de esta muestra y nos sigan dando muestra de solidaridad hacia todos estos proyectos cuyo objetivo son finalmente la obtención de la pronta libertad de los compañeros.

Esta condena política de los seis campesinos implico para varios referentes muy importantes de la sociedad paraguaya e internacional, la   violación de todas las garantías constitucionales y procesales del debido proceso, igualdad ante la ley.

Demostrándose en este caso, de que en el Paraguay sigue primando la influencia de los poderes económicos y políticos, para condenar a los campesinos, antes que el principio de legalidad establecido en nuestra carta magna. 

Demostrándose, que el Estado de Derecho,  la democracia representativa y participativa solo es una ficción, y que lo que en realidad prevalece en nuestro país es una Dictadura Mafiosa disfrazada de democracia formal; donde la libertad de pensamiento, de expresión , y la  pluralidad ideológica solo son superficiales. Toleradas, si se mantienen dentro de la matriz político-cultural hegemónica al servicio de una elite dominante.

Pero si las personas ejercen su rol de verdaderos ciudadanos, son perseguidos, vilipendiados, estigmatizados como revoltosos, criminalizados, hasta llegar a los crímenes mafiosos más emblemáticos como el asesinato de tantos compatriotas campesinos, obreros, estudiantes, periodistas. Solo por luchar por la verdad y la justicia. 

*Foto de Portada: www.boltxeazalaarchivos.com

*Foto 2: www.movimiento138.com

*Foto 3: www.conamurion.com