Home / Internacionales / UNA INÉDITA CRUZADA ÁRABE BAJO EL MANDO DE ISRAEL
israel

UNA INÉDITA CRUZADA ÁRABE BAJO EL MANDO DE ISRAEL

Por Giulietto Chiesa

UNA INÉDITA CRUZADA ÁRABE BAJO EL MANDO DE ISRAEL

por Giulietto Chiesa – 01 Giugno 2017

 

Como ya es evidente para todos, la parábola de Trump, Riad – Bruselas – Sigonella, fue un desastre político-diplomático. Es hora de preguntarse si un día los historiadores harán un paralelismo perfecto con la “fuga” de 1974 en Medio Oriente de Richard Nixon (cuatro meses después de la cual lo esperaba un vergonzoso Watergate).

No sabemos cuanto tiempo le concederán sus oponentes internos antes de ponerlo en la picota del juicio político. Lo que ocurrió en los últimos días de mayo es de hecho paradójico. Las relaciones en Occidente han quedado profundamente dañadas. Pero también extrañamente modificadas. La Merkel, furiosa, ahora habla de la necesidad de Europa de “andar por su cuenta”. Un Macron beligerante, apenas salido del cascarón, avanza como protagonista en el resurgimiento de la guerra contra Bashar al Assad, es decir, en la provocación a Rusia. Cómo se regularán las relaciones internas en la OTAN no lo sabe nadie, pero todo el mundo sabe que no serán como antes. Esto se aplica a todos, incluyendo a Turquía.

Donald Trump, por su parte, sin consultar a ninguno de sus aliados, marcó el comienzo de una nueva fase de la política estadounidense en Medio Oriente que se centra en Arabia Saudita y tiene como objetivo reunir, bajo la bendición de Washington, a los veinte países árabes sunitas, con el agregado de otros veinte países musulmanes, en una nueva cruzada sunita contra Irán. ¿Pero fue él quien cocinó tal ensalada, sazonada con 100 mil millones de dólares -que se convertirán en al menos 350 en pocos años- para armar la cruzada?

Alguien habló de una “OTAN Árabe”, que obviamente no tendrá este nombre. Pero el significado es el siguiente: una nueva alianza en contra de lo que se considera (y aquí se puede ver muy bien, en forma transparente, la mano de Tel Aviv) el enemigo mortal, el diablo chiíta. La operación tiene, en sentido figurado, las características de un doble salto mortal. Trump va a designar a la cabeza de una coalición “contra el terrorismo en Teherán”, a la cabeza de la serpiente que se llama ISIS. Lo hace justo antes de haber invitado a toda la OTAN a participar en una guerra contra el terrorismo, que se señala como el enemigo absoluto.


Rusia no ha sido mencionada (y sin duda es un hecho significativo). Pero entre los aliados de la OTAN, hay muchos que sienten más bien a Rusia como el enemigo absoluto. Ciertamente más que al DAESH. ¿Y quiénes van a atacar, los aliados de la OTAN? Macron, por ejemplo, recibe a los “asesinos moderados” de Siria y declara que su objetivo es la cabeza de Bashar. Resumiendo (si es posible): ¿la “OTAN Árabe” se prepara para golpear al ayatollah, con el aplauso de la América de Trump, mientras que la OTAN Europea se prepara para golpear a Bashar, sin la aprobación de Trump?

No exactamente. De acuerdo a lo escuchado al general Herbert MacMaster, el número uno de la Seguridad Nacional, la Cruzada Árabe deberá atacar no sólo a Teherán sino también a Damasco. El cielo de Oriente Medio está en riesgo de volverse muy concurrido. Demasiado. Por lo tanto, es necesario un estado mayor conjunto de las dos coaliciones, la vieja y la nueva inaugurada por Donald Trump y Riad. Lo que queda claro es que no habrá ninguna guerra (salvo la de Moscú y Damasco) contra el único terrorismo que existe en la actualidad: el wahabita que, además de permanecer en Siria y en Irak bajo la protección de Occidente, pone bombas en Europa. Y el comando general del imperio dirigirá las dos coaliciones contra Rusia e Irán.

Esto es lo que el equipo de Trump ha establecido hasta ahora. Queda por ver cuánto tiempo este equipo permanecerá en el mando, siendo evidente que la Europa que cuenta se ha manifestado en contra. Sería útil tener presente la posibilidad de que la “Cruzada Árabe” habiendo adquirido una estructura permanente, dotada de un mando unificado, con las armas necesarias para volverse temible (todas cosas nuevas, que han sido decididas en Riad), decida seguir su camino, siguiendo las indicaciones de Tel Aviv, que se ha convertido en Jerusalén, y no el de Washington y Bruselas.

Extraído de: it.sputniknews.com

Foto © AP Photo/ Gali Tibbon